Vía Pública

 

 

 

BUSH. Si el Presidente Vicente Fox y su secretario de despacho de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, creen en las promesas de George W. Bush, allá ellos. Pobrecitos.

EMIGRACION. Bush, como sabríalo el caro leyen-te, anunció con fanfarrias que presentará al Congreso de Estados Unidos propuestas en materia de emigración e inmigración.

ACLARACION. Aclárese aquí la diferencia entre los conceptos emigración e inmigración. Los que marchan a EU emigran. Pero ya arribados al país vecino son inmigrantes.

DIFERENCIA. Esa diferencia es importante. Las propuestas de Bush tienen por propósito organizar -o, en otras palabras reglamentar- la emigración de mexicanos hacia EU.

TEMPORAL. Bush persigue que los mexicanos que emigran a su país lo hagan “legalmente”. Es decir, con documentos en la mano. Con visas de trabajo temporales.

PROGRAMA. Y conforme a un programa de contratación de mano de obra mexicana en EU, la contratación de los connacionales se haría según las demandas de empleo.

CANADA. Ese programa sería similar al que existe en Canadá, según un acuerdo con México. Tantos empleos disponibles, tantos trabajadores mexicanos contratados.

HUESPEDES. Así, a los trabajadores mexicanos se les consideraría “huéspedes” en EU. De esa forma, los mexicanos no tendrían que emigrar por su cuenta al país vecino.

PREMISA. Esta parte de la propuesta bushiana tiene por pivote una premisa que, a la luz de la realidad socioeconómica de México, resulta colosalmente falsa.

CONVENIO. Y la falsedad de esa premisa se sustenta sobre la percepción -si no es que la certidumbre- de que los mexicanos emigran impulsados por su espíritu aventurero.

ROMERO HICKS. Esa burrada es de la autoría de cierto gobernador apellidado Romero Hicks, de Guanajuato, cuya insensibilidad parece tan notoria como su sandez.

FOX. Supondríase que ese parecer del mandatario guanajuatense es compartido por el Presidente Fox, dada la incontrolable inclinación a ver las cosas en blanco y negro.

PERCEPCION. Y no sorprendería tampoco confirmar que Bush comparte también ese parecer del gobernador Romero. Los mexicanos cruzan desiertos y montañas sólo por aventureros.

AVENTUREROS. Por supuesto, no descartaríase que hay mexicanos que emigran por afán de aventura, pues tal es la naturaleza humana. Buscar nuevos horizontes. Por descubrir.

CAMINAR. Pero emigrar es, en sí, una aventura: caminar miles de kilómetros por desiertos y montañas, exponerse a peligros enormes e inclusive al riesgo de morir.

PELIGRO. Es aventura arriesgada desde el momento mismo que un emigrante se pone en contacto con un “pollero”. Es aventura la incertidumbre con respecto a su futuro en EU.

MOTIVOS. Emigrar es una aventura. Pero no un móvil. En cualquier ciudad en México es aventura salir a la calle, dada la acusada inseguridad pública. Como en Guanajuato.

DESESPERACION. Esto nos lleva otra vez a las premisas de la lógica de la emigración indocumentada. Esa premisas se sincretizan en un impulso poderoso: el de la desesperación.

SUPERVIVENCIA. Desesperación por sobrevivir. Subsistir. Supervivencia. Los mexicanos emigran porque la pobreza, la falta de oportunidades y la desesperanza los impulsan a ello.

EMPLEO. Emigran en pos de empleos. De ingresos. De oportunidades de mejorar. Empujados por la desigualdad y la injusticia prevalecientes en nuestra economía y vida social.

SUEÑO. Pero atraídos por realizar el “American dream”. No vivir nunca más la angustia de las carencias. No tener problemas para subsistir. Vivir plenamente. Ser ricos, pues.

PROPUESTAS. Por ello, la propuesta de Bush se antoja ajena a la realidad socioeconómica de México. Ignora los factores que empujan a un mexicano a irse a la aventura de emigrar.

ATOLE. Y si a ello se suma que Bush anuncia sus propuestas sabedor que el Congreso de EU no las debatirá en el 2005, sospechamos que le está dando atole con el dedo a Fox.

APACIGUAR. Las propuestas de Bush tienen también por propósito apaciguar ánimos en México, encendidos por la ocupación estadounidense de nuestros aeropuertos comerciales.

Léanos también en www.excelsiorinternet.com y escríbanos a ffernandezp@terra.com.mx