Descontará 100% el IFE de Ministraciones del PRI

 

ü       Determinó no Tocar 714 MDP Otorgados al Partido

ü       En 2004 le Bajará el 50% Para que Haga Campañas

 

Por ADOLFO SANCHEZ VENEGAS

 

A pesar de la sanción de mil millones de pesos en contra del PRI por no haber reportado el ingreso de 500 millones de pesos durante el 2000 provenientes del sindicato petrolero, el IFE determinó "no tocar" los 714 millones de pesos asignados para este partido como gastos de campaña electoral y se le van a entregar en tiempo y forma, con el propósito de que la competencia electoral sea equitativa entre todas las organizaciones partidistas en 2003.

Sin embargo, acordó descontar 100 por ciento de esta multa de las ministraciones ordinarias a las que tiene derecho hasta que concluya este año y reducirle en 2004 el 50 por ciento de estos recursos, con el fin de que tengan la posibilidad de desplegar sus campañas políticas en las contiendas electorales futuras.

Por otra parte el Revolucionario Institucional interpuso un recurso de impugnación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ya que la Comisión de Fiscalización le desecho su petición de prorrogar la presentación del dictamen ante el Consejo General.

Con los votos de los consejeros Mauricio Merino Huerta, Gastón Luken Garza, Jacqueline Peschard Mariscal y Alonso Lujambio Irazábal la Comisión de Fiscalización del Instituto Federal aprobó el dictamen relativa a la queja que presentó el PRD en contra del PRI por presuntas desviaciones de recursos públicos.

Antes de que se diera el fallo los consejeros Jaime Cárdenas Gracia y José Barragán Barragán abandonaron la sesión, bajo el argumento de que no tuvieron el tiempo suficiente para estudiar el dictamen correspondiente. La reunión de trabajo se prolongo por espacio de 90 minutos.

Esta sanción puede ser modificada durante la sesión del Consejo General del IFE del próximo viernes o en su caso de la resolución que adopte el TEPJF.

Por su parte José Woldenberg, consejero presidente del IFE, rechazó tajantemente que haya un plan para afectar a alguien, ni tampoco se busca proteger a alguien.

Aclaró que los recursos de campaña que tiene asignados el Revolucionario Institucional para este año electoral no serán tocados y que ascienden aproximandamente a 714 millones de pesos; sin embargo, se les reducirá los gastos correspondientes a gastos ordinarios en un 100 por ciento, luego 50 por ciento en 2004 hasta cubrir el monto de la sanción impuesta.

En tanto el consejero Gastón Luken salió al paso de los ataques vertidos por el PRI y estableció que "todos pedimos, exigimos el combate a la corrupción, a la impunidad y, por ende, el respeto al Estado de Derecho".

El IFE, de nueva cuenta, actúa en consecuencia y en esa dirección. "El partido político señalado reclama justicia, ésta se a dispensado o se está dispensando; reclama su inocencia, lo podrá hacer así, si así lo desea, ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación".

Y ante las expresiones hechas por Rafael Ortiz, representante del PRI ante el IFE que dijo "le han pisado la cola al tigre, se acabó la civilidad, viene la movilización', respondió:

"Nuestro país no puede darse el lujo de esas expresiones. Si esa expresión implica una amenaza para el IFE o sus miembros, ésta la denuncio y, por supuesto, la rechazo. El IFE no caerá en provocaciones".

Antes de que diera inicio la sesión de la Comisión de Fiscalización hicieron acto de presencia legisladores, dirigentes y militantes del Institucional, encabezados por el senador Fidel Herrera Beltrán y Miguel Angel Yunes Linares, con el fin de que se les permitiera entrar a esta reunión de trabajo.

Denunciaron que hoy se inicia la etapa de los juicios secretos y que el Instituto Federal Electoral se ha transformado en la nueva inquisición.

Es el principio, enfatizaron, de la contrarreforma política en nuestro país y el IFE ha sido secuestrado por Los Pinos, los Amigos de Fox y por la PGR.

Por su parte el presidente de la Comisión de Fiscalización, Alonso Lujambio Irazabal al tocar el tema de los Amigos de Fox, expuso "tenemos indicios de que hubo aportaciones ilícitas en materia electoral".

"No tenemos ningún indicio hasta el momento de que estas empresas y personas físicas involucradas con esta agrupación hayan recibido recursos del narcotráfico o de otro tipo de actividades ilícitas. En el momento en que lo tengamos lo haremos', recalcó.

Woldenberg hizo notar que para 2003 el IFE había asignado al PRI 1,400 millones de pesos, pero con la sanción administrativa que impondrá la comisión de fiscalización dejar]  de percibir entre 25 y 30 por ciento de recursos económicos.

En conferencia radiofónica, el funcionario electoral comentó que la repercusión política puede estar ahí y el Revolucionario Institucional busca atemperar eventualmente este costo.

Hizo notar que el Consejo General del IFE en su sesión del próximo viernes va a desahogar este tema y sancionará conforme a lo que establece la ley, por lo tanto, la sociedad debe sentirse satisfecha de que estamos cumpliendo con nuestro trabajo de fiscalizar elaminanciamiento público que se les otorga a los partidos políticos y para que no se comentar anomalías de ningún tipo.

En el caso de los Amigos de Fox -aseveró- "vamos a ir a todas las fuentes para allegarnos toda la información que requerimos".

Tenemos -dijo- localizadas las fuentes pero no podemos entrar ya que el secreto bancario y fiscal no los impide, por eso, hemos solicitado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación su intervención para abrir esta posibilidad.

Pero también tenemos -expresó- otra puerta y es que la Procuraduría General de la República desahogue las dos denuncias que se presentaron y en el momento en que cierre la averiguación previa correspondiente se la vamos a solicitar y seguramente nos las va a entregar. A partir de ahí, indicó, reconstruiremos lo que en realidad sucedió.

En conferencia de prensa los consejeros electorales, Jacqueline Peschard Mariscal, Alonso Lujambio Irazábal, Gastón Luken Garza, Mauricio Merino Huerta dieron sus argumentos para votar a favor del dictamen en donde se sanciona al PRI por no haber informado el ingreso de 500 millones de pesos durante el 2000.

El primero en hacer uso de la palabra fue el presidente de la Comisión de Fiscalización, Lujambio Irazabal quien señaló que cuando un partido político comete una irregularidad de esta naturaleza se le impone una sanción del doble del monto implicado.

Indicó que el monto en esta ocasión fue de 500 millones de pesos, por lo tanto, la multa correspondiente es de mil millones de pesos y de acuerdo a loñnue hemos establecido sistemáticamente.

Sin embargo, aclaró, que de ninguna manera una sanción de esta naturaleza puede significar para un partido su imposibilidad de competir en condiciones de competitividad en el mercado electoral.

Por eso -indicó- se ha decidido, en línea con esta preocupación y con esta convicción, los 714 millones de pesos que tiene el Revolucionario Institucional para gastos de campaña no van a ser tocados y se le van a entregar en tiempo y forma.

Consideramos -aseveró- que de ninguna manera afecta las condiciones de competencia del PRI. Puntualizó que el partido sancionado puede recurrir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para inconformarse de esta resolución y será esta instancia la que ratifique o no este dictamen o en su caso reducir el monto de la multa.

Aclaró que el IFE no quiere confrontarse con el Revolucionario Institucional, sólo busca cumplir con la ley y es lo que esta haciendo.

Jacqueline Peschard Mariscal aclaró que no han recibido ningún tipo de presión en torno a este asunto, el cual, ha sido desahogado tranquilamente y conforme a nuestros procedimientos.

En cuanto a la multa -explicó-, nosotros proponemos que se le retire al PRI el 100 por ciento de sus ministraciones ordinarias hasta que termine este año y para 2004 se está poniendo a consideración reducirle 50 por ciento de este rubro, para que tenga la posibilidad de participar en las contiendas electorales de ese año que se dan a nivel estatal.

A su vez el consejero Mauricio Meridu Huerta aseguró que todo el procedimiento de esta queja y de todas las demás que se han resuelto en la Comisión de Fiscalización ha sido completamente autónomo y es absolutamente falso y categóricamente contrario a la verdad que se haya seguido alguna línea política y mucho menos venida de otra instancia que no sea la del IFE.

En su momento el consejero Jaime Cárdenas Gracia dio sus argumentos de porque abandono la sesión de la Comisión de Fiscalización. "No he terminado de analizar el dictamen de 742 hojas".

Respeto la posición de la mayoría -dijo-, "pero me parece también una irresponsabilidad que en tan pocas horas, un asunto de tanta magnitud, de tanta importancia jurídica y política se pueda analizar, estudiar y valorar en 36 horas".

Hay -dijo- partes sustanciales del dictamen que exigen un estudio y una consulta jurídica. La parte central del dictamen está relacionado con si el PRI recibió o no efectivamente 500 millones de pesos y eso se elabora a partir de una serie de presunciones y la duda jurídica de si, si esas presunciones son idóneas para determinar que los recursos ingresaron o no al partido, por lo tanto, no es un asunto fácil.

-¿Por qué la prisa?

"Eso es lo que llama la atención. Es un asunto que requería más estudio', insistió.

 

LLEGAN LOS PRIISTAS

 

Cerca de las 18:30 llegaron los priístas al IFE. Al frente de ellos iban Fidel Herrera Beltrán y Miguel Angel Yunes Linares, los acompañaban legisladores y dirigentes partidistas.

Denunciaron que la Comisión de Fiscalizac pn dictaminó a espaldas de los partidos y de la sociedad, porque no pueden sostener sus argumentos para castigar al PRI.

Indicaron que el IFE ha sido secuestrado por la Procuraduría General de la República, la Presidencia de la República y por una cúpula de funcionarios electorales.

A pesar de ello -afirmaron-, el PRI va a salir triunfante de los comicios del 6 de julio a pesar del PAN, de la PGR y del instituto.

Consideraron que las menecillas del reloj del IFE son manejadas de la Presidencia de la República, y lo más triste de ello es que el máximo órgano electoral del país actúa de manera parcial.

Reiteraron su acusación contra Lujambio Irazábal y de Arturo Sánchez Gutiérrez de recibir línea del ex consejero Juan Molinar Horcasitas.

El diputado José Elías Romero Apis dijo que con esta resolución inicia la contrarreforma política en nuestro país. "Es una noche triste para la democracia en México".

 

RESPUESTA AL PRI

 

En un comunicado el IFE sostuvo que es un órgano autónomo que se rige por principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad.

Sus decisiones son colegiadas y públicas y pueden, en efecto, ser recurridas ante el TEPJF. "El PRI tiene y tendrá ese camino legal abierto".

Aseguró que en el caso Amigos de Fox, además de combatir los amparos se han realizado pesquisas para solicitar información a diversas personas físicas y morales, incluyendo empresas mercantiles, a diversos registros públicos de la propiedad y del comercio, así como a las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Relaciones Exteriores.

En particular a esta última -aseguró- se le solicitaron diligencias en Bélgica y Estados Unidos, a fin de esclarecer los hechos.

Así respondió el órgano electoral al desplegado de la Coordinación de Asuntos Jurídicos del CEN del PRI, y señaló que los tiempos de las investigaciones en torno a este caso el IFE no está sujeto a consideraciones de tipo político sino a razones estrictamente jurídicas.