Descartado, el Robo de Material, Dice

 

El procurador general de Justicia del Distrito Federal, Bernardo Bátiz Vázquez, aseguró que el corte de cableado eléctrico en la estación San Antonio de la Línea 7 del Metro, ocurrido el pasado martes, fue hecho de manera intencional por gente que conoce el lugar y maneja las herramientas del Sistema de Transporte Colectivo.

Fueron siete cortes en el cableado. El objetivo era detener el funcionamiento de la línea, toda vez que no hubo robo de cables como se había mencionado, y para tal acción se utilizó herramienta que se maneja al interior de ese medio de transporte, indicó Bátiz Vázquez, y anticipó: ya se tiene identificado un posible camino de entrada y salida de quienes hicieron este trabajo.

Se cuenta, incluso, con la declaración de los policías auxiliares que estaban a cargo de la vigilancia, y sólo falta que comparezcan algunos empleados, señaló Bernardo Bátiz, al ser entrevistado tras la reunión del gabinete de seguridad, donde el jefe del gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, comentó que el per-cance  ocurrido el martes pasado en la línea 7 del Metro se debió a un corte de cable, pero “no se tiene confirmado que haya sido provocado por el robo de este matncial”.

Esperaremos los resultados de la investigación que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) realiza sobre la falla referida, indicó, en tanto que Bernardo Bátiz abundó que aún existe trabajo pericial inconcluso y que no se tienen sospechosos, por lo que se recaba información de las personas que tuvieron acceso al lugar horas antes de los hechos.

Dijo que los autores trataron de cubrir el corte con tela de aislar, “pero se percibe que a los responsables no les dio tiempo de terminar el trabajo y quedaron algunas mangueras sueltas, lo que provocó un cortocircuito y un pequeño  incendio’’, señaló.

Por otro lado, el funcionario informó que continúan las investigaciones de los homicidios a personas de la tercera edad, y que pronto se dará a conocer el retrato hablado de uno de los presuntos responsables.

Destacó que hasta el momento la dependencia a su cargo analiza entre los casos de asesinatos ocurridos en los últimos dos años para detectar si existe alguna similitud.

Añadió que hasta el momento sólo se tiene el homicidio de una persona de la tercera edad ocurrido en la Unidad Cuitláhuac, mientras que en Azcapotzalco, se trató de dos robos.

De su parte López Obrador refirió las declaraciones del líder del PRD en la capital, Agustín Guerrero, en torno de que se trabaja para que en el 2006 se apoye a López Obrador para la Presidencia de la República, el Ejecutivo local afirmó que no entrará en esa discusión.

Reiteró que deben darlo por muerto para las elecciones presidenciales de 2006, toda vez que en estos momentos lo más importante para él es trabajar para el Distrito Federal en 2004 y 2005. (NTX)