PGR Desdeña a Carpizo

 

Jorge Carpizo MacGregor no tiene derecho a acceder a las constancias de la indagatoria sobre las acusaciones que hizo al cardenal de Guadalajara, Jalisco, Jesús Sandoval Iñiguez, por no tener el carácter legal de víctima u ofendido dentro de la indagatoria, afirmó hoy la Procuraduría General de la República, y señaló que era obligatorio para el Ministerio Público de la Federación negarle el acceso a las constancias de la averiguación previa correspondiente.

En relación con las declaraciones del ex secretario de Gobernación, el 27 de noviembre del 2003, el Ministerio Público de la Federación dictó un acuerdo   que, en cumplimiento a los artículos 20, apartado b), de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 16 y 141 del Código Federal de Procedimientos Penales, se le notificó a Carpizo MacGregor que por no tener el carácter legal de víctima u ofendido dentro de la indagatoria era obligatorio para esa representación social federal el negarle el acceso a las constancias de la averiguación previa número PGR\024\LD\2003 y su acumulada 636\FEADS\2003.

Lo anterior, porque expresamente el artículo 16 del Código Federal de Procedimientos Penales señala que a las actuaciones de averiguación sólo podrán tener acceso el inculpado, su defensor, la víctima u ofendido o su representante legal, “siendo evidente que Carpizo no tiene el carácter de víctima u ofendido, pues no tiene derecho a la reparación del daño ni es sujeto pasivo de los hechos investigados”.

Puntualizó que el actuar de manera diversa permitiendo el acceso a quienes por ley no tienen ese derecho, sería violentar las normas jurídicas que rigen la actuación del Ministerio Público de la Federación en la integración de las averiguaciones previas e, incluso, incurrir en responsabilidad administrativa o penal, como expresamente lo dice el mencionado artículo 16 del Código Federal de Procedimientos Penales.

Resaltó la dependencia de procuración de justicia federal que el acuerdo no fue impugnado por ningún medio ordinario o extraordinario por parte de Carpizo MacGregor, “lo que jurídicamente significa que consintió su legalidad y estuvo de acuerdo en que no le corresponde el derecho a tener acceso a dicha indagatoria y, como consecuencia de ello, tampoco a ser notificado de las resoluciones que en ella se dicten”.

En relación con su declaración, en el sentido de que el no ser notificado del no ejercicio de la acción penal le impidió impugnar la determinación, por medio del juicio de amparo, “el artículo 10 de la Ley de Amparo es categórico, al señalar que sólo tienen derecho a acudir a este medio de impugnación la víctima y el ofendido, titulares del derecho de exigir la reparación del daño, o la responsabilidad civil proveniente de la comisión de un delito...”.

Reiteró que si la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada no notificó dicha determinación fue en estricto cumplimiento de la ley, “como ha quedado evidenciado, y atendiendo a que ya había consentido una anterior resolución, en la que se le expresa que no tiene derecho a acceder a las constancias de la indagatoria por no estar dentro de los supuestos jurídicos previstos por el artículo 16 del Código Federal de Procedimientos Penales”.