UNA BOMBA MATA A 10 PERSONAS EN AFGANISTÁN

KANDAHAR, Afganistán. 06 Enero 2004. Subrayando la violencia que persiste en el país, tras dos años del derrocamiento del Talibán, una bomba amarrada a una bicicleta mató al menos a 10 personas, la mayoría niños entre siete y 15 años, los cuales estaban jugando en un baldío cercano.

Asimismo, unas 58 personas fueron heridas, varias de ellas de gravedad,  dijeron las autoridades, quienes fueron llevadas a la base militar de Estado Unidos en Kandahar, para que recibieran tratamientos de emergencia.

El soldado Amanula Popolzai  dijo a las autoridades que arrestaron a un hombre que intentaba huir del lugar poco antes de ocurrir la explosión explosión. El hombre, que parecía de origen afgano, fue capturado cuando intentaba ocultarse en una vivienda cercana. Reiterando así "Esto es obra de los talibanes. El hombre parecía un combatiente talibán".

En Kabul, la capital, el presidente Hamid Karzai interrumpió conversaciones con delegados que acababan de ratificar una nueva constitución, para condenar el ataque como "un acto de barbarie".

Soldados de Estados Unidos que van de la base aérea a otra base en la ciudad donde se aloja un equipo de reconstrucción cívico-militar, usan frecuentemente la ruta donde la bomba fue colocada.

El sur y el este de Afganistán se han visto afectados por una serie de tiroteos, secuestros y atentados con explosivos contra civiles y soldados. Los talibanes se han atribuido muchos de los ataques.

El lunes en la noche, desconocidos atacaron las oficinas de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas en Kandahar, arrojando una granada y haciendo varios disparos, pero sin causar víctimas. (AP)