Trimestralmente Ofrecerá 50% de Flujo Obtenido en Igual Lapso Previo

 

Subastará Hacienda Parte de las Divisas Acumulables

 

Por JAIME CONTRERAS y SALVADOR MACIAS

 

La Comisión de Cambios dicidió instrumentar un mecanismo que reduzca la velocidad de acumulación de las reservas internacionales de México. Para ello, se canalizarán al mercado una fracción de los flujos de divisas que podrían potencialmente acrecentar las reservas.

Lo anterio fue señalado esta mañana por el Banco de Mén co y la Secretaría de Hacienda, quienes señalaron que este mecanismo de subasta diaria de dólares, en ningún momento implica alterar el actual régimen cambiario de libre flotación, ni influir en el mercado cambiario.

Explicaron que este nuevo instrumento contempla que el Banco de México realice ventas de dólares directamente en el mercado, de acuerdo con las siguientes reglas:

Trimestralmente, el Banco Central dará a conocer los dólares a ofrecer en el mercado cambiario. El monto a vender será iguall 50 por ciento del flujo de acumulación de reservas netas del trimestre anterior.

Asimismo, con base a ese monto de dólares a vender, el Banxico subastará todos los días el monto fijo de dólares en un horario preestablecido. Dicho monto se determinará en función al número de días hábiles que tenga el trimestre en que se realice la venta.

Además, aclara que los participantes en la subasta, únicamente podrán ser las instituciones de crédito del país y, en caso de que el monto de ventas a realizar en un trimestre sea inferior a 125 millones, el mecanismo de venta se suspenderá temporalmente hasta que se presente una acumulación mayor a 250 mdd.Las dependencias informaron también, que la aplicación del procedimiento de subasta diaria iniciará a partir del próximo 2 de mayo, con base en la acumulación de reservas observada en el periodo del 17 de enero al 16 de abril de 2003. Y, por consiguiente, el monto preciso de ventas diarias se anunciará en 22 de abril.

Hicieron ver que en los últimos años el nivel de las reservas del banco aumentó de manera significativa, lo que reforzó la confianza de los agentes económicos sobre la solidez financiera de la economía mexicana.

Sin embargo, recordaron que la acumulación de reservas no viene sin ningún costo, pues éste resulta de la diferencia entre el rendimiento de dicha reserva y la tasa de interés que deberá pagarse por los títulos que se emiten para financiar la mencionada acumulación.