GRUPO MULTILATERAL IDENTIFICARÁ NECESIDADES DE BOLIVIA

WASHINGTON, EE. UU., 16 Enero 2004. Un grupo multilateral de ayuda a Bolivia estableció un comité piloto para "identificar en el más breve plazo" los detalles específicos de las necesidades de ese país para superar su crisis política, económica y financiera con la ayuda de la comunidad internacional.

El comité estará conformado por México y Estados Unidos y su formación es la principal conclusión del primer encuentro sostenido por el grupo que integran 19 países y seis organismos internacionales.

El ministro boliviano, José Antonio Galindo dijo que "El grupo ha establecido que éste no es sólo un problema de Bolivia, sino un problema que puede traer inestabilidad a la región”.

El grupo de ayuda fue formado a propuesta del presidente George W. Bush y anunciado en la Cumbre de las Américas esta semana durante una entrevista con el presidente boliviano Carlos Mesa.

En la primera reunión, realizada en el Departamento de Estado, Bolivia presentó planes de corto, mediano y largo plazos para el resurgimiento económico y político del país que, según Galindo, estuvo a punto de una ruptura del sistema democrático en octubre.

En ese mes, la violencia callejera llevó a la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su reemplazo por Mesa, quien era su vicepresidente.

Mark Grossman, subsecretario de Estado para asuntos políticos, dijo que en esta reunión Bolivia ha recibido "una renovación de nuestro apoyo a la democracia y la estabilidad del país". Asimismo indicó que a partir de la identificación de los detalles por México y Estados Unidos, el grupo de apoyo estará en condiciones de ofrecer ayuda concreta.

La reunión, que duró unas cinco horas, fue abierta por el secretario de Estado Colin Powell. Participaron también, entre otros, el subsecretario del Tesoro para asuntos internacionales John Taylor, Miguel Hakim, subsecretario para asuntos latinoamericanos de la Cancillería mexicana, Enrique Iglesias, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, y del Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial. (AP)