Reprimen “la Lucha por la Dignidad”, Denuncian Familiares de los Reclusos

 

ROBERTO MELENDEZ

 

Luego de denunciar que las autoridades del Centro Federal de Readaptación Social número uno-La Palma lejos de “desactivar la bomba de tiempo” que existe en este centro carcelario, optaron por utilizar agentes de la Policía Federal Preventiva para reprimir “la lucha por la dignidad” de los internos, cuyos familiares advirtieron que aplicarán la “ley del Talión” si alguno de sus parientes es objeto de agresiones, atentados o castigos.

Esposas, madres, hermanos y otros parientes de los cientos de internos que conforman la población del penal federal de Almoloya de Juárez, quienes aclararon que no amenazan a las autoridades, sino las alertan sobre la respuesta que podrían tener de continuar las vejaciones a los encarcelados, sostuvieron: El alto mando de La Palma ha sustituido a la custodia por efectivos militares vestidos con uniformes de la Policía Federal Preventiva, a efecto de terminar radicalmente con los planteamientos y demandas que exigen los reos, sobre todo en materia de salud, integración familiar, comunicación y una defensa integral.

Recién arribaron al Distrito Federal procedentes de Tamaulipas, Sinaloa, Jalisco, Baja California y Sonora, entre otras entidades, los quejosos exigieron al secretario de Seguridad Pública Federal y al director general de readaptación social, doctores Alejandro Gertz y Carlos Tornero Díaz, “no soslayen su responsabilidad y hagan frente a las demandas de justicia que exigimos y se sancione a todos aquellos servidores públicos que abusan del poder que les fue conferido”.

Puntualizaron tener informes de que los militares uniformados con vestimentas de la Federal Preventiva acosan, amenazan y amedrentan a los reos en huelga de hambre y exponen en un escrito que “esperan a que agarren el sueño en la madrugada para realizarles revisiones exhaustivas y denigrantes”.

Agregaron que también los han amenazado con castigos por supuestas violaciones al reglamento del penal y que de continuar en su empeño de difundir todos los horrores que se viven en la “antesala del infierno” recibirán “tratamientos de golpizas con garrotes, escudos y macanas antimotines, totalmente desnudos y en-cuerados en celdas de aislamiento por varios meses”.