FOX EXPRESÓ SU  "APOYO TOTAL" A BUSH POR LO REALIZADO EN IRAK

Monterrey, N.L., 13 Enero  2004. El presidente de México Vicente Fox, le expresó su "apoyo total" a su homólogo estadounidense por lo que hizo en Irak, a través de una intervención militar unilateral, pese a que nunca Washington consiguió la aprobación de la comunidad internacional como dicta la carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En conferencia de prensa al término de su reunión bilateral con Bush, en el marco de la Cumbre Extraordinaria de las Américas que se realiza en Monterrey, Nuevo León, Fox caracterizó a la guerra unilateral de Estados Unidos en Irak, como una medida necesaria para prevenir el terrorismo.

"Es la razón por la que felicitamos al gobierno de Estados Unidos, porque detuvieron a Saddam Hussein y será llevado a juicio para ser juzgado. Apoyamos totalmente eso y felicitamos al presidente Bush y a Estados Unidos por ese muy importante logro", acotó Fox.

En un nuevo ambiente de amistad, Fox parece que se le olvidó que la acción militar estadounidense en Irak, violó las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que prohibía la acción militar estadounidense para remover al régimen de Hussein.

Las resoluciones del Consejo de Seguridad establecen que en el caso de Irak, la acción militar se dictaría por los 15 países miembros del órgano más importante de la ONU, cuando se determinara y comprobara que el régimen de Hussein representaba una amenaza para la seguridad mundial, al poseer armas de destrucción masiva como siempre argumentó Bush.

México como parte de los 10 países miembros rotatorios en el Consejo de Seguridad de la ONU, el año pasado, se opuso a la acción unilateral de Estados Unidos, lo cual provocó una fricción en la relación bilateral y en la amistad de los presidentes de ambos países.

La remoción de Hussein "es por el bien de todas las naciones, de todas las familias, y de toda la población del mundo que desea vivir en paz y sin terrorismo", asentó Fox.

Bush, por su parte, reiteró su posición unilateralista en Irak al indicar que este país sin Hussein, es ahora una nación libre, con lo que se fortalecen las garantías de seguridad para Estados Unidos. "La decisión que tomé fue la correcta y la historia demostrará que fue la decisión adecuada para el mundo", indicó Bush, quien no desaprovechó la oportunidad para señalar que Fox es para él "lo suficiente amigo como para que exprese su opinión sin que se pierda la amistad".

En pleno marco de la reunión continental, el presidente de Estados Unidos para refrendar que sigue vigente su amistad con el presidente de México, anunció que lo invitaba, junto a su esposa Marta Sahagún, para que lo visite el 5 y 6 de marzo, a su rancho en Crawford, Texas, el que por dos años 4 meses estuvo reservado para recibir en plan de amigos y en corto, a otros dignatarios, pero no al mexicano.

"El tirano (Hussein) no volverá para amenazar al pueblo de Irak, estos ciudadanos no sólo podrán vivir en una sociedad libre del dictador más brutal que ha tenido el mundo", remató el presidente de Estados Unidos.

La mención del caso de Irak en la Cumbre Extraordinaria de las Américas, en Monterrey, surgió luego de que a Bush se le cuestionó sobre las recientes declaraciones de su exsecretario del Tesoro, Paul O’neil, quien declaró el fin de semana a la cadena de televisión CBS, que el mandatario estadunidense planeó la guerra a Irak desde el día que fue inaugurado como presidente de Estados Unidos.

O’neil aseguró que la acusación de que Hussein tenía armas de destrucción masiva, era una creación injustificada de Washington para presionar al mundo y justificar la guerra.

Bush no le respondió a O’neil ni lo desmintió, con lo que de inmediato aumentó la percepción mundial de que Estados Unidos fraguó una guerra contra Irak para acabar con Hussein, y con ello hacerse cargo de ese país, que es uno de los más ricos en términos petroleros.

.