Sobre Renegociación, ni si ni no

 

Deja Canales la Respuesta al Aire

 

Por LUIS NAVARRO PEREZ

 

Pese al reiterado llamado de las organizaciones campesinas para que el gobierno fijara su postura respecto de una posible renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en el capítulo agropecuario, el secretario de Economía, Fernando Canales Clariond, evitó asegurar o negar tajantemente esa alternativa.

Con un discurso conciliador en medio de un mar de exigencias rurales que urgían al Ejecutivo Federal a buscar una renegociación al acuerdo trilateral al que señalan de modelo fracasado, el funcionario federal se limitó a reconocer la existencia de un sector altamente lastimado, sin embargo, dijo que será a través de "acuerdos complementarios al TLCAN como se ampliarán las posibilidades de los productores mexicanos para competir en el mercado".

En el marco de la octava mesa de diálogo entre el gobierno y organizaciones campesinas, el regiomontano expuso que la relación con Estados Unidos debe enriquecerse con instrumentos de comercio, por lo que la respuesta del Gobierno Federal no puede mirarse con una óptica en blanco o negro; hay claroscuros, enfatizó.

No obstante, explicó que tal relación se encuentra caracterizada por la concentración de las exportaciones nacionales hacia el mercado estadunidense en casi 80 por ciento, además de que la Inversión Extranjera Directa en México muestra un índice no menor a 60 por ciento de parte de los norteamericanos, por lo que la estrategia será la diversificación en productos y en países.

Sobre este punto la Confederación Nacional Campesina, más adelante, respondió que son precisamente esas cifras la razón de impulsar la urgente evaluación del capítulo agropecuario del TLCA, sobre todo si se advierte que los subsidios a los productores agropecuarios de la Unión Americana son 40 veces superiores a los que reciben los mexicanos, lo cual imposibilita una competencia justa y equilibrada.

Durante la instalación de la mesa "Comercio Interior, Exterior y TLCAN" que se realiza en el Archivo General de la nación, las organizaciones campesinas endurecieron su postura y con gritos e interrupciones aseveraron que no firmarán ningún acuerdo con el gobierno "si no hay respuestas claras y concretas a nuestras propuestas".

De poco sirvió que el evento comenzara -como en ninguna otra de las mesas de diálogo- con la entonación del Himno Nacional por lo ahí reunidos, la tensa calma que se vivió fue la respuesta a la reconocida postura del ex gobernador de Nuevo León y exitoso empresario de oponerse a una renegociación del TLCAN.

idum la presencia del gobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña, del senador Juan José Rodríguez Prats y de los diputados federales Julián Luzanilla y Jaime Rodríguez, este último presidente de la Comisión de Agricultura en San Lázaro, el titular de Economía conservó la calma y de entrada subrayó que la prioridad del gobierno es la defensa de los legítimos intereses nacionales.

Por ello ofreció escuchar las diferentes posturas y propuestas planteadas con responsabilidad, pero al mismo tiempo pidió "apertura de mente y de corazón" con el propósito de enriquecer el quehacer nacional a través de un ejercicio que contenga altura de miras para encontrar maneras de corregir las deficiencias.

"Quiero reiterar ante ustedes -agregó- que en lo convenido hace diez años existen instrumentos de defensa de nuestros legítimos intereses nacionales. El gobierno de la República está en disposición y dispuesto a reconocer y corregir errores, para utilizar con agresividad todos los instrumentos de defensa, el antidumping, los antisubsidios, la imposición de gravámenes compensatorios, las salvaguardas, las cuotas, los cupos, negociar por sectores..."

Asimismo reiteró que los socios comerciales de México en Norteamérica son los que tienen el capital, al igual que la tecnología, por lo que la alternativa de compartir y aprovechar esas ventajas que proporciona la vecindad es parte de la estrategia gubernamental para enfrentar el grave rezago en el sector pecuario y agrícola mexicano.

Y utilizando las palabras que usara el Primer Ministro de Canadá, Jean Chrètien, en su reciente visita a México, el secretario de Economía dijo que los agricultores y ganaderos mexicanos compiten con los agricultores y ganaderos estadunidenses y canadienses, pero no con el tesoro norteamericano, y ello porque no hay capacidad financiera en materia de subsidios, mas sí con trabajo, sí con mecanismos de asociación.

Al referirse particularmente a la relación con el vecino del norte, Canales Clariond expuso que si bien es cierto que los mexicanos hemos padecido invasiones, sufrido el arrebato de más de la mitad del territorio, también lo es que hemos recibido oportunidades de inversión y de comercio, por lo que es necesario el reconocimiento de lo bueno y lo malo de esa relación que, aseguró, siempre se ha sustentado en el respeto de las soberanías nacionales.

El funcionario se comprometió a analizar la propuesta de las organizaciones campesinas que piden un presupuesto multianual, pues aseguró que ese tipo de exigencias deberán ser planteadas en específico al Congreso de la Unión, ya que requiere de cambios constitucionales.

Durante el desarrollo del encuentro y en su oportunidad, el gobernador jalisciense Ramírez Acuña, luego de hacer una evaluación de la relación gobierno-productores agropecuarios, sustentó que el TLCAN debe permanecer en los actuales términos en los que se encuentra; no obstante, Maricruz Campos Díaz, representante personal del gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel, se pronunció por la revisión al mismo.

Canales Clariond se pronunció porque al final de las jornadas de diálogo se logre un consenso que quede plasmado en una Acuerdo Nacional por el Campo, el cual, dijo, será un pedazo de papel con letras, pero el compromiso y el trabajo estará en el surco, en el corral de las aves y de ganado, en los centros de comercialización y en las instituciones financieras.

No obstante la apertura de diálogo mostrada por el funcionario federal, en conferencia de prensa al término del acto inaugural de la mesa referida, dijo que el Gobierno Federal ve que existen mayores propuestas para impulsar los mecanismos internos del TLCAN que una posible renegociación.

La mesa "Comercio Interior, Exterior y TLCAN" contó con la presencia de representantes de los sectores productivos y se informó que a éste asistieron mil 435 personas y hubo 207 ponencias.