Estamos Contra la Guerra, Afirma el Presidente

 

ü       Condenas en la Cámara de Diputados el Senado y Fracciones Legislativas

ü       Seguiremos Trabajando Unidos con Washington en una Sociedad Fructífera

 

 

Por N. LOPEZ, R. GONZALEZ y C. TELLEZ

 

¡Estamos contra la guerra!... fueron las palabras del Presidente de la República ante gobernadores, secretarios de Estado, canciller y mexicanos residentes en Estados Unidos, luego de apuntar que una vez que se inició la lucha armada, México brindará ayuda humanitaria a Irak.

Sobre el tema de la guerra, el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Armando Salinas Torre, condenó los bombardeos contra Irak, y refrendó el apoyo del órgano a la ONU. "México se distingue por una conducta activa en la promoción del respeto al derecho ajeno entre las naciones, y en el reconocimiento al derecho internacional como único instrumento legítimo, para dirimir sus diferencias.

Al respecto, el líder de los senadores perredistas, Jesús Ortega Martínez, aeguró que en vísperas de que México asuma la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, nuestro país debería de tomar la iniciativa para convocar a una asamblea general de este organismo internacional, a fin de que este consejo recupere su peso y autoridad para exigir que termine la guerra.

El Vicente Fox, en su oportunidad, hizo un llamado a la comunidad de naciones, para unirse en la construcción de un Medio Oriente pacífico y seguro.

Nadie lo esperaba. Vicente Fox llegó de improviso, vestido informal, con playera azul y traje del mismo tono, acompañado por sus médicos, dio un mensaje a los asistentes y a leer sus tarjetas, con micrófono en mano, tras manifestar su oposición a la guerra y ofreció que su gobierno habrá de colaborar en las tareas humanitarias a la población, junto con la comunidad internacional.

Fox permaneció unos cuantos minutos en el acto de instalación del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, en el salón Adolfo López Mateos, de Los Pinos.

Una vez que se registraron en la región de Oriente Medio los bombardeos desde Irak a Kuwait; el ataque estadunidense contra Bagdad y sus provincias, mientras que el régimen de Saddam Hussein emprendió la quema de pozos petroleros, el Primer Mandatario lamentó la posible pérdida de vidas y las consecuencias negativas de la acción bélica.

Para el Jefe de las Instituciones, el reto inmediato, de ustedes, el nuestro, el de todos los mexicanos y comunidad internacional, está en hacer frente a esta situación de manera humanitaria que va a requerir esa nación.

Apesadumbrado por el estallamiento de la guerra y sin ocultar su pesar, las palabras de Fox retumbaron en el salón: ¡Estamos contra la guerra!, y expresó su solidaridad y apoyo a los mexicoamericanos en estos momentos difíciles.

Se comprometió a trabajar "hombro con hombro" con "estos héroes, estas heroínas" que salieron de nuestras fronteras a labrarse un futuro, a construir una vida para su familia. "No tienen idea cuánto aprecio, cuánto respeto, cuánto admiroo cuánto quiero esa tarea que han hecho cada una y cada uno de ustedes".

Al inicio de su intervención dijo que no quiso desaprovechar la oportunidad de asomarse y convivir con los asistentes, por unos cuantos minutos, poco antes se trasmitió un mensaje videograbado del Ejecutivo Federal, en donde consignó que la relación con Estados Unidos está basada en la confianza y en el objetivo de una prosperidad compartida.

Asimismo, señaló que ese ha sido el eje y el compromiso desde el inicio de los gobiernosl el Presidente Bush y del suyo, "porque nuestros caminos y destinos están entrelazados por la geografía, vecindad, amistad y por una visión común sobre temas como el de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, en donde juntos hemos alcanzado grandes logros".

Todos estos intereses -agregó- están muy por encima de nuestras diferencias y ustedes, que son una prioridad para esta administración, deben tener la certeza de que, aun estando lejos de su tierra, estamos pendientes de su situación.

Hizo, el conocimiento de los asistentes que se han adoptado medidas necesarias para garantizar su seguridad y para que la frontera esté ajena al terrorismo, pero sin que el flujo de bienes y personas se vea obstaculizado.

México y Washington continuarán trabajando unidos, en una sociedad próspera y productiva, que brinde beneficios mutuos y en especial para nuestros queridos paisanos y paisanas.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez Bautista, aludió que es del interés delpaefe del Ejecutivo atender el tema migratorio, donde una de las asignaturas de mayor relevancia es la de incorporar la voz de los mexicanos en el exterior, en la búsqueda de alternativas a la democracia de nuestra nación.

A pesar de la complejidad del tema debemos y podemos hallar una fórmula para que los ciudadanos mexicanos que residen en el exterior, puedan participar de manera activa en esta democracia nuestra.

Con Estados Unidos, el tema migratorio -agregó- es una prioridad para el Presidente Fox, porque los grupos organizados de compatriotas tienen capacidad para abonar el terreno y hacer posible mediante acciones conjuntas que complementen las acciones que estamos llevando al cabo a nivel federal, llegar a acuerdos bilaterales que permitan una migración segura, legal y ordenada de beneficio para ambas naciones.

Una comunidad mexicana en el extranjero unida, próspera e influyente, invita a quienes vivimos en México, a redoblar nuestro esfuerzo por trabajar más duro para el desarrollo de nuestro país.

Por la tarde, el Presidente Vicente Fox lamentó el inicio de la guerra en Irak, y el hecho de que el desarme de ese país no se haya logrado por medios pacíficos.

 

RECHAZO A LA VIOLENCIA

 

El presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Armando Salinas Torre, externó el rechazo de los legisladores de la violencia en todas sus formas y a nombre de todos los coordinadores parlamentarios, Salinas Torre afirmó categórico el reconocemos validez en el uso de la fuerza que evade los mecanismos multilaterales previstos en el sistema jurídico.

La Cámara de Diputados se pronunció por el cese de las hostilidades en Irak y de volver a la política de la solución negociada de los conflictos, porque de otro forma no solo asistiremos al sepelio de la víctimas de la guerra, sino al funeral del Derecho Internacional y de la Organización de las Naciones

Gustavo Carvajal Moreno, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la máxima tribuna de la Nación, recordó que  tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, México se convirtió en un aliado en la lucha contra el terrorismo internacional con base en el compromiso de hacerlo con apego a derecho y de conducirla en el marco del sistema de seguridad internacional que otorga al Consejo de Seguridad de la ONU.

El legislador presentó el posicionamiento del PRI, en relación a la guerra desencadenada en Irak, en donde todas las fracciones condenaron el uso de la violencia para dirimir controversias y planteó "regresar al diálogo de los hombre y olvidarse de la guerra de los animales".

Carvajal, quien es miembro del Consejo Mundial de la Paz de la ONU, recordó que los principios de la política exterior de México, son el respeto a la soberanía, la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de los conflictos.

Dijo que éste conflicto bélico que señalan será breve, no es más que el preludio de una guerra más grave que ésta, la del  terrorismo que no sabemos cuanto tiempo pueda durar, ni a donde conducirá a la humanidad.

Por el PRD, el diputado Enrique Herrera y Bruquetas, señaló que el mundo debe pronunciarse por la civilización y no por la barbarie. "Creemos que no hay conflicto entre naciones que no pueda solucionarse pacíficamente con sujeción a las normas del derecho internacional, que se fundan en la equidad y en la justicia, que son las que deben regular más allá de las modas ideológicas, la conducta entre pueblos y entre Estados".

 

LEGISLADORES LAMENTAN GUERRA

 

El líder de los senadores perredistas, Jesús Ortega Martínez, junto con sus similares Enrique Jackson, líder de los priístas y Diego Fernández, coordiinador de los panistas, lamentaron -en entrevistas por separado- que Estados Unidos iniciara de manera unilateral un conflicto armado en Irak y se pronunciaron porque la ONU retome el camino para buscar mecanismos que permitan acabar con el enfrentamiento y evitar la pérdida de vidas inocentes.

En opinión de Ortega Martínez, es el momento de hacer un frente común de Latinoamérica para que con una sola fuerza se le reclame a los países beligerantes la suspensión inmediata de las acciones bélicas.

Recordó que a partir de abril, México presidirá el Consejo de Seguridad y eso "nos dará fuerza y autoridad como nación para iniciativas de esta naturaleza, por lo que no deberían desecharse".

El legislador admitió que es una posición difícil, pero tras el mensaje del Presidente Vicente Fox en que demostró que México puede actuar con independencia, "demostró que peude tener divergencias con los norteamericanos y que podemos soportar con unidad cualquier tipo de presión.

De su lado, Diego Fernández de Cevallos refirió que el mundo está viviendo un momento trágico que nos debe producir a todos un inmenso dolor y ojalá los líderes que tienen capacidad para decidir tengan la lucidez y la honestidad para tomar los mejores caminos para que se logren los propósitos fundamentales que van dirigidos al desarme de Irak y a la paz del mundo.

"Pero que nadie se arrogue facultades unilaterales por sí y ante sí para este trabajo militar, que los órganos internacionales sean los que tomen las mejores decisiones para la paz. La quema de pozos en Irak, eso es parte de la locura con la guerra. Nosotros estamos en la lógica de que corresponde al gobierno federal el manejo de la política exterior, pero estamos atentos a toda la información, y naturalmente llegando a profundizar lo más posible para cualquier posicionamiento del Senado", afirmó.

Siempre y en cualquier circunstancia la diplomacia tiene qué operar, pero hay qué robustecerla con el trabajo de todos los organismos internacionales, de todos los gobiernos, de todos los países de la guerra. No hay fórmulas mágicas. Ante situaciones de hecho no se tiene más camino que invocar, reclamar y exigir el derecho, dijo.

Por su parte, Enrique Jackson Ramírez se pronunció por privilegiar, la seguridad nacional.

"Me parece que es obligado que el Ejecutivo, a la brevedad, nos dé a conocer a todos los mexicanos qué medidas está tomando y aplicando para asegurar la seguridad nacional. Cómo vamos a proteger los aeropuertos, los puertos, las aguas nacionales, todo lo que tiene que ver con fronteras, la seguridad que tenemos para preservar las instalaciones eléctricas, las de telecomunicaciones, las petroleras", refirió.

El líder de los priístas indicó que el gobierno nos tiene que explicar que medidas está tomando para defender la vida y los derechos de los mexicanos que viven en Estados Unidos, nos tiene qué decir a todos los mexicanos, sin tono de alarma, sino con una gran sinceridad, cómo van a poder enfrentar las consecuencias de una posible recesión en la economía norteamericana que tendrá impactos en la economía mexicana, cómo se están anticipando a eso, no vaya a ser que no lo están previendo y vamos a tener que pagar dobles consecuencias por la falta de preparación y el retraso.

Cómo está previendo los posibles movimientos en el precio del petróleo, hacia dónde va el precio del petróleo, qué consecuencia tiene en los intereses nacionales, qué vamos a proponer en Naciones Unidas cuando presidamos el Consejo de Seguridad, cuando hoy queda claro que ha sido rebasado y dejado de lado Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad. Pareciera que están a un paso de ser figuras decorativas por la falta de respeto a los acuerdos multilaterales y al derecho internacional.

Jackson Ramírez consideró que hay muchas respuestas que nos debe dar el gobierno para que haya una tranquilidad en el país y sepamos en dónde estamos parados y qué podemos esperar de la acción y de las oportunidad y de la acción del gobierno mexicano para salvaguardar los intereses nacionales y sobre todo para garantizar la estabilidad y tranquilidad de todos.