No se Permitirán Abusos en Supervisiones, Advierte Segob

 

ADOLFO SANCHEZ

 

En el operativo de seguridad de nivel tres que han instrumentado las autoridades federales, no se ha permitido ni se permitirán actos de autoridad de funcionarios de otros países, manifestó la Secretaría de Gobernación, al señalar que las decisiones relativas a los dispositivos de seguridad y su instrumentación, corresponden de manera exclusiva a las autoridades mexicanas, en el marco de los compromisos del gobierno de la República o la comunidad internacional para enfrentar y combatir al terrorismo.

Aseguró que las revisiones a los pasajeros son realizadas exclusivamente por personal de las aerolíneas y elementos de las empresas de seguridad privada o policía auxiliar contratadas por los concesionarios de las terminales aéreas.

Indicó que la Policía Federal Preventiva realiza labores de supervisión y coordinación en las terminales aéreas para garantizar que los procedimientos establecidos y las mebidas preventivas se cumplan.

En las aeronaves mexicanas, sobre las que existe información de que pudieran ser objeto de algún atentado, aseveró, únicamente viajan elementos del grupo de operaciones especiales de la PFP; en tanto que en los aviones, con matrícula extranjera -hasta ahora únicamente de Canadá y EU-, se trasladan integrantes de corporaciones policiacas de esas naciones, quienes antes de abandonarlas, entregan a elementos de seguridad pública las armas que portan para su custodia, las cuales son devueltas al volver a sus países de origen.

Hizo notar que los oficiales de enlace del Departamento de Seguridad que, previa acreditación por la embajada de EU en México, colaboran en el intercambio y análisis de información sobre los pasajeros y aeronaves con destino a su país, no realizan actos de autoridad alguno ni participan en las revisiones.

Ante la circunstancia de enfrentar una amenaza creíble en relación con posibles atentados contra terminales aéreas o aeronaves mexicanas, expuso, el Gobierno Federal ha instrumentado una serie de acciones con base en los tratados internacionales sobre el combate al terrorismo que, en el marco de la ONU y la OEA, está obligado a cumplir, privilegiando el respeto a la soberanía nacional.