Falta de Oficio Político, Verdadero Freno al Cambio: Madrazo P.

 

Debilita la Gobernabilidad Enfrentar a Partidos

 

ü       No Apostamos al Fracaso Oficial: MANS

ü       Firmeza, por Nuestras Instituciones

 

Por AURELIO RAMOS M., enviado

 

PACHUCA, Hidalgo, 4 de marzo.-- Roberto Madrazo Pintado, líder nacional del PRI, refrendó hoy aquí su convocatoria al Gobierno Federal, con objeto de conformar un "acuerdo en lo fundamental', orientado a construir de manera colectiva el futuro de México. "Somos la fuerza política más importante del país y nuestros adversarios lo saben; pero somos también el partido más responsable con la nación y más comprometido con el pueblo', expresó en la celebración del LXXIV aniversario de su partido.

Sostuvo que "la falta de oficio político es el verdadero freno al cambio', y agregó: enfrentar desde el gobierno y sistemáticamente a los partidos debilita las posibilidades de gobernabilidad, condición fundamental para el desarrollo.

En el mismo acto, ante millares de priístas de base, dirigentes sectoriales, legisladores, gobernadores, candidatos a puestos de elección e integrantes de la clase política estatal, el gobernador, Manuel Angel Núñez Soto, aseguró que el PRI no finca su futuro en el fracaso del gobierno, sino que sus militantes, mexicanos responsables, buscan encontrar el rumbo como país y como gobierno.

Y apuntó: "si este gobierno está firme es gracias a la resistencia de las instituciones creadas por el PRI y a la paciencia y sabiduría del pueblo de México".

Madrazo Pintado y Núñez Soto fueron los únicos oradores en el acto principal de una jornada de celebraciones que incluyó, entre otras actividades, la inauguración de la nueva sede estatal del PRI y la develación de bustos en bronce de dos priístas distinguidos, Alfonso Corona del Rosal y Francisco Galindo Ochoa.

En su alocución, Madrazo expresó que, a un año de que tomó posesión de su cargo como presidente del CEN de su partido, se observa aún más claramente el rumbo errático de la nación. La gobernabilidad se vulnera por la incapacidad del gobierno para construir consensos, dijo, y añadió que los priístas "¡claro que somos oposición!, pero una oposición transitoria. Y como vamos a regresar al poder, no queremos recoger un país en pedazos, y por eso debemos cuidarlo".

Recordó que, al llegar a la presidencia del PRI, propuso ampliar las alianzas de este partido con otras fuerzas, lo cual se ha logrado, y propuso conformar un acuerdo en lo fundamental con el gobierno, que fuera siempre en beneficio de México, lo cual no ha sido posible. "Con profundo ánimo republicano, el PRI lo ha buscado; le dijimos al gobierno que la construcción del cambio nos requería a todos y que todos aportaríamos lo mejor a la pluralidad. Por la mañana se dijo que sí; pero por la tarde, que no. No se puede acordar sin pactar ni pactar sin cumplir los compromisos".

Y, tras de indicar que la falta de oficio político es el verdadero freno al cambio, comentó, a guisa de ejemplo, que no se puede reclamar el que no se aprueben reformas, si éstas no han sido presentadas al Congreso.

Tampoco se puede, desde el Ejecutivo, culpar de errores propios a otro poder del Estado, pues, salvo el IVA a medicamentos y alimentos, la Reforma Fiscal del gobierno fue aprobada. La recaudación adicional, en el 2001, fue de 147 mil 700 millones de pesos, sólo que el gasto corriente subió en 148 mil millones, lo que redujo el gasto en inversión, además de que se incurrió en subejercicio del presupuesto "como si no hubiera que combatir la pobreza, la desigualdad en que viven más de 53 millones de mexicanos".

Los presentes rubricaron con aplausos atronadores los señalamientos de Madrazo Pintado, dirigidos al gobierno foxista, lo mismo que sus expresiones sobre las posibilidades reales de triunfo electoral. Los priístas trabajan a lo largo del país con un solo propósito: recuperar la Presidencia de México y regresar a Benito Juárez a Los Pinos, en el 2006, apuntó.

Entre los presentes, estaban el ex candidato presidencial, Francisco Labastida Ochoa; el ex Presidente, Miguel de la Madrid; los coordinadores parlamentarios, Enrique Jackson y Rafael Rodríguez Barrera; las legisladoras, Beatriz Paredes y María de los Angeles Moreno; los dirigentes nacionales, de la CNOP, Manlio Fabio Beltrones; de la CTM, Leonardo Rodríguez Alcaine, y de la CNC, Heladio Ramírez López, entre muchos más.

El ex gobernador de Tabasco aseguró que, a sus 74 años, el PRI está orgulloso de su historia y avanza en su renovación, y si bien en el pasado incurrió en errores --'defendimos decisiones impopulares, sucumbimos ante el presidencialismo y debilitamos nuestra autonomía como institución política'--, hoy es el partido de causas de la gente.

Aseveró que entre los priístas pasó el tiempo de las conciencias dóciles y las voluntades silenciosas, la imposición, la arrogancia y la soberbia; ahora impera una unidad democrática y forman un partido capaz de decirle, a los agoreros de su destrucción, que en la democracia se fortalecen y actúan más unidos.

Subrayó que su partido lucha electoralmente para ganar y por esta vía frenar la imposición de un "Estado de Derecho" que lincha a quien difiere y subordina las instituciones al poderoso en turno, pues el PRI propugna por un Estado de Derecho donde la separación de Poderes sea contrapeso al autoritarismo y la democracia florezca en el respeto al disidente, donde se garantice la seguridad pública de la gente y se robustezca la esperanza en el futuro.

En estas circunstancias, Madrazo Pintado declaró que su partido está "listo para ir por la República en la elección de julio', porque el país necesita ser gobernado con visión de Estado.

"Gobernar es hacer de las diferencias insumos de construcción política, pero para ello hace falta oficio y visión de Estado', dijo, y añadió: "En política, la naturaleza contribuye con atributos que luego, en el oficio, fructifican convertidos en facultades de estadista".

Y prosiguió:

"Ser hombre de Estado es saber armonizar las diferencias, no confrontar sino unir lo diverso. Ser hombre de Estado no es insultar a quien no piensa igual y denostar en los medios de comunicación, sino construir espacios de encuentro para que esa diversidad sirva para el camino de todos".

 

RECONSTRUCCION: NUÑEZ S.

 

Previamente al discurso del dirigente priísta, el gobernador Núñez Soto apuntó entre aplausos que fue el PRI el que, pese a dificultades y al inestable entorno internacional del siglo XX, le permitió a México ser la nación más viable, la economía más sólida y la sociedad más libre, abierta y participativa de América Latina, durante más de cincuenta años.

Sin embargo, el mundo que hacía del PRI la mejor opción ha cambiado y este partido también se transforma para lograr "sustituir con un proyecto de nación renovado el vacío y la inconsistencia que acompañan hoy a un gobierno que ha demostrado su inviabilidad".

Hizo notar que ya ha pasado el tiempo suficiente para saber que "el cambio prometido se quedó en buenas intenciones" y que éstas han sido incapaces por sí solas de aprovechar lo mucho que se hizo durante los gobiernos emanados del PRI, para que México avanzara con paso firme en su consolidación como nación.

Y en esta línea de reflexión, Núñez Soto sostuvo que los priístas no fincan el futuro de su partido en el fracaso del gobierno, porque están seguros de que recuperarán el poder en el 2006. Lo que queremos como priístas, y como mexicanos responsables, es encontrar rumbo como país y como gobierno, añadió.

"Si este gobierno está firme, es gracias a la resistencia de las instituciones creadas por el PRI, y a la paciencia y sabiduría del pueblo de México. Se puede y se debe cambiar, pero no se debe destruir sin sustituir', enfatizó.

El gobernador indicó que el PRI tiene que ofrecerle a la sociedad opciones acordes a sus necesidades, de modo que ésta confíe en él nuevamente, y asentó que, con una mayoría priísta en el Congreso, este partido podrá iniciar la reconstrucción del proyecto nacional desde el Legislativo.

Señaló que, al margen de diferencias partidistas, todos los mexicanos procuran modificar las estructuras del Estado para hacerlas más justas y eficientes, capaces de garantizar libertad, oportunidad y equidad para todos los mexicanos, no sólo a un sector privilegiado.

Para ello se necesita un debate productivo, a fondo y sin descalificaciones, sobre los problemas de la nación, dijo el gobernador hidalguense, y reiteró: "...el país demanda de los partidos una visión seria, responsable, comprometida, que garantice que el debate no se pierda en pequeñas disputas coyunturales y permita avanzar en un proyecto de nación de largo plazo".

Aseguró que ante la confusión imperante es imprescindible que el PRI retome su planteamiento ideológico, que da certeza y rumbo, y ante, la desconfianza en los políticos, es necesario darle valor a la palabra. La congruencia entre el decir y el hacer es lo que hace la diferencia entre credibilidad y desconfianza.

Continuó:

"Los políticos debemos fijarnos, hoy como nunca, valores éticos, para convertir la palabra en compromiso, para dejar la viciosa y deshonesta costumbre de darle al discurso un valor conyuntural, de utilizarlo sólo para mediatizar voluntades en el corto plazo y eludir obligaciones y responsabilidades, adquiridas justamente con el uso de la palabra".

Núñez Soto fue persistente en asegurar que los priístas saben que pueden regresarle a México la estabilidad perdida; estabilidad en las reglas y en la competencia por el poder, para lo cual se necesita construir una nueva mayoría para lograr la reforma integral del Estado, establecer un nuevo pacto social y concretar otros muchos puntos de la agenda nacional.

En el acto, que tuvo lugar en la explanada de la nueva sede del PRI estatal, el mandatario afirmó que los priístas tienen que dejar claro, ante los mexicanos, que es necesario imprimirle a la política un sello ético y que los miembros de este partido, en los cargos públicos, tienen claridad en sus deberes, gracias a una visión que mira a la nación como un todo.

El verdadero cambio, terminó, tiene que ser sin vacilaciones, responsable, con pleno conocimiento de lo que somos y queremos ser, pues, "quienes desean quitarle el freno al cambio, que nos vendieron hace tres años, lo quieren así para meter el acelerador a la pobreza.

"México no se inventó hoy, ni lo va a hacer nadie en un mes o en quince minutos. Eso es un absoluto desconocimiento de la historia y de lo que representan el pasado y la proyección del futuro que nuestra patria requiere".