Rompen Cerco Iraquí; los

Aliados Cruzan el Eufrates

 

NASIRIYA, Irak, 25 de marzo (Reuters, ANSA, DPA y AP).- Aviones de guerra atacaron hoy a las tropas de la Guardia Republicana que defienden Bagdad, mientras en el sur los infantes de marina estadunidenses lograron, finalmente, romper la resistencia iraquí en la ciudad de Nasiriya y cruzar el río Eufrates.

Conforme el frente de batalla se aproximaba a Bagdad, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Richard Myers, comentó que ``la lucha m s difícil está por venir', mientras el Presidente Saddam Hussein exhortaba a las tribus iraquíes a combatir a las fuerzas aliadas, y el vicepresidente Taha Yassin Ramadan criticaba la falta de apoyo de otras naciones Árabes ante la invasión.

Portavoces militares dijeron en el Comando Central en Qatar que los paracaidistas norteamericanos se apoderaron durante la noche de una pista de aterrizaje en el desierto y que seis sistemas iraquíes usados para interferir los equipos de ubicación global de Estados Unidos fueron destruidos.

En el extremo sur, comandantes británicos y estadunidenses dijeron que finalmente habían sofocado la resistencia iraquí en el puerto de Umm Qasr, el único de aguas profundas de Irak, que ahora podría ser abierto a suministros para la población.

Pero, mientras la guerra para derrocar al presidente Saddam Hussein se extendía por sexto día, funcionarios iraquíes dijeron que las esperanzas de las fuerzas invasores de un victoria fácil se estaban desvaneciendo.

Oleadas de ataques a‚reos golpearon las defensas externas de Bagdad, a donde llegaban las ondas de expansión de las explosiones lejanas.

"Es un ataque verdaderamente fuerte', dijo el corresponsal de Reuters Nadim Ladki. ``Aunque las explosiones están muy lejos, están estremeciendo edificios en el centro de la ciudad".

"La división Medina está ahora bajo intenso ataque a‚reo aun cuando el mal estado del tiempo está restringiendo eso', dijo en Londres el primer ministro de Gran Bretaña, Tony Blair.

En conferencia de prensa en Qatar, el general de división Victor Renuart dijo que se planeaban un total de 1,400 misiones a‚reas el martes, concentradas en las unidades de la Guardia Republicana, pero admitió que el mal clima había afectado a las fuerzas terrestres.

"El clima ha tenido un impacto en el campo de batalla, con fuertes vientos, alguna lluvia, algunas tormentas eléctricas, y eso ha ocurrido realmente por todo el país, as¡ que no ha sido un día extraordinariamente cómodo en elyaampo de batalla', comentó Renuart.

Corresponsales de Reuters con las columnas de avanzada dijeron que asfixiantes tormentas de arena estaban reduciendo la visibilidad a cinco metros en algunos lugares y obligando a los vehículos a conducir a poca velocidad.

Una fuente de alto rango del Pentágono dijo que no podía confirmar informes de prensa estadunidenses según los cuales los dirigentes iraquíes habían trazado una ``línea roja" alrededor de Bagdad y que la Guardia Republicana había sido autorizada a usar armas químicas si las tropas norteamericanas penetraban en la zona.

Las fuerzas estadunidenses y británicas han encontrado una resistencia mayor de lo esperado en su campaña para derrocar Hussein.

"Sus sueños de una guerra corta y fácil han comenzado a evaporarse y sus esperanzas de vencer al pueblo iraquí están siendo destruidas', dijo un portavoz militar iraquí.

Los infantes de marina estadunidenses lograron cruzar finalmente el martes el río Eufrates y el Canal Saddam en la ciudad de Nasiriya, pero poco después volvieron a enfrentar problemas.

"Nos están emboscando ah¡ ahora mismo', afirmó Lew Craparotta, comandante del Tercer Batallón del Primer Regimiento de Infantería de Marina, en la carretera al norte de Nasiriya.

Los marines usaron helicópteros de ataque Cobra, armas de artillería y ametralladoras pesadas para sofocar los disparos que provenían de Nasiriya, después de que el domingo intentaron tomar sus dos importantes puentes.

Mientras el convoy de marines avanzaba hacia el norte, pasó junto a los cadáveres de al menos 30 iraquíes, aparentemente muertos en un ataque a‚reo que destruyó autobuses, camiones y autos, unos 20 kilómetros al norte de Nassiriya. Otros hombres, muchos de ellos heridos, fueron hechos prisioneros.

Con los marines ahora al otro lado del Eufrates, una columna militar separada avanzaba por la principal carretera entre Basora y Bagdad, que cruza el río al oeste de Nasiriya.

Las fuerzas británicas que combaten al sur de Basora bloquearon a unos 50 tanques iraquíes que buscaban dirigirse al sur desde la ciudad iraquí, dijo el martes un comandante de la Marina británica.

Renuart dijo que las fuerzas estadounidenses y británicas no planeaban cercar Basora, la segunda ciudad de Irak, sino atacar blancos militares allí.

En un comunicado leído en nombre del líder iraquí por la televisión, Saddam Hussein instó a los hombres de las tribus a unirse a la batalla contra las fuerzas estadounidenses y británicas, sin esperar nuevas órdenes.

"El enemigo ha violado sus tierras y ahora está violando a sus tribus y familias', dijo el Presidente.

"Llegó el día de que asuman un papel', dijo Saddam, y agregó: ``Si enfrentan (a los invasores) y les causan pérdidas, aunque sean modestas, los ver n huir, aterrados, pues son extranjeros e injustos".

"No esperen nuestras órdenes. Luchen. Cada uno de ustedes es un líder militar', señaló el comunicado, que también ofreció a los hombres tribales consejos sobre estrategia militar, animándoles a utilizar tácticas de guerrillas.

"Enfréntense a ellos en pequeños grupos, golpeen sus frentes y sus unidades de la retaguardia para paralizar el avance. Y cuando pare, atáquenlos', decía. ``Si se despliegan, déjenlos, pero si descansan en algún lugar, luchen".

Por su parte, el ministro iraquí de Información, Mohammed Saeed al-Sahaf, dijo que los ataques estadounidenses y británicos mataron a 16 iraquíes e hirieron a 95 en las últimas 24 horas. Asimismo, agregó que Irak había matado a ocho soldados invasores.

Mientras tanto, el vicepresidente Ramadan se quejó de lo que considera una falta de apoyo de los países Árabes a Bagdad en su enfrentamiento b‚lico con Estados Unidos y Gran Bretaña.

Hablando ante la prensa en Bagdad, Ramadan calificó de insuficiente la resolución aprobada en la noche del lunes en El Cairo por los cancilleres de la Liga Árabe, con excepción de Kuwait, en la que se exigió la retirada incondicional de las tropas aliadas.

En vez de aprobar tal resolución, ``¨por que‚ no detienen el flujo de crudo a estos países agresores?', se preguntó el vicepresidente iraquí.

Sugirió también que los países Árabes deberían bloquear los puertos y las rutas de abastecimiento para las fuerzas aliadas.

Además, pidió que se cierren las embajadas de Estados Unidos en los países Árabes, en vez de proteger al personal de esas misiones diplomáticas contra los manifestantes antibélicos.

 

 

--00--