Cuaresma Para Millonarios

 

 

Precios Prohibitivos en la Nueva Viga

Esperan Vender m s de 15 mil Tons.

El Comercio, se ``Frota las Manos"

 

MANUEL MAGAÑA

 

Ante la carencia de precios oficiales en la Nueva Viga de la Central de Abasto de Iztapalapa, introductores de pescados y mariscos se aprestan a obtener las más fabulosas ganancias por el inicio de la Cuaresma, a partir del Miércoles de Ceniza -en que hay abstinencia de carnes y obliga al consumo de productos del mar para no violar los preceptos de la Iglesia católica-.

Se calcula que este año, el consumo de productos del mar, en la temporada de Cuaresma, podría  rebasar fácilmente las 15,000 toneladas.

En la Nueva Viga, los precios son escandalosamente elevados y la posibilidad de adquirir pescados y mariscos por la mayoría del pueblo, prácticamente es imposible, porque el precio de los camarones gigantes ``de exportación" se cotizan a m s de $100.00 el kilogramo y el filete de róbalo, a m s de $140.00, el kilogramo.

Lo m s barato son las mojarras y la tilapia, pero hay escasez de esos productos y sólo se ponen a la venta especies que se cotizan ``a precios populares', entre los $80.00 y los $90.00 el kilogramo.

El cazón, es decir, la carne de tiburón que se vende como ``filete', de primera calidad, está a $120.00 y los caracoles se venden a $18.00 el kilogramo. En tanto, el kilogramo de pulpo tiene un valor superior a los $60.00.

La ``Asociación de Introductores de Pescados y Mariscos de la Nueva Viga" informó que, en efecto, la compra-venta de productos del mar se rige por la Ley de la Oferta y Demanda, debido a que hay muchas circunstancias que inciden en los resultados de la pesca en altamar, entre ellos el tiempo.

Al inicio de la Cuaresma, el próximo Miércoles de Ceniza, el pronóstico del tiempo en el Golfo de México es favorable para realizar buenas capturas de peces, lo que puede contribuir a que baje el costo de dichos alimentos, asegura la mencionada agrupación.

Por su parte, los detallistas, es decir, los introductores que venden al menudeo, informaron que ``lamentablemente los mayoristas nos encarecen el producto y no lo podemos vender a precios m s bajos".

A su vez, la Asociación Mexicana de Estudios para la Defensa del Consumidor manifiesta que ``s¡ es posible que los precios de pescados y mariscos no registren precios tan elevados, si la Secretaría de Economía y los grandes introductores celebran convenios que favorezcan a los consumidores".

 

                                 ----0000-----