EN MÉXICO PERSISTEN DESIGUALDADES SOCIALES

México, 15 Enero 2004. El Informe sobre el Desarrollo Humano 2002, auspiciados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) revela que México enfrenta una fuerte desigualdad social, al grado que en el país coexisten niveles de vida similares a los de Hong Kong, junto con los de naciones africanas o centroamericanas.

Dicho informe fue presentado ante académicos de la Universidad Autónoma de México (UNAM), el cual señala que la entidad con mejor índice en esta materia es el Distrito Federal, con niveles similares a los de Grecia, Israel, Hong Kong o España, mientras que Chiapas ocupa el último lugar, con indicadores que se asemejan a los de El Salvador.

“Las diferencias entre el Distrito Federal y Chiapas pueden ilustrarse con las siguientes cifras: el primero supera a la entidad sureña con 10.1 por ciento en el índice de esperanza de vida; 23.5 por ciento en educación, y 52 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita.

La capital del país registra cerca de 12 mil o 15 mil dólares de ingreso al año por persona, mientras que Chiapas alcanza difícilmente los cinco mil dólares, una diferencia de más del doble en diversas ocasiones”, afirma el reporte, en el cual el académico universitario Rolando Cordera participó como consultor.

“Históricamente, el nivel de desigualdad más importante corresponde al de ingreso, aunque se registra un acercamiento en los indicadores de educación y salud de los estados”, añade.

Rodolfo de la Torre, de la Universidad Iberoamericana –quien junto con el especialista Luis Felipe López Calva coordinó el informe para México–, afirmó que el acercamiento de la economía mexicana con el mercado ha generado que los salarios sean cada vez más desiguales, al tiempo que el gasto público mexicano no redistribuye de forma importante el ingreso.

“Un país es clasificado como de alto desarrollo en el índice de Naciones Unidas, cuando sus habitantes tienen aproximadamente 73 años de esperanza de vida, 80 por ciento de matriculación, 90 por ciento de alfabetización y 12 mil dólares de ingreso al año.

“Nuestro país –señaló-- supera la mayor parte de estos indicadores en promedio. Tiene poco más de 73 años de esperanza de vida, supera el 80 por ciento de matriculación y alfabetización, pero se estanca en la media de 7 mil dólares de ingreso anual. Por eso, en el último Informe de Desarrollo Humano, México no figura como nación de alto desarrollo.

“Así, nuestro país ocupa el lugar 35 o 36 desde 1990, en el núcleo de países que consideran este tipo de índice”, añadió.

El documento, que se publicó a mediados de 2003, constituye el primero en su tipo para el país. En esta ocasión fue presentado a los académicos de la UNAM, muchos de ellos procedentes de la Facultad de Economía, en la sede del Instituto de Investigaciones Sociales.