Que Expliquen Operativos en Aeropuertos: Diputados

 

JACQUELINE RAMOS

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha documentado en el aeropuerto capitalino múltiples abusos hacia los usuarios de las aerolíneas, y no sólo hacia aquellos que viajan a Estados Unidos, sino también para los que esperan abordar vuelos con destinos distintos.

La institución, cuyos visitadores están en el sitio, afirmó que existe ahí una generalizada carencia de información clara, suficiente y puntual de las autoridades hacia los viajeros a Estados Unidos sobre los procedimientos de revisión a los que son sometidos.

A los propios representantes de la CNDH se les prohibió, por parte de agentes aeroportuarios, realizar grabación de imágenes en video, pese a que se trata de una práctica habitual en sus diligencias y a estar cumpliendo actuaciones contempladas por la ley, en tanto que se trata de personas que cuentan con fe pública cuando realizan sus labores.

Al respecto, en un comunicado, la CNDH lamentó la innecesaria tensión que esta actitud ha generado al no darse al personal comisionado las facilidades indispensables para realizar sus funciones.

La actuación de los visitadores de la CNDH al recorrer instalaciones del aeropuerto, donde se atiende la documentación de personas y equipajes, reveló también que la carencia de información al público contribuye a que la revisión se convierta en un hecho no sujeto a las formalidades que deben cumplir los servidores públicos cuando están en funciones, dando lugar a posibles acciones discrecionales indignas y humillantes.

Entre ellas, dijo la CNDH, obligar a un pasajero que transportaba un queso a partirlo con los dientes para constatar que no se trataba de disfrazar un recipiente de objetos peligrosos, o el caso de una pasajera obligada a aplicarse allí mismo el perfume “sospechoso” de ser otro tipo de líquido.

En otros casos, un viajero debió despojarse de unos chocolates, porque, a decir de un revisor, podría tratarse de un explosivo plástico. Otra pasajera con destino a Estados Unidos tuvo que deshacerse de una vajilla debido a que ésta tenía un filo metálico que podría convertirse “en un arma”.

Los visitadores de la CNDH también tomaron nota de que el dispositivo, tal como comenzó a ser aplicado, no evita las revisiones especiales a pasajeros que esperan abordar vuelos con destinos distintos a Estados Unidos.