Avanzan Tropas de EU; “Contados, los Días” de Hussein

 

Bombardeo a Blancos Claves en Bagdad

 

ü       Habrá "el Mayor Ataque": Rumsfeld

ü       Ilegal Agresión: Irak Ante la ONU

ü       Ejerzan su Responsablidad, Exige

ü       Cierren sus Embajadas: Washington

ü       Lanzan Ingleses Ofensiva Terrestre

 

BAGDAD, 20 de marzo (AP, Reuters, ANSA, DPA, NTX y Xinhua).- Estados Unidos (EU) bombardeó hoy objetivos claves en Bagdad, inició una ofensiva terrestre en el sur de Irak desde Kuwait y prometió un ataque masivo sin precedente para derrocar al gobierno del Presidente Saddam Hussein.

El portavoz de la Casa Blanca Ari Fleischer señaló hoy que a pesar de que EU ya inició la guerra contra Irak, Washington vería con satisfacción un exilio voluntario de Hussein. "Seguimos esperando que Saddam Hussein abandone Irak", dijo el vocero; mientras el secretario estadunidense de Defensa, Donald Rumsfeld, anunció hoy que Hussein "tiene los días contados" y en breve comenzará el mayor ataque que se tenga memoria.

Por su parte, el embajador de Irak ante la ONU afirmo hoy que pedirá al Consejo de Seguridad que ejerza su responsabilidad y responda ante "el ilegal acto de agresión" contra su país de parte de la coalición militar encabezada por EU.

En el mismo plano diplomático, Washington solicitó a distintos países que expulsen a los representantes iraquíes y suspendan los contactos bilaterales con Bagdad hasta que se establezca un nuevo gobierno.

'EU ha hecho un pedido formal a los países en los que Irak cuenta con presencia diplomática para que suspendan temporalmente esa presencia", explicó el portavoz del Departamento de Estado Richard Boucher.

En Washington, el Congreso de EU dejó hoy a un lado algunas diferencias partidarias para unirse en apoyo a la guerra contra Irak, a pesar de que muchos demócratas consideran que el ataque es prematuro o innecesario.

Republicanos y demócratas realizaron declaraciones en apoyo a las fuerzas estadunidenses, que iniciaron ayer una invasión terrestre a Irak después de lanzar un ataque aéreo al anochecer contra Bagdad.

 

MUEREN 4 MILITARES POR LOS ATAQUES

 

Los ataques aéreos sobre Bagdad causaron esta noche la muerte de cuatro militares iraquíes, según informó la televisión estatal de Irak.

También se produjeron varios heridos, señaló la emisora. Uno de los objetivos alcanzados sería una de las residencias de Saddam Hussein en Bagdad.

Según informes periodísticos estadunidenses fueron lanzados un total de 72 misiles crucero contra Irak. Se escucharon fuertes detonaciones en el barrio gubernamental, en las cercanías del río Tigris. Testigos presenciales informaron que habían sido impactados edificios en las inmediaciones del Ministerio de Planeamiento.

Paralelamente, la primera fuerza de Marines de EU cruzó la frontera sur por Kuwait; al mismo tiempo los comandos británicos de los Royal Marines lanzaron el primer ataque terrestre en territorio iraquí a través del golfo Pérsico, en lo que se considera un importante paso para la invasión de Bagdad.

Periodistas que se mueven con el comando para la Asociación  de Prensa británica informaron que los Royal Marines de los comandos 40 y 42 lanzaron un ataque conjunto con medios anfibios y por aire hacia la "playa rosa" del golfo Pérsico, cerca de Shatt Al Arab, en el límite iraquí con Irán. Centenares de marines conquistaron el área, según esos reportes.

El ataque fue preparado en la isla kuwaití de Bubiyan y la operación permitió bloquear el lanzamiento de algunos misiles scud iraquíes, añadieron las fuentes.

La península conquistada es considerada "fundamental" para el control de la exportación del petróleo iraquí. El Primer Ministro británico, Tony Blair, se dirigió el jueves a su nación para confirmar que el Ejército de Gran Bretaña ya estaba combatiendo en Irak por tierra, mar y aire.

 

ARDEN EDIFICIOS DE BAGDAD

 

Testigos en la capital iraquí reportaron varias explosiones al caer la noche cerca de los edificios del gobierno alcanzados por varios misiles que estremecieron la ciudad. Hubo una escasa respuesta iraquí de fuego antiaéreo.

Columnas de humo se desprendieron de los alrededores de los ministerios de Relaciones Exteriores y de Planificación en Bagdad, ubicada en el centro de Iraq, en la segunda y más intensa campaña nocturna de bombardeos en la capital.

El ataque fue realizado con misiles crucero disparados desde unidades navales contra los reductos de la Guardia Republicana, según un mando de la defensa con conocimiento directo de la operación, y que habló a condición de anonimato.

Mandos militares, que pidieron no ser identificados, aclararon que el ataque no es el comienzo de la gran operación de bombardeos que el Pentágono piensa realizar más tarde.

Mientras tanto, caza-bombarderos F-14 y F-18 despegaron del portaaviones Theodore Roosevelt, en el Mediterráneo oriental, armados con cohetes y bombas pesadas.

Fueron lanzados más de 70 misiles crucero desde barcos y submarinos de la armada emplazados en el golfo Pérsico y el mar Rojo, así como bombas de 900 kilos guiadas con rayos láser o vía satélite por bombarderos sigilosos, según el mando militar.

El jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Richard Myers, advirtió que la guerra no le resultará fácil a EU. "No consideramos el combate una tarea fácil", indicó Myers en el Pentágono. "La guerra es peligrosa. Tendremos bajas".

"Tuvimos lpaque llamaría una (información de) inteligencia muy buena de que se trataba de un lugar en que se reunía el mando iraquí. No sabemos los daños causados en ese lugar", respondió.

Las autoridades dijeron que el ataque fue el resultado de una compleja operación obtenida gracias al espionaje electrónico y otras labores de inteligencia, especialmente operaciones militares, y los cambios tecnológicos que permitieron a los jefes militares reconfigurar con mayor celeridad los misiles crucero para usarlos en un ataque directo y de gran precisión".

Por otra parte, un helicóptero que transportaba fuerzas especiales se estrelló en el sur iraquí horas antes de comenzar el ataque del miércoles por la noche, dijo un mando de la defensa. No hubo bajas y los ocupantes de la aeronave fueron rescatados sin novedad, agregó la fuente, que habló a condición de guardar el anonimato. El informante precisó que los militares decidieron dinamitar el helicóptero en lugar de permitir que cayera en manos iraquíes.

Asimismo, tropas de EU concentradas en un descampado kuwaití experimentaron el jueves su primer gran susto cuando Iraq disparó misiles al desierto, forzando a los soldados a enfundarse en sus trajes de guerra contra agentes químicos.

"¡Gas, gas, gas!" vociferaban los oficiales a sus hombres, mientras en la radio crepitaban avisos de lanzamiento de misiles Scud. Los camiones tocaron el claxon tres veces como señal de alerta.

El aviso provocó un frenesí de carreras, soldados con máscaras deslizándose en trajes herméticos y saltando a las trincheras.

"Ahora sabemos que esto va en serio. Esto da mucho más miedo, pero estamos listos", dijo el soldado Shaun Wyckoff, de Interlaken, en el estado de Nueva York, reclutado por la Compañía de Ingenieros 535.

Rumsfeld señaló que el ataque con misiles bombardeos era apenas la primera muestra de la ofensiva masiva que muy pronto se lanzará contra Iraq.

"Lo que seguirá no será una repetición de cualquier otro conflicto. Tendrá una fuerza, dimensión y escala mucho mayor de lo que se haya visto antes", dijo.

Por su parte, Irak respondió al primer ataque estadounidense lanzando varios misiles contra el norte de Kuwait. Todos fueron interceptados por misiles de EU o erraron su blanco.

Hussein se prensentó en la televisión para dcir que no había muerto y Rumsfeld sostuvo que se debatía si el hombre que compareció ante las cámaras de televisión era realmente Hussein o uno de sus dobles, pero algunos quedaron convencidos de que la voz que escucharon era auténtica, aunque no estaba claro si la transmisión fue en vivo o había sido grabada.

Rumsfeld indicó que el Departamento de Defensa todavía evaluaba los daños causados por el ataque inicial. Instó a los ciudadanos iraquíes a permanecer dentro de sus casas, y dijo a las tropas iraquíes que desobedecieran cualquier orden de usar armas químicas o destruir pozos petroleros.

Agregó que quienes se rindan tendrían un lugar en un futuro Irak, pero que quienes resistan compartirían la suerte de Hussein.

Rumsfeld también dijo que Irak podría haber incendiado tres o cuatro pozos petroleros en el sur del país. La televisión de Kuwait reportó que las tropas iraquíes habían prendido fuego a varios pozos petroleros cerca de Basora. El ministro iraquí de Petróleo, Amir Muhammed Rasheed, desmintió las versiones.

 

PIDE IRAK A ONU ASUMA SU RESPONSABILIDAD

 

El embajador de Irak ante las Naciones Unidas advirtió el jueves que pedirá al Consejo de Seguridad que ejerza su responsabilidad y responda ante "el ilegal acto de agresión" contra su país de parte de la coalición militar encabezada por EU.

"Esta agresión tiene que ser debatida, tiene que ser abordada por este Consejo, porque este Consejo es responsable por la paz y seguridad internacionales", dijo Mohammed Al-Douri.

El embajador aseguró que sus comunicaciones con Bagdad "están completamente alteradas" y sigue esperando por una carta del ministro de Relaciones Exteriores Naji Sabri para el secretario general Kofi Annan. Indicó que en ella se calificará la acción militar como una "violación de la ley internacional".

Al-Douri expresó que no sabe cuándo solicitará una sesión del Consejo porque desea realizar consultas sobre el próximo paso con su gobierno, la Liga Arabe, el Movimiento No Alineado y colegas.

"Ésta será una guerra muy larga, por lo que tenemos mucho tiempo para tratar el asunto diplomáticamente", agregó.

 

CONVOCA BUSH A SU GABINETE

 

EL Presidente de EU, George W. Bush, convocó hoy a su gabinete para revisar las estrategias estadoundienses, una vez lanzada la guerra contra Irak, informó la Casa Blanca.

'He convocado a mi gabinete para revisar nuestras estrategias para hacer que el mundo sea más pacífico, hacer que nuestro país sea más seguro, y hacer que la vida de nuestros ciudadanos sea tan saludable y próspera como sea posible", indicó Bush en un breve discurso ofrecido al término del encuentro.

En primer lugar, el mandatario escuchó el informe del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, sobre "las fases iniciales" de la guerra lanzada anoche (hora de Washesgton), poco después de que venciera el ultimátum impuesto al líder iraquí, Saddam Hussein, para abandonar Irak.

Bush destacó la "gran destreza y valentía" de los efectivos enviados al golfo Pérsico, y agradeció tanto a ellos como a sus seres queridos, apreciando especialmente "su sacrificio".

Asimismo, el presidente escuchó el reporte del secretario de Estado, Colin Powell, quien dio cuenta de la "siempre creciente coalición" de naciones que apoyan a EU en su "profundo deseo de paz y libertad".

'Más de cuarenta naciones apoyan ahora nuestros esfuerzos. Estamos agradecidos por su determinación, apreciamos su visión y agradecemos su apoyo", agregó el presidente.

Durante la reunión de gabinete se analizaron además cuestiones relativas a la política interna, dada la necesidad de "fomentar la vitalidad económica y el crecimiento" estadounidense.

Los aliados de la OTAN prometieron el jueves defender Turquía si es atacada por Irak durante la guerra que comenzó horas antes con ataques aéreos estadounidenses.

"Si hay algún ataque a Turquía, la OTAN cumplirá sus obligaciones según el Tratado de Washington", destacó la alianza. El tratado estipula que un ataque a uno de sus miembros se considera una agresión a todos los 19 aliados.

El secretario general de la OTAN, George Robertson, dijo que los aliados "manifestaron su voluntad de seguir cumpliendo sus obligaciones hacia una nación miembro amenazada".

Sin embargo, la OTAN insistió en que su emplazamiento de unidades especializadas en Turquía representa "medidas puramente defensivas estrictamente separadas de otras operaciones militares en la región".

Finalmente, el responsable regional de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna, Christer  Aguist, dijo hoy en Ammán que el primer grupo de refugiados llegados a Jordania son 25 sudaneses. Ese grupo llegó hoy a la frontera, a 360 kilómetros de Ammán.

Otros 200 refugiados esperan en la frontera para entrar a Jordania, agregó la misma fuente. Los refugiados son recibidos por la Federación que está  instalando uno campo en medio del desierto, a 60 kilómetros de la frontera.

Otro campo está previsto en Jordania y será administrado por el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR). Se esperan alrededor de 60,000 refugiados.     

Por su parte, el ACNUR, con sede en Ginebra llamó hoy a los  países limítrofes con Irak para que dejen abiertas sus fronteras  para permitir el paso de los eventuales refugiados.

Ruud Lubbers, responsable del ACNUR en la capital suiza,  dijo: "a pesar de los esfuerzos de las Naciones Unidas para alcanzar una solución pacífica, estamos ahora frente a la triste realidad de una guerra en Irak y de nuevos sufrimientos para las poblaciones iraquíes".