Veta el Ejecutivo Federal la Ley del SAT; Marca una Inconformidad

 

La Devolvió a la Cámara de Diputados

 

ü       Proponía la Aprobada a dos Secretarios de Finanzas Estatales Para el Consejo

ü       Retroceso al Combate a la Evasión: Chávez; lo Analizaremos: Julio Castellanos

 

Por ROMAN GONZALEZ ALVAREZ

 

El último periodo ordinario de sesiones de la LVIII Legislatura comenzó con un nuevo enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo. La Ley del Sistema de Administración Tributaria, aprobada por unanimidad en diciembre pasado, fue vetada por el Ejecutivo Federal y turnada ayer a la Cámara de Diputados, debido a una inconformidad por la propuesta de que dos secretarios de finanzas de los estados sean miembros del Consejo del SAT.

El secretario de la Comisión de Hacienda, Jorge Chávez Presa, calificó la decisión del Ejecutivo como un retroceso en el combate a la evasión fiscal. El panista Julio Castellanos, negó que se trate de un "jalón de orejas al PAN". Vamos a analizar las observaciones del Ejecutivo', aseveró.

El diputado David Penchyna Grub, apuntó que resulta muy lamentable este hecho, ya que fue una ley que llevó mucho tiempo construir en consensos de todas las fuerzas partidistas.

El panista Julio Castellanos, afirmó que se revisará nuevamente la ley que vetó el Ejecutivo. "Creo que hubo imprecisiones y no se corrigieron. No tenemos línea de nada y vamos a revisar la ley', señaló.

Penchina Grup aseveró que se trata de una ley que mejora sustancialmente el Sistema de Administración Tributaria de nuestro país, aprobada por todos y cada uno de los partidos políticos representados en este Congreso, incluido el Partido Acción Nacional.

"Es inexplicable, muy lamentable que en el inicio de un Periodo Ordinario, donde los diputados tenemos el ánimo de seguir construyendo reformas que beneficien a nuestro país y un andamiaje normativo que permita que México sea más fuerte, existe esta actitud del Poder Ejecutivo Federal', añadió.

-¿Cuáles son los puntos en los que el Ejecutivo no está de acuerdo?, se le preguntó a Chavez Presa.

-'Al Ejecutivo Federal, entre las cosas que hemos podido saber por la prensa, no le gusta que dos secretarios de finanzas públicas, de los gobiernos de los estados, formen parte de la Junta de Gobierno. Hay que recordar que el año pasado se generó una de las peores crisis institucionales que ha vivido el país cuando el Gobierno Federal no pudo justificar ante los gobiernos estatales el recorte de las participaciones".

Consideró que resulta increíble que el Ejecutivo Federal que pregona y pide transparencia y rendición de cuentas, no quiera hacerlo con quienes son socios en la recaudación, que son los gobiernos estatales. Los gobiernos estatales se han coordinado fiscalmente o tributariamente con el Gobierno Federal y esto es un golpe muy fuerte para el federalismo.

Chávez Presa argumentó que es un golpe muy fuerte para los contribuyentes, porque dentro de las reformas que están y que aprobamos por unanimidad, está el resarcir al contribuyente de los daños que le ocasione el Servicio de Administración Tributaria.

Explicó que el veto del Ejecutivo a la Ley del SAT, está posponiendo la lucha abierta contra la evasión fiscal. "Parece que el Ejecutivo Federal sí es el freno a las reformas estructurales que tanto requiere el país y que no quiere construir una reforma a la hacienda pública', dijo.

David Penchyna admitió que se trata de un revanchismo con el Ejecutivo y Legislativo. "Es un revanchismo canibalesco', porque aquí hay que destacar que el Partido Acción Nacional al cual pertenece el Poder Ejecutivo Federal aprobó a favor esta reforma. Esta es una evidencia más a la mentira, de que el Presidente propone y el Congreso dispone.

El veto del Ejecutivo, dijo, no beneficia a nadie, ni siguiera al Poder Ejecutivo. Por eso el llamado que estamos haciendo a que el Ejecutivo razone porque esa medida no beneficia a nadie. "Lejos de facilitar el camino para la construcción de acuerdos, lo está destruyendo. Entonces no beneficia a nadie, ni siquiera al Poder Ejecutivo Federal.

-¿Tratarán de conseguir las dos terceras partes para presentar la iniciativa nuevamente?

-'Desde luego que sí, porque hay que recordar que esta iniciativa de reforma se aprobó en la Cámara de Diputados con 418 votos a favor, 190 votos del PAN, 160 votos del PRI y de los otros partidos políticos. En el Senado de la República se votó con 94 votos a favor y ningún voto en contra', respondió Chávez Presa.