Sin Acuerdo en la Reunión de NL, Dice Diario Alemán

 

BERLIN, 13 de enero (NTX).- Las diferencias entre los participantes en la Cumbre de las Américas, especialmente en el tema comercial, hacen prever que no se logren resultados relevantes, consideró hoy el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

“En las sesiones preparatorias que se efectuaron a nivel de altos funcionarios gubernamentales de los 34 estados, cuyo texto, denominado La Declaración de Nuevo León, tenía que haberse dado a conocer hoy martes, no se alcanzó un acuerdo”, apuntó el rotativo.

“Por eso, las expectativas respecto a esta cumbre tuvieron que bajarse con    el fin de que se pudiera    leer una declaración final, aunque sin mucho contenido”, agregó.

El periódico indicó en un artículo que “el que más se benefició entre los líderes latinoamericanos fue el anfitrión (el presidente mexicano Vicente) Fox”.

Señaló que el presidente estadounidense George W. Bush llevó a Monterrey, la ciudad mexicana donde se realiza la cumbre, “la propuesta que dio a conocer hace unas semanas, controvertida por cierto, de ofrecer visa temporal a   trabajadores de América Central y del Sur (en Alemania ubican a México en Centroamérica)”.

“Para Fox, después de tres años de insistir sin  resultados en el tema, (la propuesta) es un éxito notable, aunque pidió al mismo tiempo medidas complementarias”, abundó.

Sin embargo, el periódico resaltó que el “credo de Fox, según el cual los Estados de Latinoamérica y el Caribe deben dejar de culpar a Estados Unidos de cualquier problema (...), y aprovechar la oportunidad que brinda la apertura de mercados, no es compartido por todos los jefes de Estado y de gobierno de la región”.

Según el diario, a los ojos de los latinoamericanos el líder estadounidense está obsesionado con tres temas, de los que el primero es “la lucha contra el terrorismo sobre la base de la Doctrina Bush del derecho a la autodefensa, ampliamente rechazada en la    región”.

Los otros temas que  “obsesionan” a Bush son “poner un fin rápido al   gobierno de (Fidel) Castro en Cuba, y forzar la ampliación de la zona de libre comercio en el hemisferio occidental”.

“En vez de eso, resuena entre los 34 jefes de Estado y de gobierno el argumento de que Estados Unidos debe abrir sus fronteras a los ciudadanos de Latinoamérica, que hasta el momento no se vieron involucrados en actos terroristas”, acotó.

Frankfurter Allgemeine Zeitung opinó que el tema de una zona de libre comercio que se ponga en marcha a principios de 2005 y que vaya desde Alaska hasta la Tierra del Fuego no cuenta con la inclinación favorable de los países latinoamericanos.

Indicó que los gobiernos de la región demandan la disminución de las enormes subvenciones que recibe el ago estadounidense.

“Incluso el nuevo primer ministro de Canadá, Paul Martin, quien se presenta en Monterrey por primera vez en el parkett internacional, se pronunció por omitir el tema de la zona de libre comercio durante el encuentro de Monterrey”, señaló.

“Monterrey no va a ser la única conferencia de la Organización de Estados Americanos en que el argumento del Norte en favor de mercados abiertos y del desarrollo de sociedades democráticas choca con la queja del Sur sobre la agudización de la explotación y el aumento de la pobreza”, enfatizó.

Asimismo, señaló que en la Cumbre de Monterrey mucho menos es de esperarse un acercamiento con vistas a una unión política de las Américas. “La creación de una zona de  libre comercio en la que haya una competencia justa es ya lo suficientemente difícil”, concluyó.