INVESTIGAN A POLICIAS DE TAMAULIPAS POR POSIBLES VÍNCULOS CON SECUESTRADORES

Ciudad Victoria, Tamaulipas. 14 Enero 2004. Oscar Mario Hinojosa Ramírez, director de la Policía Ministerial del Estado,  notificó que Felipe Ramírez, comandante de la corporación y 15 agentes que estaban a su mando fueron suspendidos en sus funciones, a fin de investigar si tienen alguna responsabilidad en el secuestro y homicidio del empresario regiomontano Antonio Cervantes Ezpeleta.

Felipe Ramírez fue trasladado a esta capital custodiado por sus compañeros para que comparciera ante la Fiscalía de Asuntos Internos.

Los otros 15 efectivos también fueron notificados y detenidos momentáneamente, luego que se conociera que el ahora prófugo, ex - agente de la PME, Rubén Hernández López, asistió a la “posada” de la Policía Ministerial del Estado en Reynosa, donde convivió con agentes y el propio comandante de esa corporación.

Esta versión salió a relucir durante la lectura de las primeras declaraciones que se atribuyen a tres de los cuatro integrantes de la banda delictiva que han sido detenidos, y a los que se les involucra en por lo menos cinco secuestros de empresarios regiomontanos y reynosenses.

Según Oscar Mario Hinojosa, el comandante y los agentes sólo están sujetos a investigación, por lo que estarán en libertad pero con la obligación de atender los citatorios que les turne la fiscalía para deslindar su posible vínculo con la banda de secuestradores.

Voceros de la corporación señalaron que se investigan las propiedades del comandante, entre ellas un terreno de una manzana que rodea su casa, así como la adquisición de una moderna fábrica de block y de un rancho que supuestamente le compró al ex - director de la entonces Policía Judicial, Porfirio Castillo Delgado.

.