México no Puede Volverse Bazar o Tienda: Fuentes

 

"Tiene que Votar Contra la Guerra"

 

ü       Basar su Postura en Principios y Tradición, no Aceptar Cambalaches

ü       Si Washington lo Daña se Encontrará con una Frontera sur Insegura

ü       Por Aquí no Pasan Terroristas, y lo Saben; es Extraordinaria Ayuda

ü       Monstruoso Conflicto que Desencadenaría Otra Serie de Choques Armados

ü       Conduciría a la III Guerra Mundial y el fin de la Humanidad, Advierte

 

Por JOSE LUIS TELLEZ, corresponsa

 

 

PUEBLA, Pue., 2 de marzo.- El escritor mexicano Carlos Fuentes se pronunció porque México vote en contra de la guerra, en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, basado en sus principios, tradición, y en lo que le conviene como nación, ya que, advirtió: "México no puede convertirse en un bazar ni en una tienda para aceptar cambalaches, México es una nación".

Advirtió, si Estados Unidos daña a México, estará dañándose a sí mismo, dado que se encontrarán en esos términos con una frontera sur insegura, que entonces se convertirá en una zona mucho más peligrosa que Saddam Hussein; por tanto, cualquier acto contra nosotros se les revertirá, insistió.

"Estados Unidos bien lo sabe, que por México no pasan terroristas, lo que significa que nuestro país da una extraordinaria ayuda en el terreno de la seguridad, por lo que Estados Unidos no debe provocar a México que conlleve a crear una situación contraproducente para ellos mismos", indicó.

Después de enfatizar que la ciudadanía debe rechazar esta monstruosa guerra que puede desencadenar otra serie de enfrentamientos armados en cadena, y que puede conducir a la Tercera Guerra Mundial y el fin de la humanidad, el escritor advirtió que México no podrá ser acorralado, ya que cuenta con muchos recursos, por lo que puede hacer frente a todo.

Más adelante, explicó que el pacto migratorio no va a llegar en cinco, diez o quince años, dado que requiere de una serie de actos legislativos en  Estados Unidos, que no se dan automáticamente, ya que son 50 Estados de la Unión, por lo que es un espejismo creer que el pacto migratorio estaba ya en la mesa, y ofrecido como un regalo.

Desde luego -aclaró- debe seguir trabajándose en el sentido de que haya progreso hacia el pacto migratorio, que es lo deseable que se siga negociando y se tomen los pasos legislativos indispensables, para que Estados Unidos dé el trato merecido a nuestros trabajadores, que son un factor indispensable para el bienestar de la economía de ese país.

El autor de Aura estuvo en el Paraninfo de la Universidad Autónoma de Puebla, donde firmó libros, que cientos de poblanos le presentaron, y donde tuvo oportunidad de charlar con estudiantes, docentes, investigadores, intelectuales y funcionarios de esa institución.

Respecto a la conducta del embajador de Estados Unidos en México, Antonio Garza, el también autor de La región más transparente, en tono molesto, dijo que es un hombre insignificante, que tiene qué aprender un poco. Lo calificó de un entrometido, inexperto y bisoño, y "los embajadores entrometidos, no pueden ser gratos".

Carlos Fuentes subrayó que México no es una nación acorralada, y que es el momento en que demuestre su soberanía y no se deje presionar por Estados Unidos.

Minutos antes, durante la firma de libros, el reconocido escritor bromeó con sus lectores, en cuanto al contenido de su último libro: "La silla del águila", por los absurdos que plantea en esta novela de ficción política, pero dijo: "Lamentablemente  la realidad es más absurda".

Carlos Fuentes recibió, el pasado 12 de febrero, el Doctorado Honoris Causa, de la Universidad Autónoma de Puebla, y su visita a esta ciudad generó tanta expectativa, que el salón Barroco del edificio Carolino, resultó insuficiente para albergar a toda la gente que, por lo menos, lo quería ver, por lo que el Premio Cervantes, en esa ocasión se comprometió a realizar otra visita a esta institución, para convivir con sus lectores y con la comunidad de esa casa de estudios.

Por este motivo, la UAP organizó esta actividad, de la que salieron complacidos estudiantes y público en general, por el amable trato y disponibilidad del autor de La muerte de Artemio Cruz.

Finalmente, Carlos Fuentes acudió a una comida privada con el gobernador Melquiades Morales Flores, y el rector de la UAP, Enrique Doger Guerrero.