PRESIDENTE ISRAELÍ INVITA A SIRIO ASSAD A CONVERSAR

Jerusalén, 12 Enero 2004. El presidente israelí, Moshe Katsav, invitó este lunes a su homólogo  sirio Bashar al-Assad a visitar Jerusalén para negociar con líderes israelíes, pero Damasco rechazó la oferta por considerarla "no seria."

Aunque los poderes del presidente israelí son más casi sólo ceremoniales, su apelación se sumó a las presiones sobre la coalición de gobierno de Sharon para que el líder derechista responda favorablemente a un reciente llamado de Assad de reanudar las conversaciones de paz estancadas desde el 2000.

En respuesta a la invitación, la ministraa sirio de Expatriados, Buthania Shaabam, dijo a la cadena estadounidense CNN: "Necesitamos una respuesta seria, ésta no es una respuesta seria."

La ministro sostuvo que Israel necesita decir si estaba interesada en reanudar las conversaciones de paz en el punto donde quedaron paralizadas hace cuatro años.

Negociaciones en Shepherdstown, Estados Unidos, entre Israel y Siria terminaron sin acuerdo sobre el futuro de los Altos de Golán ocupados por Israel, que dominan el Mar de Galilea, la mayor reserva de agua del estado judío.

Los funcionarios han dicho que ambas partes, aún técnicamente en guerra, están divididas solamente sobre el tema del control de una estrecha franja de tierra al filo del agua. En Israel había entonces un gobierno de centroizquierda.

Siria ha dicho que desea que las conversaciones se reanuden en el punto donde se suspendieron, lo que forzaría a Sharon antes de sentarse en una mesa de negociaciones, a retirarse de casi todas las Alturas de Golán.

Sharon siempre se ha opuesto a una retirada de la estratégica meseta, capturada por Israel en la guerra del Oriente Medio de 1967 y anexada en 1981 en una decisión no reconocida por la comunidad internacional.

Sharon dijo el día anterior que Israel está dispuesto a conversar solamente si Damasco suspende su apoyo a los "agentes terroristas," una referencia israelí a los grupos militantes palestinos y la organización Hizbulah del Líbano.

Israel ha expresado anteriormente preocupaciones de que las los gestos de paz de Siria estén mayormente dirigidos a mejorar las relaciones con Washington que a llegar a un acuerdo real. Sin embargo, algunos políticos israelíes han dicho que Israel, estancado con los palestinos en el proceso de paz, debe negociar con el líder sirio, que se debilitó por la invasión de Estados Unidos a Irak y podría estar abierto a concesiones.

Katsav dijo que Israel desconoce la posición negociadora inicial de Siria, pero si Assad está dispuesto seriamente a comenzar las conversaciones "desde cero" debía usar los canales diplomáticos e incluso invitar a dirigentes israelíes a Damasco.

Yossi Olmert, un analista israelí, dijo que Assad podría ayudar a dispersar algunas dudas sobre su disposición a la paz con un gesto humanitario, como la repatriación de los restos del espía israelí Eli Cohen, ahorcado en Damasco en 1965. (Reuters)