ECUADOR INSISTE EN UN CONTROL RUTINARIO PARA CAPTURAR GUERRILLEROS

BOGOTA, Colombia. 06  Enero 2004. Lucio Gutiérrez, presidente de Ecuador, aseguró que la captura de un líder colombiano  en Quito, obedeció a un control rutinario adelantado por la policía de este país, en medio de una fuerte polémica sobre el caso.

 Así, Gutiérrez dijo a Radio Caracol de Colombia "Nosotros no habíamos estado siguiendo a esta persona que resultó ser un importante líder guerrillero. Simplemente son acciones de rutina de control de personas, si se quiere sospechosas". Y agregó "Cuando hay algún pedido de las policías internacionales obviamente esos controles se extreman, en este caso hubo un pedido de la Interpol y también hubo un intercambio de inteligencia con la policía de Colombia”.

Según Gutiérrez, el hecho de que Simón Trinidad haya presentado documentación de identidad falsa al momento de ser controlado por la policía, facilitó su captura y posterior deportación a Colombia.

La captura en Quito del jefe guerrillero Simón Trinidad el viernes ha generado una polémica entre algunas autoridades de Ecuador y Colombia, sobre la naturaleza del operativo que permitió la detención.

En Colombia, el ejército reveló el domingo un vídeo que muestra que Trinidad era seguido en sus desplazamientos por Quito. Además, fuentes de inteligencia militar han dado cuenta que la operación de captura fue producto de meses de investigaciones.

El ministro de Defensa de Colombia, Jorge Alberto Uribe, agradeció el sábado a los militares colombianos y al gobierno de Estados Unidos por la captura, pero el lunes un vocero del Departamento de Estado en Washington dio el crédito a la policía de Ecuador.

Sin embargo, ahora el ministro Uribe entregó el mayor el crédito a las autoridades de Ecuador por la detención de Trinidad, cuyo nombre real es Ricardo Palmera Pineda.

"Indudablemente, el gran mérito es de las fuerzas de policía ecuatorianas", dijo el martes Uribe a la Radio W FM.

El ministro del Gobierno de Ecuador, Raúl Baca, anunció que investigará este caso para aclarar la verdad en torno al mismo, tarea a la cual se sumará el Congreso de ese país.

Gutiérrez reiteró que tras la captura del líder guerrillero se comunicó con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, para darle la noticia.

El mandatario ecuatoriano pidió apoyó para el presidente Uribe en su propósito de devolverle la paz a Colombia, a la vez que se mostró partidario de una salida negociada al conflicto armado de casi cuatro décadas.

"Yo creo que como corolario todos deberíamos hacer esfuerzos para que el conflicto colombiano llegue a una solución pacífica y definitivamente el mejor camino es el diálogo. Me atrevería, como ciudadano americano, en pedirle a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se siente a dialogar", concluyó Gutiérrez. (AP).