EN MEDIO DE ALERTA, BRITISH AIRWAYS CANCELA SEGUNDO VUELO A EEUU

Londres, 02 Diciembre 2004. British Airways, la mayor aerolínea de Europa, cancelo un vuelo de Londres a Washington debido a las drásticas medidas de seguridad que ha implementado Estados Unidos.

Es la séptima ocasión en más de una semana que preocupaciones de  seguridad obligan  una medida similar; ya que el gobierno estadounidense ha ordenado que las aerolíneas internacionales coloquen guardias armados en determinados vuelos, además envió aviones caza a escoltar algunos vuelos que entraban en su espacio aéreo.         

British Airways (BA) no dio explicaciones detalladas sobre la suspensión de su vuelo 223, que también fue cancelado el jueves. Así un portavoz  señalo “ Ha sido cancelado, eso se basó en consejo del gobierno británico por una razón de seguridad”.

El mismo vuelo del miércoles, en vísperas de Navidad, fue detenido durante horas en la pista del Aeropuerto Internacional Dulles de Washington. Los pasajeros fueron interrogados, pero nadie fue arrestado.

Dos vuelos de AeroMéxico y tres de Air France con destino a Los Ángeles también fueron cancelados esta semana.

El viernes, el Wall Street Journal en su versión europea dijo que los vuelos de Air France fueron cancelados porque la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos había confundido los nombres de varios pasajeros con los de presuntos terroristas.

Philip Baum, editor de la publicación especializada Seguridad Internacional de la Aviación, dijo que sospechaba que BA suspendió los vuelos por información de inteligencia más que por preocupaciones sobre los nombres en las listas de pasajeros, “Sospecharía que estuvieron recogiendo discusiones de los servicio de inteligencia”, dijó.

Señaló,  "Creo que debe ser información de inteligencia creíble que indique que ciertas aerolíneas que operan determinadas rutas, son potenciales blancos de ataques terroristas."

Baum dijo que la otra posibilidad era que Washington había ordenado que el vuelo llevara guardias armados tras la alerta de la víspera de Navidad, pero que los pilotos de BA habían decidido que era tan elevada que no iban a volar.

Gran Bretaña dijo el domingo que pondría guardias armados en algunos vuelos, pero los pilotos británicos se oponen firmemente a llevar armas en aviones.

"No se está haciendo lo suficiente en cuanto a la seguridad en tierra," dijo el viernes un portavoz de la Asociación de Pilotos de Aerolíneas Británicas. Asimismo señaló "Nadie está tratando este tema seriamente. El énfasis parece estar en el avión una vez que está en el aire y eso es demasiado tarde."

El gobierno estadounidense elevó su alerta nacional de seguridad al segundo nivel más elevado antes del período de Navidad, temiendo una reedición de los sucesos del 2001. (Reuters)