La Realeza, en Problemas; Aparece Carta de Lady Di

LONDRES, 6 de enero (Notimex).– El príncipe Carlos de Inglaterra era la persona que intentaba quitarle la vida a su esposa, la princesa Diana de Gales, según apuntó ella misma en una misiva escrita 10 meses antes de su muerte, dio a conocer hoy la prensa británica.

La carta de Diana, revelada en su totalidad por el tabloide Daily Mirror en su edición de este martes, coincidió con el sorpresivo aplazamiento de la investigación sobre la muerte de la princesa, a sólo unos minutos de que fuera iniciada formalmente.

La misiva de Lady Di había sido sacada a la luz hace unos meses por Paul Burrell, el mayordomo de ésta, quien sin embargo había tachado el nombre de la persona a la que señalaba la princesa, con el fin de evitar problemas con la familia real.

En el texto ya sin omisiones. la princesa reveló “esta fase particular de mi vida es la más peligrosa, mi marido está planeando un accidente automovilístico, fallas en los frenos y una lesión en la cabeza, para dejarle el camino libre para casarse”.

El “Daily Mirror” decidió publicar la carta sin la censura, aun sin el consentimiento de Burrell, por considerar que no había nada que ocultar ya que a la luz de la investigación sobre la muerte de princesa, el contenido de la misiva sería conocido tarde o temprano.

En declaraciones a la cadena británica Sky News, Burrell dijo este martes que nunca fue su intención publicar el nombre del príncipe Carlos y que “no estaba muy feliz” con la actuación del tabloide, por lo que ya está consultando a sus abogados.

Varias publicaciones y agencias británicas fueron aconsejadas para abstenerse de mencionar el nombre de la persona de la realeza a la que Diana señalaba como su presunto homicida.

Sin embargo, el mayordomo, quien durante mucho tiempo mantuvo guardada la carta de Diana que le habría sido entregada por ella misma apenas 10 meses antes de su muerte “por si acaso’, ha dicho que entregará la carta para la investigación sobre el incidente.

Al mismo tiempo este martes, el juez Michael Burgess, designado para conducir las pesquisas sobre las muertes de Diana y su compañero sentimental Dodi Al Fayed, anunció que las investigaciones se aplazarán al menos un año más.

Burgess explicó que el aplazamiento, anunciado apenas a unos minutos de que se hubiera declarado abierta la pesquisa, se debe a que el juez ha ordenado al comisario de la policía metropolitana de Londres, John Stevens, que investigue sobre el accidente.

De acuerdo con las ordenes de Burgess, Stevens investigará sobre los rumores que aseguran que Diana y Al Fayed fallecieron a causa de un hecho provocado y no accidental, versión esta última la que manejó la pesquisa que se llevó a cabo en París.

“Estoy consciente de que hay especulaciones acerca de que estas muertes no fueron el resultado de un triste, pero relativamente claro, accidente automovilístico”, apuntó el juez al dar cuenta de su decisión.

El juez indicó que las conclusiones de Stevens le ayudarán a decidir si la investigación tiene que analizar todas las interro-gantes que existen en torno a este caso.

Diana y Al Fayed fallecieron el 31 de agosto de 1997 en un accidente automovilístico en París, Francia, cuando presuntamente pretendían escapar de los fotógrafos que intentaban captarlos.