"TACHE" A MI GOBIERNO: AMLO

 

 

Retraso en la Entrega de Obras

"El Centro, Paraíso Fiscal"

 

ADRIAN FIGUEROA

 

Fue una mañana de sorpresas y festejo. Andrés Manuel López Obrador inauguró las tres calles remodeladas; fue a la iglesia y al salir comentó que el Centro Histórico es un ``paraíso fiscal”; luego admitió que su administración tiene un ``tache”, porque entregó dos días después las obras en Donceles, Palma y 16 de Septiembre.

En un amanecer no tan frío como en la entrega de la primera etapa, López Obrador, en compañía de la directora del Fideicomiso Centro Histórico de la Ciudad de México, Ana Lilia Cepeda, varios de sus funcionarios, entre ellos el procurador capitalino, Bernardo Batiz Vázquez, y vecinos del primer cuadro, reabrió las calles citadas a la circulación vial y programadas en la segunda etapa de rehabilitación del Centro Histórico, quedando pendiente Tacuba, por ser un trabajo especial, porque por ahí pasa el Metro.

En cada una de ellas cortó el listón simbólico que daba el arranque de su nueva imagen. Donceles, Palma y 16 de Septiembre lucían limpias, recién lavadas, con algunos tubos de PVC aún sueltos y un poco de arena esparcida, pero ya despejadas de la maquinaria y desechos para el uso de los ciudadanos.

En su recorrido, López Obrador comentó que este programa de rehabilitación es integral, como lo merece el primer cuadro de la ciudad. ``Esta es la primera fase de la segunda etapa de rescate de la zona, en la que se aplicará una inversión total de 500 millones de pesos y dieron inicio el pasado 7 de enero".

Sobre 16 de Septiembre se encontró al pintor minusválido Bacilio González Ramírez, de 82 años, quien le regaló un fresco en agradecimiento a la tarjeta de apoyo a los adultos mayores que recibe y le pidió le diera la oportunidad de plasmar en un lienzo a toda su familia. El jefe de gobierno le dijo que le entregaría una foto para que realizara su trabajo.

Cuadras más adelante, se encontraría a un ``juguero”, quien le peguntó si también los vendedores de zumo serían desalojados, a lo que López Obrador le contestó: ``No, porque son históricos".

En Donceles, rompió su recorrido y, por primara vez en su mandato, entró a una iglesia, la de Nuestra Señora del Pilar, a cargo de la orden de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret. Ahí recibió una explicación de la arquitectura estilo churrigueresco, con la cual está construido el templo, de sus frescos y las obras de arte que se encuentran ahí.

Al salir, en una breve conferencia de prensa, López Obrador afirmó que el Centro Histórico es un ``paraíso fiscal”, porque el que invierte para renovar y convertir edificios en casa habitación, tiene condonación de impuestos y facilidades, porque ayuda a repoblar la zona. ``Esto le dar  vida al centro y terminará de redondear esta etapa”, agregó.

"También los comerciantes en vía pública han estado en una buena actitud. Se están llegando a acuerdos con ellos y se les va a reubicar en plazas comerciales, con el propósito de que con el diálogo se vaya limpiando el Centro Histórico de ambulantes”, precisó. Pero también hay otros beneficios, añadió, y uno de ellos es que se está incrementando la recaudación de impuestos en la zona.

También López Obrador informó que para el próximo año se rehabilitar  las calles de Corregidora, Correo Mayor, Moneda, San Ildefonso, y se seguirá avanzando en el perímetro “B". En dos años más, se tendrá rescatado un buen núcleo del primer cuadro.

A su vez, Ana Lilia Cepeda informó que en esta segunda etapa se renovó la red de drenaje y agua potable en Donceles -desde Eje Central hasta República de Argentina- de 16 de Septiembre a Venustiano Carranza y de 5 de Mayo a Madero.

Se introdujo telefonía subterránea, fibra óptica y electricidad; se instalaron 1,795 metros lineales de drenaje; se construyeron 2,809 metros de guarniciones; 7,787 metros cuadrados de banquetas; 12,967 metros cuadrados de estampado de arroyos, con una inversión de 38 millones de pesos, añadió Lilia Cepeda.

 

 

                                   ----000-----