LOS NIPONES QUIEREN LA GUERRA

JAPON PRESIONA A MEXICO

 

Los Seis Indecisos Proponen

Ultimátum de 45 Días más

 

NACIONES UNIDAS, 11 de marzo (Reuters, DPA, AP y ANSA).- Japón arreció presiones diplomáticas sobre México para que vote a favor de la resolución promovida por Estados Unidos, Gran Bretaña y España, que autorizaría la fuerza contra Irak, con una llamada telefónica hecha por el primer ministro nipón Junichiro Koizumi al Presidente Vicente Fox.

Mientras tanto, los seis países del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas indecisos sobre el tema de Irak, entre ellos México, propusieron un plazo de 45 días para que Bagdad demuestre que cumple plenamente con sus obligaciones de desarme, dijo hoy el embajador de Camerún, Martín Belinga-Eboutou.

El anuncio fue hecho luego de que se informara en Tokio que el Primer Ministro Junichiro Koizumi entabló comunicación telefónica con el Mandatario mexicano, con la finalidad de presionarlo para que vote a favor de la resolución.

Por otra parte, la cadena CNN informó que Estados Unidos tiene planeado probar una nueva ``superbomba', al parecer para atemorizar a los militares iraquíes y convencerlos de que se rindan.

Según la televisora, el arma ``Massive Ordnance Air-Bust Bomb" (MOAB) ser  sometida a una prueba en la base de la Fuerza Aérea de Elgin en Florida. Debido a la potencia de la bomba, guiada por satélite, se ha advertido del estallido a los habitantes de la zona.

Sin embargo, Greenstock dijo que, aun cuando Gran Bretaña está lista para tomar en consideración una postergación del ultimátum, ``no miren más allá de marzo".

Según Greenstock, la fecha del 17 de marzo fue propuesta ``a modo de ejemplo para indicar al Consejo de Seguridad que el tiempo es poco".

Estados Unidos y Gran Bretaña, que enfrentan una derrota casi segura en el consejo de 15 países, han postergado una votación, posiblemente hasta el jueves, sobre su propuesta de resolución, que le otorga a Irak hasta el 17 de marzo para cumplir con las exigencias de desarme, o de lo contrario enfrente una guerra.

Por su parte, Koizumi señaló ante la prensa en Tokio que había llamado a Fox para decirle que es deseable que los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU demuestren su unidad para presionar a Irak con el objetivo de lograr el desarme del país árabe.

'Si la comunidad internacional está dividida, ello no solamente beneficiar  a Irak, sino que pondrá gravemente en duda la autoridad y utilidad práctica de las Naciones Unidas', dijo a Fox durante una comunicación vía telefónica el martes.

Fox, quien ha buscado un acuerdo de último momento entre los miembros del dividido consejo, reconoció la importancia de una posición unificada, pero se negó a tomar partida.

"México tiene una posición independiente y no se inclina a ningún lado”, dijo Fox.

Mientras tanto, el Primer Ministro británico, Tony Blair, advirtió que las divisiones que han demorado una nueva votación en la ONU enviaban un mensaje equivocado al enemigo.

"Mi preocupación es que si los países hablan de usar un veto en todo tipo de circunstancias, el mensaje que envían a Saddam (Hussein) en estas fuera del atolladero', declaró Blair a la prensa en Londres.

 

 

 

                                   ----000----