El Abstencionismo, Gran Triunfador

 

ü       Violencia y Apatía en Ecatepec...

ü       Caza-Mapaches Detuvieron a Decenas

ü       ...Y la Marea Roja Repartía Dinero

ü       Casillas Vacías Allí y en Neza...

 

Por ALFREDO CAMACHO OLIVARES, enviado

 

ECATEPEC, EdeM, 9 de marzo.- Brotes de violencia, casillas retiradas una de otra, el sol quemante y la apatía de muchos pobladores fueron elementos que mucho contribuyeron para que el abstencionismo volviera a erigirse como el gran triunfador en la jornada comicial de ayer en el Estado de México. En esta importante cabecera municipal los incidentes, las casillas que abrieron tarde, las denuncias por coaccionar el voto y los "caza-mapaches" que detuvieron a decenas por delitos electorales, así como la llamada "marea roja" que repartió dinero a cambio del voto, revalidaron la crónica de una elección acalorada y reñida, largamente anunciada.

En un recorrido realizado por EXCELSIOR tanto en este municipio como en Nezahualcóyotl, las casillas lucían vacías; a cuentagotas llegó la gente a sufragar. Funcionarios de casillas bostezaban sentados, se paraban, caminaban y volvían a arrellanarse en sus lugares acosados por el aburrimiento. Se animaban unos a otros con un "esnzemprano, más tarde vendrá toda la gente'; pero no fue así... En 20 casillas de las colonias Valle de Aragón, Sagitario 3, Muzquiz, San Carlos, La Florida y Ciudad Azteca, los reportes eran contundentes cerca de las tres de la tarde: "De un padrón de 618 electores, no llevamos ni doscientos', comentaría Heriberto Toledo, funcionario de la casilla 1758 del Distrito 22 de este municipio.

Fue notoria por todas partes la presencia de la policía municipal y los famosos "caza-mapaches" en cuyas playeras se plasmó la leyenda: "El delito electoral se castiga con cárcel". De igual forma, la falta de información fue otro de los graves problemas que padecieron los electores. Que si los teléfonos de las oficinas del IEEM no contestaban en la mañana o que en Nezahualcóyotl no sabían detallerles dónde se encontraban las casillas correspondientes.

Cerca de la casilla básica de la sección electoral 1350, Distrito 21, donde a las once de la mañana votaría la candidata del PRD a la Presidencia Municipal, Marcela González Salas, se repartían estampas con la imagen de la morenita del Cerro del Tepeyac con singular texto: "Esta imagen no pertenece a ninguna campaña política, sólo te la damos por si crees en la Virgen de Guadalupe para que te ilumine y votes por el mejor presidente municipal, Ignacio Labra, este domingo 9 de marzo". Leyenda que se remata con el nombre de los responsables: Hermanos Carismáticos del Espíritu Santo A.R. Santa María Chiconautla, Méx.

Colegas que sintonizan la radio nos informan que ya se dieron anomalías en la zona norte del municipio, En la colonia La Presa, cuatro sujetos fueron detenidos por coaccionar el voto mediante dinero que ofrecían a la gente; en ese sitio Margarita Isabel López, funcionaria de una casilla, nos comentó: "Dos hombres como de 40 años que tripulaban una camioneta grande, intentaron comprar el voto de varios vecinos y les ofrecieron bultos de cemento, varilla o dinero en efectivo, pero pedimos el auxilio de la policía montada y los detuvieron".

No lejos de ahí en el mismo distrito 22, en la colonia Jardines del Tepeyac, se denunció a otras personas que vía la "operación tamal" trataban de alterar la jornada electoral y fueron remitidas al Ministerio Público correspondiente. Otros más que descargaban materiales para la construcción en la Escuela Tierra y Libertad, fueron detenidos.

En otras latitudes, en colonias del municipio perredista de Nezahualcóyotl, ocurrió cosa semejante con personajes que merodeaban las casillas 3053 y 3054 del distrito 25 y ofrecían cajac de galletas, vales de gasolina o 200 pesos en efectivo por voto.

Ya para entonces, por todos los rumbos de la entidad se sabía que en San Salvador Atenco, para evitar la violencia y ante la falta de garantías, se supendió la jornada comicial. Más tarde, grupos ajenos al conflicto y activismo político de ese municipio exigían respeto a al gente que deseaba votar, pero las casillas que se iban a instalar fueron destruidas y robados los paquetes electorales.

El agobiante calor provocó que la gente usaratlombrillas, gorras, ropa ligera como bermudas, shorts, playeras. No pocas damas desempolvaron sus abanicos y cargaron sus botellas de agua.

Desde las campañas de los diversos candidatos se habló de la posibilidad de que la de ayer fuer auna jornada electoral acalorada y hasta con la posibilidad de que se produjeran hechos violentos. Así que los incidentes no se hicieron esperar; los reportes en el Instituto Electoral del Estado de México, se acumulaban, entre otros, el estallido de un petardo en Tultepec que dejó tres lesionados en una casilla electoral; en Tultitlán a las diez de la mañana sólo se habían instalado 120 de las 436 casillas que en total debían ser. En aquel lugar el perredista Carlos Valdés, fue agredido a patadas por más de 15 sujetos que se bajaron de una camioneta, le robaron su celular.

En Tlalnepantla y Naucalpan, más detenidos por ofrecer dinero a cambio del voto. También rondaron provocadores que se trasladaban en diversas camionetas.

En municipios como Jaltenco, Zumpango, Temamatla, la novedad era que habían mucha concurrencia a las urnas y además el reporte era de tranquilidad absoluta y sin ninguna anomalía.

Ya entrada la tarde, cerca de la hora en que se cerraran las casillas en los 124 municipios de la entidad, hubo una gran movilización de patrullas tras un enfrentamiento entre perredistas y priístas en Tultitlán. Unos a otros se acusaron de tratar de coaccionar el voto. Hubo lesionados que tuvieron que ser trasladados a diversos nosocomios.

En Apaxco, Faustino Mendoza, preandente de casilla, renegaba de la baja afluencia de votantes: "Hay gente que de todo se queja,pero no viene a votar; caray, deben acudir a las urnas para que elijan a sus gobernantes".

Otro ejemplo más del abstencionismo se dio en Atizapán, donde el padrón registra más mujeres que hombres, y muchas amas de casa abordadas en un mercado externaron su poco deseo de acudir a votar.

En Villas del Carbón, zona de tolvaneras y espacios áridos, el calor rebasó 30 grados y las casillas estaban desiertas. Una que otra persona salía a la calle y las mujeres sacaron sus sombrillas para cubrirse del inclemente sol. En la colonia Benito Juárez de Neza, las carretas que acarrean la basura del municipio hacia los tiraderos, hacían más bulto que la poca gente que se veía en las urnas.

Así que hubo un poco de todo por todas partes. Se acaloraron los ánimos, se dieron incidentes con la tardanza para montar las casillas, la papelería que en algunas llegó incompleta, los que se quejaron porque primero se colgaron las mantas para cubrirse del sol en lugar de antender a los que quisieron sufragar desde temprana hora, pero hubo que esperar, la cultura del voto y nuestra idiosincrasia no son todavía a la altura como quisiéramos.

Esta jornada electoral extraordinaria, que muchos consideran el mejor termómetro para calcular lo que ocurrirá en las federales de julio próximo, dejó en claro una vez más que ni con el despilfarro millonario en propaganda que terminará en la basura, la gente se convenció para salir a votar, el abstencionismo volvió a reinar, pero una vez más el aparato electoral se montó para escribir un capítulo más de la hisjtoria del Estado de México. Como decía Luis Spota en Palabras mayores: "El poder angustia, el poder seduce... Y en torno a él, desfilan los grandes personajes y los politiquillos, los grandes momentos y los golpes bajos, el vitriólico humor y la terrible realidad de un país que está más allá de la realidad"...