LA MEDIDA MIGRATORIA “FICHARÁ A LOS INDOCUMENTADOS”: GARCIA REYES

México, 09 Enero 2004. Después de los atentados del 11 de septiembre 2001, los estadounidenses buscan y luchan para evitar que se repitan acciones similares, así el experto en geopolítica Miguel García Reyes consideró que el plan de reforma a la política migratoria anunciado por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que contempla la otorgación temporal de empleos, representa una medida de seguridad nacional más para ese país.

El investigador del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, señaló que con la medida se busca tener control de los millones de inmigrantes que se encuentran en la Unión Americana en calidad de legal o de indocumentado.

García Reyes explicó que independientemente de que el Congreso de ese país apruebe la propuesta de reforma migratoria, que sería hasta dentro de dos o tres años, con la medida ficharían a cada uno de los indocumentados y tendrían una lista de las personas que entran y salen de su territorio.

Reconoció que la propuesta del presidente Bush efectivamente representa un avance dentro de la agenda bilateral entre México y Estados Unidos, porque se logró que el Ejecutivo Federal estadounidense colocará, el tema de la migración en la mesa de debate y discusión de su Congreso, pero además es un asunto que nos interesa más a los mexicanos

Entre las ventajas que ofrece la propuesta de Bush, indicó, son que los "ilegales" podrán tener opciones para regularizar su situación, salir y entrar de Estados Unidos y llevar a su familia, por lo tanto no serían objeto de maltrato, discriminación o deportaciones.

Sin embargo, precisó, si se Estados Unidos para protegerse de actos terroristas y de cuidar sus fronteras, buscarían controlar a por lo menos 10 millones de inmigrantes ilegales, de los cuales por lo menos seis millones son de origen mexicano. (Notimex).