GENERA POLÉMICA EL REFERÉNDUM SOBRE GAS EN BOLIVIA

 

LA PAZ, Bolivia. 06 Enero 2004. La convocatoria realizada por el presidente Carlos Mesa sobre un referéndum para el 28  de marzo sobre el destino de las  vastas reservas de gas nacional desató un polémica sobre el eje de la consulta.

El gobierno considera que, pese a que una venta de gas a California aparentemente naufragó, aún hay otros mercados potenciales en ultramar, por lo que es pertinente la consulta al pueblo sobre si está de acuerdo con la exportación, y en tal caso, por qué puerto debería hacerse.

Pero sectores opositores de izquierda, algunos indigenistas, a los que el presidente considera "ultra radicales" sostienen que el referéndum debe apuntar a la  reestatización de los hidrocarburos, y otros dicen que no debe hacerse.

Mesa, anunció el domingo que el referéndum se hará de cualquier modo el 28  de marzo, cinco días después de la conmemoración de la pérdida de la costa boliviana en la guerra con Chile de 1879, es importante que el presidente boliviano   llegó a la presidencia el 17  de octubre al cabo de una revuelta popular de una revuelta popular contra la exportación de gas a Norteamérica, especialmente si se hacía por un puerto chileno.

Roberto de la Cruz, dirigente sindical de la vecina ciudad de El Alto, escenario de la insurrección de octubre que dejó 56 muertos y obligó a la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, señaló que el referéndum ya se hizo con esa protesta y que ante la posible exportación "la respuesta es: no".

A su vez, el diputado y dirigente de los campesinos cultivadores de hoja de coca Evo Morales dijo que lo que debe preguntarse en la consulta es si el pueblo está de acuerdo "con la recuperación de los hidrocarburos" para el estado, es decir, expropiarlos de las transnacionales petroleras.

Morales matizó la exigencia al señalar que si bien la explotación petrolera y la propiedad sobre los hidrocarburos debe devolverse al estado boliviano, las transnacionales podrían seguir operando en Bolivia prestando servicios a la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Funcionarios del gobierno dijeron a la prensa que Bolivia, pese a que perdió la posibilidad de vender gas a Estados Unidos tras la crisis y la decisión de Mesa de convocar al referéndum, puede vender el gas a otros destinos de ultramar, como Japón, Europa y México.