Crisis de Identidad en los Partidos, Advierte el CCE

 

"La Transición, Inacabada", Señala

 

ü       Resultó más Compleja de lo que nos Habíamos Imaginado, Comenta Rangel

ü       "Tenemos un Problema en México de Democracia Vs. Eficacia", Señala

ü       "Necesita el País Sistema Político Eficiente, una Reforma Profunda"

ü       El Próximo 6 de Julio el Voto va a Medir la Opinión Sobre el Gobierno

ü       AN Tiene que Transformase y Adoptar Nuevos Esquemas Para Desempeñarse

 

Por GUSTAVO RODRIGUEZ y SALVADOR MACIAS

 

En la medida en que la sociedad exija cuentas a los tres poderes de la Unión y los obligue a caminar juntos para encontrar las soluciones a los grandes problemas nacionales, dejaremos de tener "un progreso mediocre", advirtió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Héctor Rangel Domene, quien aseguró que la de México es una "transición inacabada, más compleja que la que nos habíamos imaginado" y es que, entre otras razones, expuso que "los partidos políticos han entrado en una crisis de identidad".

En opinión del líder empresarial del país, estamos en una plena democracia que no ha tenido los resultados que todos quisiéramos. "Tenemos un problema en México de democracia contra eficacia".

Durante una reunión con editorialistas y reporteros de EXCELSIOR, Rangel Domene aclaró que antes del 2 de julio de 2000 "no vimos o no anticipamos una complejidad tan grande y una rivalidad tan importante entre los partidos políticos que no permiten avanzar en los temas fundamentales para el país".

México, indicó, necesita un sistema político eficiente, una reforma política profunda "que incluya mejores reglas del juego para mejorar la gobernabilidad y exigir cuentas a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial".

Con la certeza de que a los gobiernos hay que juzgarlos por los resultados, el empresario advirtió que el próximo 6 de julio el voto va a medir y representar una opinión del electorado respecto al gobierno foxista.

Por lo pronto, consideró que la del Ejecutivo es una investidura muy relevante para un país como el nuestro y propuso hacer todo lo que sea posible para tener una figura presidencial más prestigiosa y más acreditada.

Rangel Domene llegó puntual a la cita, sin más compañía que su chofer y su vocero. Luego de intercambiar saludos con el director del Periódico de la Vida Nacional, Armando Sepúlveda, se dirigieron a la sala de consejos, donde ya eran esperados por los colaboradores de esta Casa Editorial.

Los articulistas y editorialistas José Cabrera Parra, Raúl Moreno Wonchee, Fausto Fernández Ponte y Salvador del Río se frotaban las manos mientras daba inicio la charla con uno de los personajes que pueden representar un papel protagónico en la consolidación de las decisiones políticas, económicas y democráticas para la construcción de un país más justo y democrático.

Tras realizar una breve exposición sobre sus prioridades como presidente del CCE, Rangel Domene aceptó entonces las preguntas, no sin antes agradecer la invitación de nuestro presidente del Consejo de Administración, Jaime Contreras, y a Sepúlveda Ibarra.

Cabrera Parra fue el primero en tomar la palabra para solicitarle una opinión acerca de los resultados de la administración foxista, a lo cual el presidente del CCE respondió que a los gobiernos hay que juzgarlos por los resultados, por los hechos.

"Yo creo que esta transición por la que estamos atravesando ha sido de una complejidad tan grande y una rivalidad tan importante entre los partidos políticos que no permiten avanzar en los temas fundamentales como las reformas estructurales', añadió.<nm>

Se pronunció a favor de que en la próxima legislatura se puedan abordar los temas de una reforma política "que incluya mejores reglas del juego para optimizar la gobernabilidad, reelegir a los diputados y senadores, abordar el tema del voto en el extranjero, una segunda vuelta electoral; en fin, temas que son fundamentales para que la vida política también sea más eficaz.

En la actual coyuntura partidista, eomentó, los partidos políticos han entrado en una especie de crisis de identidad. "Unos por una razón y otros por otra. Me parece que ante la pérdida del poder presidencial del PRI vino a sacudir a ese partido y por contra el PAN, que gana la Presidencia de la República, tiene que transformarse y adoptar nuevos esquemas para llevar a cabo la política".

Y reiteró: Esta transición está inacabada y falta un tránsito más larga para poder consolidar la democracia en el país. Explicó que se trata de contar con mecanismos para mejorar la eficacia de los resultados de la democracia y "eso tiene mucho que ver con rendición de cuentas y con responsabilidad política".

Se le preguntó qué tan conveniente sería que el Presidente Fox contara con un Congreso de la Unión a modo para destrabar los temas pendientes.

"Estoy seguro que él (Fox) quisiera tenerlo. Pero no es una condición para lograr avanzar en los temas fundamentales de la nación. Lo importante son acuerdos políticos entre los partidos que controlan el Poder Legislativo para avanzar en temas de fondo", respondió. <bf><nm>

<nm>La columnista Irma Pilar Ortiz le pidió algún comentario sobre el proyecto de nación del actual Gobierno Federal.

Rangel Domene consideró que la administración foxista ha planteado buenos proyectos, bien enfocados, que no obstante han fallado por la deficiencia en la ejecución de los planes. "Por ello hay que darle ahora mucho mayor énfasis a la revitalización del mercado interno, en función de que no ha habido un crecimiento económico mundial que nos esté empujando o ayudando a crecer y para eso se ha planteado en este último programa un mucho mayor énfasis en el mercado interno", aseguró.

Aseveró además que hay que impulsar programas para incrementar la vivienda, la inversión en infraestructura, tanto energética como de comunicación, y que la iniciativa privada participe más activamente en estos temas fundamentales. Creo que los planes existen y están sobre la mesa; se requiere ahora pasar del plan a le ejecución, reiteró.

<bf><nm>Con tono más enérgico, el presidente del CCE puntualizó: "Es inconcebible que el país pueda seguir en esta parálisis de los temas fundamentales, a menos de que estemos dispuestos como sociedad a conformarnos con un progreso mediocre, una carencia y una falta de oportunidades para los mexicanos. Ninguno de nosotros estamos dispuestos a aceptar eso como proyecto de nación, tenemos que exigirle a los sectores políticos que se pongan de acuerdo".

En cuanto a si a los empresarios les preocupa la elección de julio, contestó que no. "Nos preocupa el ambiente caldeado que se está dando en este momento, lleno de acusaciones, de impugnaciones o de descalificaciones muy intensas o subidas de tono entre los contendientes.

 

SISTEMA TRIBUTARIO INSOSTENIBLE

 

Sobre el tan controvertido tema de la reforma hacendaria, el líder empresarial hizo ver que ante tal parálisis legislativa es valioso que tengamos foros donde se puedan lograr acuerdos y consensos en temas tan polémicos. Evidentemente que éstos para cualquier sociedad es el tema impositivo, por la enorme trascendencia y el impacto directo sobre el comportamiento de los individuos.

"Lo que queremos es aspirar a tener un sistema impositivo lo más equitativo y justo, pero también que fomente empleos, el ahorro y la inversión". Para ello, agregó, tenemos que discutir ampliamente diversas opciones para modificar el actual régimen tributario que a estas alturas es prácticamente insostenible.

Necesitamos darnos foros y espacios para que concluyan los sectores, la sociedad en su conjunto y que tratemos de encontrar consensos que permitan impulsar iniciativas en el Congreso de la Unión para tratar de quitarle la partidización o el interés electoral tan marcado que tienen los partídos políticos, que es esa su razón de ser.

En este sentido, Rangel Domene aseguró que se deben explorar otras maneras de organizarnos para lograr consensos en temas que por naturaleza van a ser polémicos. "Es imposible que pensemos que nos vamos a dar una reforma fiscal que no vaya a afectar intereses de un lado o de otro".

Se deben conjuntar las opiniones de todos los actores políticos, pues es una realidad que las iniciativas del Presidente no necesariamente deben ser las que prevalezcan, por tanto se requiere una discusión bien intencionada buscando un acuerdo y un consenso entre los partidos más importantes del país para tener las mayorías y lograr lo que se requiere hacer.

"Fox da su versión, su punto de vista y lo que he visto es que el Ejecutivo ya presentó ante el Congreso sus iniciativas de reforma fiscal y energética que son fundamentales para el país y que en estos momentos "duermen el sueño de los justos".

A pregunta expresa de si la iniciativa privada insistirá en una reforma fiscal que grave los alimentos y medicinas, Héctor Rangel hizo ver que hay varias opciones y entre ellas buscar la que mejor se adapte a las condiciones del país para mejorar el sistema de recaudación.

Obviamente que los impuestos indirectos como el IVA son muy efectivos en recaudar, pero creo que lo que hay que analizar es una conmbinación de diferentes instrumentos como el IRS y buscar cuál es la mejor opción. "Lo que sí creo es que no podemos mantener el sistema tributario actuyal, es complejo y efectivamente está recargado en unos cuantos con una serie de exenciones que provocan elusión y evasión que le cuestan mucho dinero al país y que no está recaudando lo que necesita el Estado para invertir suficiente dinero en educación, en salud y en inversión física, infraestructura.

 

CREER EN LAS INSTITUCIONES

 

Al cuestionarle si se pone en riesgo el sistema financiero a raíz de los problemas como el Pemexgate y los "Amigos de Fox', el líder de los empresarios del país afirmó tajantemente que no.

No obstante, abundó que se trata de un asunto complicado, serio, donde las autoridades judiciales tienen que investigar para dilucidar si hubo abusos y delitos y perseguirlos, pero eso no pone en riesgo al sistema financiero mexicano o a la estabilidad política o económica del país.

"Sin duda son temas serios que hay que atender o investigar y hay que verlo desde otra perspectiva: en la medida en que se empiezan a ventilar estos asuntos que antes quedaban en lo oscuro, son signos de la democracia y la transparencia y qué bueno que así sea y que podamos exigirles cuentas a los gobernantes. Y concluyó: "También servirá para que en el futuro los actores no cometan actos que puedan ser ilícitos. Yo creo que debemos de confiar en las instituciones que nos hemos dado".

Para concluir, el presidente del CCE aseguró que "hay que dar oportunidad a que diriman y encuentren lo que tengan que encontrar y persigan a quien tienen que perseguir".