Lícita Defensa Contra el Agresor: el Papa

 

 

"Respeten la Dignidad de los Combatientes"

 

 

CIUDAD DEL VATICANO, 25 de marzo (ANSA, AP, DPA y Reuters).- El Papa Juan Pablo II calificó hoy de ``lícita" la ``defensa contra el agresor" en caso de guerra y pidió respeto para la dignidad del combatiente enemigo, al tiempo que el encargado de las relaciones exteriores del Vaticano, monseñor Jean Louis Tauran, advertía que la guerra en Irak ``generar  todos los extremismos posibles, provocar  terrorismo y causar  una grande herida al diálogo entre el Islam y el cristianismo".

Por otra parte, el canciller de Arabia Saudita, Saud al-Faisal, informó que su país entregó a Estados Unidos e Irak una propuesta para poner fin a la guerra, de la cual no se ha recibido respuesta.

En un mensaje efiado a un grupo de capellanes militares que está realizando un curso en el Vaticano, el Papa reiteró su ``profunda preocupación" y su ``gran dolor" por las víctimas, las destrucciones y los sufrimientos provocados por el conflicto en Irak.

Juan Pablo II destacó que ``también en el fragor de los amargos combates es posible y, por ello obligatorio, respetar la dignidad de los militares enemigos y de las víctimas civiles".

Asimismo, señaló que ``la guerra como instrumento para resolver los conflictos entre los Estados fue rechazada, aún antes que por la Carta de las Naciones Unidas, por la conciencia de una gran parte de la humanidad".

El Pontífice citó al ``vasto movimiento contemporáneo en favor de la paz" en todo el mundo y dijo que se sentía ``reconfortado y esperanzado" porque diversas religiones luchan por la paz.

Este martes continuaron las protestas por la invasión aliada en Irak, con actos multitudinarios en Siria, Australia, Bangladesh, Malasia e Indonesia.

Por su parte, el cardenal Tauran declaró al semanario Familia Cristiana que ``esta guerra generar  todos los extremismos posibles, incluso el islámico".

Señaló que el mundo debe estar consciente de que ``provocar  terrorismo y causar  una enorme herida al diálogo entre cristianos e islámicos porque en el mundo del Islam existe la tendencia a identificar a Occidente con el cristianismo".

Aunque consideró que el hablar de una ``cruzada', como hacen algunos analistas Árabes, ``es propaganda', el prelado advirtió que ``ser  muy fácil desembocar en este camino".

Mientras tanto, en Riad, el canciller Saud al-Faisal reveló que Arabia Saudita formuló una propuesta a Estados Unidos e Irak para poner fin a la guerra, y ``estamos a la espera de una posible respuesta".

Aunque no dio detalles de dicha propuesta, el ministro saudita comentó: ``No quiero decir que fue rechazada porque no ha sido rechazada, pero tampoco hemos recibido información de que fue aceptada".

Por su parte, China dijo estar dispuesta a apoyar ``cualquier plan y sugerencia que lleve a detener la guerra, a retomar la paz y que lleve el asunto iraquí al camino de la resolución política', luego de que estados Árabes pidieron una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para que exija el fin a la invasión.

"Estamos dispuestos, junto a la comunidad internacional, a tomar todas las medidas posibles para promover un retorno del asunto iraquí al marco de la resolución política dentro de las Naciones Unidas', dijo Kong Quan, vocero de la cancillería china.

Asimismo, el Presidente de China, Hu Jintao, se manifestó ``profundamente preocupado por la catástrofe humanitaria" que podría causar el conflicto bélico.

En Nueva York, fuentes diplomáticas dijeron que el Consejo de Seguridad de la ONU podría emitir esta misma semana una ``tercera resolución sobre Irak" que ponga el acento específico en la asistencia humanitaria a la población civil como prioridad.

Esta resolución otorgaría potestad al secretario general de la ONU, Kofi Annan, para poner a disposición los medios alimenticios y de suministros previstos en el programa ``Petróleo por Alimentos" para concentrarlos en la asistencia humanitaria de la población iraquí en estos momentos de conflicto.

Mientras tanto, la directora del Fondo de Naciones Unidas para la Niñez (UNICEF), Carol Bellamy, lanzó en Ginebra un llamado a las partes en conflicto para que hagan ``cuanto puedan para proteger la vida de los niños".

En rueda de prensa, Bellamy dijo que ``la suerte de la población civil no es tomada suficientemente en consideración', y destacó que la situación es particularmente preocupante en Basora, donde los daños al sistema de suministro de agua exponen a unos 100 mil niños al riesgo de epidemias.

 

 

--00--