Paz con Irak y no Condicionar el Voto de México, Postura del Congreso

 

ü       Imposible Cambiar Cadáveres por Dólares: EVM

ü       No Avalar Guerras, Pide Batres al Ejecutivo

 

Por JULIO MORALES SEGURA y agencias

 

El líder de la Cámara de Diputados de México, Eric Villanueva Mukul, declaró hoy en Bruselas que en el conflicto en torno a Irak, el Congreso está por que México apueste por la paz, y evite condicionar su voto a un eventual acuerdo migratorio con EU.

"La tentación no puede ser el acuerdo migratorio por el voto a favor de la guerra, no podemos cambiar cadáveres por dólares", señaló el presidente de la Cámara de Diputados de México, en el marco de una visita al Parlamento Europeo y al Parlamento de Bélgica.

Para el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien encabeza un grupo de diputados mexicanos de visita a ese país europeo, "México debe tener principios éticos en la política internacional, que ratifiquen nuestra posición pacifista. Pedimos al Presidente Vicente Fox que consolide la posición pacifista de México en el mundo", añadió.

Además, subrayó que las consecuencias económicas para México de un eventual conflicto contra Irak serían negativas, ya que se reducirían las exportaciones y los flujos de turismo.

A su vez, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Martí Batres, envió una misiva al Ejecutivo Federal en la que le pide "no declinar la postura pacifista de México" al emitir su voto en el seno del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

"Usted no puede avalar ésta ni ninguna otra guerra", señala la carta en la que además precisa: "Usted no tiene derecho a romper el consenso mexicano, que se plasma en la Constitución y se ratifica en la opinión pública nacional de nuestros días".

En conferencia de prensa, el legislador dio a conocer el contenido de la carta y manifestó su preocupación por "la enorme presión que ejerce el gobierno de Estados Unidos sobre el de nuestro país, con el propósito de conducirlo a una postura favorable a la guerra que aquel país quiere librar contra Irak".

En la misma misiva enviada ayer, el diputado reclamó al Ejecutivo Federal conducir la política exterior del país, con base en los principios que establece la Constitución que ordena "la proscripción del uso de la fuerza o la amenaza" y "la lucha por la paz".

En este sentido, precisó, el Ejecutivo Federal "no puede, ni debe, avalar una guerra, ni el horror ni la muerte ni el genocidio ni el holocausto", como políticas del gobierno de México.

Irak se debe desarmar, pero Estados Unidos también, revela el documento en el que también señala que la resolución de la ONU, que obliga a Irak a desarmarse, debe cumplirse.

Pero también, expuso el legislador en la carta, obligan a esta misma medida a Israel y a otros países, incluido Estados Unidos, a desarmarse y dejar a un lado la carrera armamentista.

Ello -precisó Batres Guadarrama- debe lograrse mediante caminos pacíficos, con el ejercicio de la política y la diplomacia: nunca de la guerra.

Sostuvo que la presencia de México en el Consejo de Seguridad de la ONU "sólo puede ser a favor de la paz, marcando ruta y rumbo e inclinando las decisiones en ese sentido".

Esto -mencionó- es lo que ordena el sentido común, la vocación humanista, la responsabilidad con el conjunto del planeta, pero también la Constitución mexicana que usted protestó cumplir.

 

MUCHA PRESION

 

El legislador del PRD aseveró que la presencia en México del padre del Mandatario estadunidense, George Bush, obedece a una estrategia para "presionar" al gobierno de Vicente Fox para cambiar el sentido de su voto en el seno del Consejo de Seguridad.

Reconoció que el gobierno mexicano está siendo víctima de una "fuerte presión', que busca cambiar la postura de México ante la guerra entre Estados Unidos e Irak, situación que no debe incidir en el voto que emitirá en los próximos días.

Hizo ver que en los últimos días, el Ejecutivo Federal ha mostrado una postura ambigua respecto a este conflicto, lo que "más vale prevenir que lamentar', por ello, fue enviada esta carta para recordarle que México no puede votar a favor de la guerra.