Ola de Protestas en Todo el Mundo

 

ü       Queman Banderas y Efigies de Bush

ü       Chocan Manifestantes y Policías

ü       Fin a la Acción Bélica: Pekín

ü       Gran Error Político Señala Putin

 

LONDRES, 20 de marzo (AP, Reuters, ANSA, Xinhua y DPA).- Una ola de protestas contra la guerra se desató hoy en todo el mundo con multitudinarias marchas en Europa, Australia, Asia y el Oriente Medio, mientras en Estados Unidos (EU) miles se manifestaron en contra de la campaña militar de ese país en Irak.

En algunas áreas de Oriente Medio y Asia se registraron enfrentamientos con policías y algunos manifestantes quemaron banderas de EU y figuras con el rostro del Presidente George W. Bush. Apenas tres horas después de que el primer misil crucero impactó en Bagdad, comenzaron en Asia y Australia una serie de protestas, que se extendieron rápidamente a Europa.

También, los nacioness alzaron su voz contra la guerra y el gobierno de China exigió hoy que se detenga de inmediato la acción militar contra Irak y subrayó que el ataque inicial estadounidense "violaba las normas de conducta internacional".

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Kong Quan, indicó que el comienzo del ataque contra Irak por parte de las fuerzas encabezadas por EU ocurrió "en desacato a la oposición de la comunidad internacional".

En Moscú, el Presidente ruso Vladimir Putin demandó hoy el fin del ataque estadunidense a Irak, calificándolo como un "gran error político" que atenta contra la seguridad internacional y que podría causar una catástrofe humanitaria. "Nada puede justificar esta acción militar", dijo Putin en un mensaje a altos funcionarios del Kremlin. Poco después, el canciller Igor Ivanov aclaró que la nueva relación de Rusia con EU no se verá afectada por la guerra.

El Papa Juan Pablo II dedicó su primera misa de hoy al pueblo iraquí, tras conocer del inicio del ataque militar de EU contra Irak.

El Pontífice fue informado este jueves por su secretario personal, monseñor Stanislao Dziwisz, del ataque iniciado por EU contra Irak después de que venciera el ultimátum de 48 horas dado al Presidente Saddam Hussein para que abandonara el país.

Cuba calificó hoy como "genocidio" la guerra contra Irak y afirmó que sus diplomáticos en Bagdad permanecen "muy tranquilos, firmes, tomando las medidas de rigor para la situación".

 

INTENSAS PROTESTAS CONTRA LA GUERRA

 

En EU miles de personas, algunas encadenadas entre sí, bloquearon calles en varias ciudades con la intención de mostrar al mundo que muchos estadunidenses se oponen a la campaña bélica de su país contra Irak.

Los manifestantes obstaculizaron el tránsito automotor el jueves en San Francisco, Filadelfia y Washington, y gritaban a las puertas de la Casa Blanca consignas como "no a la sangre por petróleo".

Unas 150 personas interrumpieron temporalmente el tránsito en uno de los puentes del río Potomac, dificultando el cruce de vehículos durante las horas de mayor tráfico en la capital norteamericana. Más de 50 personas en bicicleta portaban carteles que decían "bicicletas, no bombas". Tres protestantes fueron arrestados.

"Hay mucha, mucha gente, aquí y alrededor del mundo, que se opone a la guerra", destacó Dana Hubbard, de 54 años y residente de Washington.

En las afueras de la Casa Blanca, unos 50 manifestantes desafiaron la gélida lluvia para gritar consignas y expresar su malestar por el inicio de acciones militares contra de Irak. La policía bloqueó los accesos peatonales para evitar que los manifestantes llegaran a la sede del Ejecutivo.

En San Francisco, al menos 500 manifestantes fueron arrestados luego de bloquear varias calles en el distrito financiero, lo que causó un caos automotor. La policía y los bomberos tuvieroutque utilizar sierras eléctricas para separar a los manifestantes que se habían unido con cadenas y tubos de metal.

En Filadelfia, los manifestantes cerraron las entradas al edificio federal, en el centro de la ciudad, obligando a la policía a desviar el tránsito vehicular. Fueron arrestadas unas 100 personas.

 

ARABES REPUDIAN EL ATAQUE

 

En el mundo árabe, miles de manifestantes ventilaron su furia al comenzar las acciones militares para derrocar al líder iraquí Saddam Hussein, con protestas en Egipto y Siria, donde exigieron la expulsión de los embajadores estadounidenses.

En El Cairo, la mayor ciudad del mundo árabe, la policía antimotines utilizó camiones lanzaagua y bastones contra cientos de personas que lanzaban piedras contra la embajada estadunidense.

"Esta guerra es un pecado", dijo Youssef, un conductor de taxi de 43 años, mientras la música religiosa sonaba en su auto en las calles de El Cairo. "Es un pecado porque los iraquíes ordinarios van a sufrir".

La violencia estalló en Calcuta, en el este de India, cuando unos 1,000 manifestantes, con banderas donde se leía "militaristas estadounidenses váyanse al infierno", atacaron un centro cultural estadounidense. Al menos 12 policías y seis manifestantes resultaron heridos cuando los efectivos trataron de dispersarlos con los bastones, dijo un oficial a Reuters.

Miles de activistas antibélicos británicos, enfurecidos por la participación de tropas de Gran Bretaña en una guerra que consideran ilegítima por las supuestas ambiciones petron ras de Washington, bloquearon caminos y se enfrentaron a la policía en varias partes del país.

El único enfrentamiento registrado frente a una embajada británica fue en Beirut, la capital del Líbano, donde unos 1,000 manifestantes fueron dispersados con agua desde un camión cuando traspasaron las barreras que protegían la misión diplomática. Testigos aseguraron que la policía golpeó a muchos de ellos.

En la Franja de Gaza, un millar de mujeres y niños palestinos marcharon en el campo de refugiados deA+afá, con banderas iraquíes y carteles de Hussein y quemaron banderas de EU y de Israel. Unas 150 personas marcharon en Belén, en Cisjordania.

En Australia, una multitud que los organizadores calcularon en unas 40,000 personas y que según la policía ascendía a "decenas de miles", paralizó Melbourne, la segunda ciudad más importante de Australia, apenas tres horas después de que los primeros misiles estadounidenses hicieron impacto en Bagdad.

El sentimiento antiestadounidense era todavía más fuerte en Indonesia, Malasia y Paquistán, donde muchos consideran los ataques como el inicio de una campaña estadounidense para subyugar al mundo islámico y hacerse con el control del petróleo iraquí.

En Pakistán hubo concentraciones aisladas pero pacíficas en todo el país contra lo que calificaron de "terrorismo estadounidense", mientras que en Indonesia, unas 2,000 personas del partido conservador musulmán cantaron y corearon lemas contra EU a las afueras de la embajada de ese país.

EUROPEOS CONTRA LA GUERRA

En Francia, más de 10,000 personas, la mayoría estudiantes, marcharon en París entonando lemas antiguerra y reflejando la fuerte postura de su gobierno en contra la guerra, una posición que ha enfurecido a Washington y que ha dividido a la comunidad internacional en dos bandos.

En Italia, donde el Primer Ministro Silvio Berlusconi es uno de los aliados de Washington contra Iraq, los tres sindicatos más grandes, que agrupan a más de 11 millones de trabajadores, realizaron una paralización de dos horas en rechazo a la guerra.

El caos se apoderó de varias ciudades italianas cuando decenas de miles de manifestantes tomaron las calles, en muchos casos bloqueando estaciones de trenes y autopistas.

En Alemania, más de 80,000 estudiantes, muchos con sus rostros pintados con la frase "No a la guerra" o signos de la paz, protestaron en la capital, Berlín, y en las ciudades de Stuttgart, Colonia, Munich y Hannover. "Vamos a bombardear Texas, ellos también tienen petróleo", se leía en una de las pancartas.

En tanto, la policía suiza utilizó gases lacrimógenos para dispersar a cientos de manifestantes, principalmente estudiantes, quienes marcharon hacia la misión diplomática estadounidense en Ginebra.

Y la policía española con trajes antimotines disparó perdigones de goma a manifestantes antibélicos, entre los que se encontraban reconocidos actores y celebridades, quienes se reunieron en el centro de Madrid en protesta por el apoyo del presidente del gobierno español, José María Aznar, a los ataques liderados por EU en Iraq.

MANIFESTACIONES EN LATINOAMERICA

Varios gobiernos de Latinoamérica lamentaron hoy el inicio de la guerra liderada por EU contra Irak, mientras que en otros se registraron protestas de distintos sectores contra el conflicto bélico y algunos, como Costa Rica y Nicaragua, justificaron la posición norteamericana.

En un breve discurso a la Nación, el Presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva reiteró su rechazo al ataque de EU a Irak y lamentó el uso de la fuerza "sin la expresa autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas". "Ante el inicio de la guerra, nos preocupa el sufrimiento de inocentes, cuyas vidas deben ser preservadas", dijo el mandatario, quien llamó a que se respeten "las normas del derecho internacional humanitario, principalmente en lo que se refiere a la protección de las poblaciones civiles y de los refugiados".

El Presidente Ricardo Lagos precisó que su país está tranquilo por haber hecho esfuerzos dentro del Consejo de Seguridad de la ONU para evitar la guerra. "Hemos escuchado que (la guerra) será larga.

Ojalá no sea así. También quisiera pensar que Naciones Unidas podrá ahora buscar los caminos de la paz y la concordia. Chile siempre pensó que había un espacio para la paz y por eso hicimos denodados esfuerzos. Ahora que habla la voz de la fuerza, roguemos porque esto sea breve y porque no haya muchas víctimas inocentes", dijo Lagos.

En tanto, un hombre se produjo heridas con cuchillo frente a la embajada de EU en Santiago mientras condenaba con gritos el ataque a Irak. El sujeto fue controlado por varios policías que lo llevaron a un hospital.

El Presidente Abel Pacheco, de Costa Rica, volvió hoy a justificar la guerra lanzada por EU contra Irak, al advertir que el Presidente "Bush no tuvo otra salida", y responsabilizó al Mandatario iraquí Saddam Hussein por el conflicto. "Si yo fuera Bush haría lo mismo", dijo Pacheco, al mostrarse convencido de que el mandatario norteamericano decidió "hacer una guerra en un país lejano para no tener que enfrentarla en América dentro de cinco o seis años".

El Presidente nicaragüense Enrique Bolaños ofreció a EU movilizar soldados nicaragüenses a Irak para brindar asistencia humanitaria una vez concluida la guerra, en medio de protestas por el respaldo oficial a la intervención bélica de Washington y sus aliados.