LA RENDICIÓN, LEJANA

 

 

Ø       LA DEL PÉRSICO DURÓ 100 HORAS

Ø       LA GUERRA EN ``ETAPA CRUCIAL"

 

DOHA, 24 de marzo (Reuters).- El ataque encabezado por Estados Unidos contra Irak sobrepasó la duración de la ofensiva terrestre ejecutada por las tropas de la alianza que derrotaron a las fuerzas iraquíes en la guerra del Golfo Pérsico en 1991.

La nueva campaña militar sobrepasó el lunes las 100 horas a las 06:30 GMT.

El ex presidente George Bush, padre del actual mandatario estadunidense, puso fin a las 100 horas a una operación militar que logró la liberación de Kuwait en 1991 y la rendición de las fuerzas iraquíes, algo que no parece estar cerca para el gobierno de su hijo.

"Este es sólo el comienzo de una dura lucha", dijo el Presidente George W. Bush a los estadunidenses, mientras fuerzas iraquíes usando tácticas de guerrilla atacaban a las tropas que avanzaban hacia Bagdad.

La guerra comenzó el jueves a las 01:30 GMT con un ataque de misiles crucero y bombarderos invisibles al radar dirigido a matar al presidente iraquí, Saddam Hussein, mientras las tropas estadounidenses y británicas se preparaban para invadir a Irak desde Kuwait, al sur.

A diferencia de la Guerra del Golfo, que se apoyó en una estrategia de ``fuerza avasalladora”, promovida por el entonces jefe del Estado Mayor Colin Powell, la campaña actual para derrocar a Hussein se apoya en una invasión mucho más rápida y con fuerzas más ligeras que se desplazan rumbo norte hacia Bagdad.

La punta de lanza de la invasión de las tropas de Estados Unidos se hallaba el domingo a menos de 150 kilómetros de la capital iraquí, dijeron militares estadunidenses.

Sin embargo, los ataques contra las largas líneas de tropas, que se extienden 350 kilómetros dentro del territorio iraquí, costaron la vida a varios soldados estadunidenses.

Jefes militares confirmaron que hasta nueve soldados habrían muerto en una emboscada iraquí contra una caravana de vehículos de suministros y mantenimiento que se apartó del convoy, una acción en la cual fueron capturados al menos otros cinco efectivos.

Analistas militares dijeron que la operación en Irak estaba entrando ahora a una fase crucial, que podría demostrar si la propuesta del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, de utilizar una maquinaria bélica más ligera, pero con mucha mayor movilidad, obtendrá los resultados que Washington busca o resultará demasiado arriesgada.

"Las próximas 72 horas podrían demostrar si jugamos bien nuestras cartas", dijo el analista de la cadena de televisión MSNBC, Dan Goure, haciendo notar que el frente norte que Estados Unidos planeaba originalmente abrir desde Turquía no existe debido a que Ankara rehusó el permiso.

El avance hacia Bagdad de las tropas estadounidenses y británicas llevará eventualmente a un enfrentamiento entre unos 170.000 efectivos de la coalición y las cuatro brigadas especiales de las fuerzas élite de Hussein, integradas por alrededor de 30.000 miembros de la Guardia Republicana (SRG).

 

 

 

                                    ----000----