Discuten a Espaldas de los Consejeros el Dictamen del Pemexgate: JBB

 

Fox y Korrodi, Obligados a abrir la Información de Los Amigos: Garza G.

 

Por ADOLFO SANCHEZ VENEGAS

 

A unas horas de que la Comisión de Fiscalización del IFE inicie la discusión de la sanción en contra del PRI por el Pemexgate, el consejero electoral José Barragán Barragán externó su preocupación por la forma en que se ha manejado esta investigación en el seno de esta instancia e inclusive, "se desconoce el contenido del dictamen final". Y sentenció: "Están discutiendo a espaldas de los consejeros y eso es totalmente incorrecto".

Asimismo, el funcionario electoral envió una carta al consejero presidente del Instituto Federal Electoral, José Woldenberg Karakovsky, en donde expresa su preocupación relativa a la forma como se está procesando por la Contraloría Interna de la institución en la denuncia interpuesta por Lino Korrodi en contra del consejero Jaime Cárdenas Gracia.

En tanto que la senadora Laura Alicia Garza Galindo aseveró que el caso "Amigos de Fox" se ha convertido en "razón de Estado". El Presidente Fox y Korrodi Cruz están obligados a abrir la información, con el fin de despejar toda duda y dejar de andar persiguiendo e involucrando a legisladores sin fundamento u orden de aprehensión, "violando con ello la Constitución y los derechos humanos".

Indicó que con este tipo de estrategias los panistas y el foxismo intentan generar un grave clima de tensión e incertidumbre en la sociedad, en los mercados financieros, en los procesos electorales y en el Estado de Derecho.

La Comisión de Fiscalización se reunirá mañana a las 19:30 horas para discutir el dictamen del presunto desvío de recursos de Petróleos Mexicanos a la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa.

El consejero Barragán Barragán externó su desacuerdo por la manera en que se han conducido los trabajos de esta instancia, "que pretenden aplicar una confidencialidad absoluta, cuando en ella se abordan asuntos que son de interés público".

Hizo notar que en esa comisión, presidida por Alonso Lujambio Irazábal, se le ha solicitado no hablar con los representantes de diversos medios de comunicación sobre los asuntos abordados por este grupo de trabajo. Aseguró que hasta el momento no han tenido acceso al expediente del caso Pemexgate. "No sé qué acuerdos se han tomado para sancionar al PRI y, en mi caso, no asistiré a la reunión de mañana, pues no tiene ningún motivo ya que este documento deberá ser aprobado o no por el Consejo General del IFE en la próxima sesión que tenga', agregó.

Se ha venido incurriendo, expuso, en una serie de errores que no hemos querido subsanar y con ello se está poniendo en riesgo la credibilidad del Instituto Federal Electoral.

El funcionario electoral dio a conocer además que envió una misiva al consejero presidente José Woldenberg, donde expresa su preocupación a la forma en que está procesando la Contraloría Interna la queja interpuesta en contra del consejero Jaime Cárdenas.

Esto se deriva, explicó, de ciertos actos que, de hecho, se están haciendo por dicha contraloría supuestamente para allegarse más elementos para valorar si se da o no entrada a la denuncia. Así como de estar buscando más elementos de valoración y con independencia de esa búsqueda al parecer se ha mencionado por el mismo contralor que está impedido para conocer de esta queja.

También, abundó, se habla de emplazamientos: en un caso para que los abogados del acusador aporten otros elementos que refuercen la acusación y, en su caso, para que Cárdenas Gracia dé contestación a la demanda.

Insisto en que, sobre este particular, lo jurídico, lo ético, si no se tiene competencia, es proceder a decirlo y desechar de plano la queja, sin apenas mirarla, concluyó.

 

RAZON DE ESTADO

 

El caso "Amigos de Fox" se ha convertido en "razón de Estado". El Presidente Fox y Lino Korrodi están obligados a abrir la información, con el fin de despejar toda duda y dejar de andar persiguiendo e involucrando a legisladores sin fundamento u orden de aprehensión, violando con ello la Constitución y los derechos humanos, afirmó la senadora Laura Alicia Garza Galindo.

"Con este tipo de estrategias, los panistas y el foxismo tratan de generar un grave clima de tensión e incertidumbre en la sociedad, en los mercados financieros, en los procesos electorales y en el Estado de Derecho', enfatizó.

Cada vez más, dijo, surge información sobre abusos cometidos por el Gobierno Federal. "Ahora resulta que lo más que se puede esperar de la actual administración es el usufructo del poder, como la mejor instancia para abusar de los mexicanos".

Y consideró que "tanto abuso es ser omiso y permitir el caso del cerro del Chiquihuite, como la retención indebida de Eduardo Fernández García y una vez más el intento de destruir prestigios personales, al igual que la imagen del partido político que no asume como adversario digno, sino como enemigo condenado al exterminio".

Recordó que el 21 de junio de 2000, en el uso de sus facultades legislativas, Enrique Jackson Ramírez, líder entonces de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, con las pruebas en la mano y de cara a la nación, señaló que el entonces candidato panista a la Presidencia, Vicente Fox Quesada, había recibido "en la oscuridad y bajo el manto protector de los `Amigos de Fox', financiamiento de empresas extranjeras, en principio en su precampaña y quién sabe si aplicado a su campaña; ése es el debate, cosa que atenta en la conciencia de los mexicanos, que aborrecemos adquirir cuentas por cobrar de extranjeros".

Sin embargo, alertó, el gobierno foxista se asustó desde entonces e inició una serie de maquinaciones sin sustento jurídico real, que van desde el Pemexgate y la imposición ilegal de la Sección Instructora en la Cámara de Diputados, en donde los panistas son mayoría, para buscar el desafuero de los legisladores Romero Deschamps y Ricardo Aldana Prieto e inducir desde ahí el del diputado local Jesús Olvera, pasando por el vergonzoso involucramiento en este asunto -también sin fundamento- de los senadores Dulce María Sauri Riancho, Manuel Bartlett Díaz, Humberto Roque Villanueva y Emilio Gamboa Patrón, así como a la diputada Beatriz Paredes Rangel, para concluir con la detención disimulada en arraigo, sin mediar orden de aprehensión, de Eduardo Fernández García, ex presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como de varios de sus colaboradores.

Ahora, dijo, buscan manosear el prestigio de otra muy importante figura política nacional: la de Enrique Jackson Ramírez, nada menos que el actual presidente de la Cámara de Senadores, a quien no llaman a declarar, "porque tampoco tienen motivo".

Y se preguntó la legisladora tricolor: ¿De qué se trata? "Pues de puras cortinas de humo para ocultar las sombras del gobierno y de paso mandar a la barandilla los procesos electorales. A río revuelto... que siga la persecución".

Estableció que el problema no se acaba ahí, sólo es el principio. Están, expuso, en entredicho conceptos que deben ser intocables: la soberanía y la seguridad nacional; la legalidad y la legitimidad de este gobierno.

Por lo tanto, recalcó, Lino Korrodi y el Presidente de la República están obligados a abrir la información de "Amigos de Fox".

Eso, subrayó Garza Galindo, llevaría implicaciones graves: la deducción de que en el financiamiento de la campaña presidencial de Vicente Fox hubo en efecto "lavado de dinero" y por tanto los "Amigos de Fox', esos inefables e interesados seguidores, tendrían que pagar sus culpas, en el supuesto de que en el gobierno del cambio la justicia sea imparcial y se aplique con rigor, concluyó.