OBUSES Y COHETES SOBRE IRAQUÍES

 

·         ATAQUE LETAL

·         ARDEN POZOS PETROLEROS EN BASORA;COMENZÓ LA OFENSIVA POR TIERRA

 

EN EL DESIERTO KUWAITI, 20 de marzo (AP, Reuters, Notimex y DPA).- La artillería estadunidense disparó hoy obuses y cohetes contra posiciones enemigas en el sur de Irak, al tiempo que se informaba que varios pozos petroleros en las afueras de Basora comenzaron a arder, ante lo cual el secretario de EU de Defensa, Donald Rumsfeld, exhortó a los iraquíes a ``no quemar las riquezas" de su país.

El mayor general Bufourd Blount dijo que los disparos de artillería señalarían el inicio de una primera fase de la ofensiva por tierra contra Irak.

El cielo se iluminó en torno de los cañones al momento de los disparos, mientras los soldados presentes aplaudían y daban vivas al ver los proyectiles surcar el cielo.

Mientras tanto, la cadena de televisión CNN informó que las primeras unidades especiales estadunidenses entraron ya en el sur de Irak.

De acuerdo con la televisora, que se basa en fuentes del Pentágono, se trata de las primeras misiones de reconocimiento por parte de unidades especiales que deben preparar la entrada de las tropas de tierra norteamericanas.

En medio de información contradictoria, Rumsfeld acusó en Washington a Irak de haber incendiado tres o cuatro pozos petroleros en Basora, el sur del país, pero el ministro iraquí de Petróleo desmintió la información.

La televisión kuwaití informó temprano que varios pozos cercanos a Basora, habían sido incendiados por las tropas iraquíes, al tiempo que medios de comunicación de Irán informaron que aviones de Estados Unidos bombardearon la zona.

La oposición chiíta iraquí indicó que las fuerzas norteamericanas se encontrarían a no más de un kilómetro de Bassora, dispuestas a atacar la ciudad.

En rueda de prensa, el secretario de Defensa dijo que tenía ``indicios" de los pozos en llamas y afirmó que era ``un crimen de ese régimen destruir las riquezas del pueblo iraquí”, advirtiendo que ``quien destruya pozos de petróleo será castigado. Los encontraremos y los castigaremos".

En un comunicado, el secretario estadunidense de Energía, Spencer Abraham, dijo que ``en este momento, no conocemos la extensión de los daños en los pozos iraquíes o cuántos pozos han sido afectados por orden del régimen".

Sin embargo, el ministro iraquí, Amir Muhammed Rasheed, dijo en Bagdad que ``este reporte (sobre los incendios en Basora) que les fue entregado es una filmación de las pandillas estadounidenses y es engañoso y prejuicioso".

Por otra parte, Rumsfeld informó que en las primeras acciones de guerra contra Bagdad hace unas horas, las fuerzas estadounidenses atacaron ``un importante centro de comando iraquí”, y comentó que aún está en curso la evaluación sobre daños infligidos por el ataque.

"Los días del régimen de Bagdad están contados”, agregó Rumsfeld, que advirtió a los iraquíes que ``cuando comiencen las hostilidades quédense en sus casas, no escapen del país y escuchen la radio. No se acerquen a objetivos militares".

Asimismo, el secretario de Defensa confirmó que hay dudas sobre la ``autenticidad" de una comparecencia en televisión del Presidente iraquí, Saddam Hussein, tras el bombardeo de la pasada madrugada.

Ante las preguntas acerca de si se trataba del propio mandatario iraquí o de un doble, el jefe del Pentágono respondió: ``Eso es lo que se está discutiendo".

Por su parte, el ministro iraquí de Información, Mohammed al-Sahaf, declaró que al afirmar públicamente que el blanco de los misiles lanzados este jueves contra Bagdad era el Presidente Hussein, tanto Bush como el Primer Ministro británico, Tony Blair, ``reconocen que son asesinos".

Aseguró que por esa acción ambos ``deben ser blancos de sus propios pueblos".

 

 

 

                                   ----000----