Paredón
Hospital Infantil, Relevo

Por MARIO RUIZ REDONDO

           El 26 de noviembre último, los jóvenes que disputaban un partido de futbol en un deportivo cercano al Hospital Infantil de México "Federico Gómez", tuvieron que suspender unos minutos su juego para permitir el descenso de un helicóptero de la policía capitalina que traía a bordo al médico cirujano cardiovascular Alejandro Bolio Serdán, resguardando un corazón de un recien nacido, donado por sus padres en Morelia, Michoacán.
           Una ambulancia y personal especializado esperaba la llegada de tan vital órgano, que de inmediato fue trasladado a las instalaciones del HIMFG en la calle de doctor Márquez 162, donde el propio doctor Bolio Serdán encabezó de inmediato la operación de trasplante a una niña de apenas cuatro meses de edad y con cuatro kilogramos de peso, hija de un matrimonio muy modesto, que con gran jubilo recibió la noticia de la cesión y más aún del éxito de la intervención quirúrgica, que hoy permite una vida segura a su pequeña.
           El extraordinario nivel de capacitación profesional adquirido en los años recientes en Estados Unidos, Canadá, Alemania, España, Francia y Japón, por el equipo interdisciplinario de especialistas de la institución médica infantil más importante del país, perteneciente a la Secretaría de Salud, hizo posible establecer un precedente, al ser la paciente de menor edad a la que se ha insertado un corazón.
           Un sueño imposible hasta hace poco para los infantes pertenecientes a familias de escasos recursos económicos, pero también a la nueva cultura de donación altruista, que poco a poco se consolida en el país.
           Grata y loable experiencia científica, resultado del esfuerzo encabezado por el doctor Romeo Rodríguez Suárez, quien luego de diez años como director general del HIMFG -en dos períodos-, entregará la estafeta el próximo martes 13 de enero, durante una ceremonia en la que seguramente se rendirá un amplio y justo reconocimiento a su extraordinario trabajo realizado en el que dio más brillo al prestigio, tanto dentro como fuera del país, a este Instituto Nacional de Salud.
           Concluirá con Rodríguez Suárez, una de las etapas más brillantes de la historia del Hospital Infantil de México "Federico Gómez", en la que el doctor José Alberto García Aranda, su operativo como director médico, compartió con entrega absoluta la tarea de servicio a los menores de edad de las familias menos favorecidas que de todo el país acuden al nosocomio para ser atendidos, conscientes de que en sus especialistas, médicos residentes y modernas instalaciones, encontrarán la respuesta adecuada.
           El saliente director general, oriundo de Sabinas, Coahuila, miembro prominente de la Academia Nacional de Medicina, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, se retira satisfecho por haber logrado que los niños más pobres del país sean hoy los principales beneficiados por los objetivos logrados, de manera especial en materia de trasplantes. De enero de 1994 a septiembre de 2003, se realizaron 222 de riñón, 13 de corazón, 31 de higado, 26 de médula ósea, 22 de córnea, 23 de páncreas, 41 cocleares -sordera profunda-, cuatro cateterismos cardíaco intervensionista -reparar defectos cardíacos sin cirugía abierta-, una valvulotomía pulmonar -primera en el HIM y cuarta en el país- y 874 cirugías de invasión mínima.
          Armonía plena y vocación de servicio a favor de los más necesitados, como mística del personal integrado por médicos, enfermeras, administrativos y de intendencia, durante esta última etapa, que hicieron posible no solamente alcanzar las metas trazadas, sino superarlas con creces, al grado de que el problema nunca lo constituyó el factor humano sino la mayor disponibilidad de recursos económicos para hacer más.
           Tiempo de consolidación, luego de la gestión del prestigiado médico militar don Luis Torregrosa Ferráez, que dejó honda huella a su paso por la noble institución. Terminación de las instalaciones físicas y equipamiento del nuevo edificio construido ex profeso e inicio de la  remodelación del antiguo, habilitado como hospital en 1943.
           Hace una década, el diagnóstico realizado al inicio de la administración del doctor Suárez Rodríguez, permitió identificar los problemas de atención prioritaria, como la de recursos humanos insuficientes no capacitados en procedimientos médicos de vanguardia. Para entonces, se había sufrido la baja de más del 50 por ciento de la plantilla de investigadores; se contaba con equipo obsoleto, con alto costo de mantenimiento, poco eficiente y con riesgos de uso; instalaciones inadecuadas, ya que las instalaciones fueron edificadas originalmente para funcionar como maternidad y sin reunir condiciones de seguridad.
          En el recuento realizado entonces, se establecía que eran insuficientes los recursos presupuestales para el desarrollo de sistemas avanzados de informática, además de que la estructura administrativa no correspondía a los requerimientos de un hospital de tercer nivel de atención.
           Hoy, se cuenta con 195 camas censables y 55 no censables, así como tres áreas de Terapias Intensivas -neonatal, médica y quirúrgica-, además de 13 quirófanos -tres de cirugía ambulatoria- y se atiende diariamente a 550 niños, realizándose también seis mil 500 operaciones quirúrgicas por año, seis mil admisiones en ese mismo lapso, a las que se agregan 30 mil urgencias pediátricas anuales.
           Un objetivo cumplido, transcurridos los dos quinquenios: realizar acciones de investigación biomédica, de asistencia y formación de recursos humanos de excelencia, que generan conocimiento, tecnología y guías orientadas a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades pediátricas, para proporcionar atención médica de alta calidad a los niños más desprotegidos del país.
           Más de 45 médicos e investigadores fueron formados en el extranjero, con el apoyo del Patronato del HIMFG, integrado por Romulo O'Farril junior, presidente, Eugenio Minvielle, Carlos Slim Helú, Roberto Hernández, Roberto González Barrera, Aarón Saenz Couret -fallecido-, Angel Lozada Gómez y Gilberto Borja Navarrete. Adquisición del equipo más moderno, gracias a la Fundación Gonzalo Río Arronte, con valor de más de 60 millones de pesos.
           Especializaciones a nivel doctorado en Salud Pública en Harvard University, de Boston, Estados Unidos; en Microbiología, en el Hospital Santiago Ramón y Cajal, de Madrid, España; en Trasplantes de Hígado, Pulmón e Intestino, en el Children's Hospital de Boston; de Trasplante Cardiopulmonar, en el Hospital Reyna Sofia, de Córdoba, España; Trasplante de Médula Osea, en la Universidad de Tubingen, Alemania; en Infecciones en Pacientes Trasplantados, en el Hospital Universitario 12 de Octubre, de Madrid; en Cirugía Laparoscópica y Toracoscópica, en el Hospital Jean-Mijoz, de Besancon, Francia y en Otología, en el Instituto de Otología García Ibáñez, de Barcelona.
          Asimismo, estudios de Imnunología y Biología Molecular en la Universidad Rockefeller, Estados Unidos; de Biología Molecular en Tumores, en National Cancer Institute, Maryland, Estados Unidos; Biología Molécular en Leucemias, St. Jude Children's research Hospital de Memphis, Estados Unidos; Biología Molecular en Tumores, Farmacología Clínica y Ecocardiografía Transesofágica,  Hospital for Sick Children, Toronto, Canadá, Ingeniería de Tejidos, en Children's Hospital de Boston y urgencias y Medicina del Desastre, en el Centro Nacional de Cáncer de Tokio, Japón, entre otros.
          Un nuevo rostro del Hospital Infantil de México "Federico Gómez", como centro médico de excelencia, que no solamente capacita a sus mejores médicos en el extranjero, sino que también se constituye actualmente a nivel Latinoamérica, como un polo de interés para la especialización de profesionistas provenientes de Venezuela, Bolivia, Colombia, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y República Dominicana, así como de diversas partes de nuestra amplia geografía.
          Visión moderna para la atención de los niños hospitalizados y de  aquellos que a diario acuden a la consulta. Concepto de un nuevo hospital en el que tienen acceso a áreas de esparcimiento donde existen espacios que permiten una estancia más amigable y confortable, que incluyen un salón de danza, una sala de cine, otro de clases, un gimnasio, biblioteca y centro de cómputo. Terreno fértil para el desarrollo de actividades de teatro, pintura y música.
           Es la herencia derivada de un trabajo fecundo y creador, logrado durante diez años, que Romeo Rodríguez Suárez deja a su partida del lugar que lo vio nacer, crecer y desarrollarse como médico adscrito, jefe de servicio, subdirector médico, investigador, hombre de ciencia y rector del Hospital Infantil de México.
           Un gran reto, pero sobre todo una gran responsabilidad  para quien a partir de los siguientes días asuma el relevo en la Dirección General.
           De ahí, la importancia que al interior de la institución actualmente se brinde en todos sus niveles, a la necesidad de que el sucesor del doctor Rodríguez Suárez, sea un promotor de la continuidad del infatigable esfuerzo realizado hasta ahora y por lo mismo identificado con el esquema establecido, que tanto éxito ha logrado.
          Una sana decisión del secretario de Salud, Julio Frenk Mora, fue la creación, por primera vez, de una terna mediante un proceso de auscultación en la que participaron originalmente cinco candidatos, para la designación del nuevo titular, en la que figuran hoy los doctores Guadalupe Moguel Parra, pediatra adscrita a la consulta extrena del HIMFG; José Ignacio Santos Preciado, funcionario del Area Central de la Secretaría de Salud y ex médico del HIMFG, y José Alberto García Aranda, Director Médico del HIMFG.
          Una evaluación curricular de los tres aspirantes, permite establecer que es García Aranda quien cuenta en su trayectoria con mayor experiencia académica, de investigación, práctica médica y administrativa en la institución, a la cual ingresó como residente hace casi 30 años, escalando posiciones de responsabilidad hasta llegar en la última década al segundo cargo de importancia en el Hospital Infantil de México Federico Gómez.
        Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, de donde es catedrático en la Facultad de Medicina desde 1979; miembro de la Academia Nacional de Medicina y de la Academia Mexicana de Pediatría, de la cual fue presidente; presidente del Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría; autor de los libros "Enfermedad Acido-Péptica, Enfermedades Diarreicas en el Niño y Urgencias en Pediatría", y coautor de otros 22, además de investigador de los Institutos Nacionales de Salud e invitado como integrante de grupos de trabajo de la Organización Mundial de la Salud.
        La decisión final estará en manos este viernes 9 de enero, de los nueve miembros de la Junta de Gobierno del Hospital Infantil de México -ninguno pertenece a la institución-, luego de que los tres aspirantes expongan su programa de trabajo a realizar en los próximos cinco años al frente de la Dirección General.
        La comunidad de la institución aguarda con sumo interés el veredicto, con la confianza de que éste responderá al compromiso de dar continuidad a la ejemplar tarea desarrollada en los últimos diez años. No hacerlo, sería traicionar los intereses de la niñez menos favorecida del país.
         mrredondo@aol.com