FUERZA PAQUISTANÍ FORMARÁ MILICIA PARA CAPTURAR PRESUNTOS TERRORISTAS

WANA, Pakistán, 12 Enero 2004. Después de una operación realizada la semana pasada por el ejército paquistaní para capturar a presuntos terroristas de al-Qaida en el sur de Waziristán, una zona tribal semiautónoma ubicada junto a la frontera, que se considera un posible escondrijo para Osama bin Laden; miembros de tribus paquistaníes formarán una milicia para ayudar al gobierno a capturar a  terroristas, informaron el día hoy  las autoridades.

Los sospechosos se escabulleron y las autoridades paquistaníes presionaron a los miembros de la tribu _ muy conservadores y con una tradición de independencia del gobierno central _, para que los encuentren y entreguen, así como a presuntos partidarios locales.

Ramatulá Khan Wazir, un alto funcionario gubernamental en Wana, el centro administrativo del sur de Waziristán, dijo a The Associated Press que los ancianos de la tribu Wazir se reunieron el lunes y decidieron crear una milicia tribal para capturar a presuntos miembros de al-Qaida e integrantes de la milicia Talibán, derrocada en Afganistán.

"Hemos recibido una respuesta positiva de la tribu Wazir", dijo Wazir, quien también es miembro de ella. "Nos darán todo su apoyo para arrestar a cualquier terrorista extranjero, si se esconde allí".

La fuerza se conformará en dos días e intentará encontrar a los fugitivos, dijo Wazir. No se especificó cuál será su tamaño ni cuánto tiempo existirá.

Ningún sospechoso extranjero o local fue atrapado durante el operativo de la semana pasada, aunque se detuvo a 28 miembros de la tribu para interrogarlos y posteriormente fueron puestos en libertad.

Cuando los soldados regresaban a su campamento base en Wana después del operativo del jueves, dos cohetes se estrellaron contra una barraca, matando a cuatro y dejando varios lesionados.

El ejército paquistaní dijo que el ataque no está vinculado a la búsqueda.

Las autoridades le dieron el sábado un ultimátum de dos días a los líderes tribales para que entreguen a tres miembros de la tribu que se cree protegen a los extranjeros. El plazo concluyó el lunes, pero aparentemente no se entregó a nadie ni hubo sanciones. (AP)