Falsa, la Documentación de Acusaciones Contra Irak

 

Así Fundaron Cargos EU y GB: Inspectores

 

ü       "Elaboraría un Arma Atómica en un año" si Adquiría Uranio: Dijo CIA

ü       Funcionario de la Agencia Nuclear de ONU Habló a Reuters en Anonimato

ü       "Las Cosas Comenzaron a Saltar" Cuando la Examinaron los Expertos

ü       Un Informe Estaba tan mal Hecho que Asombró a los Analistas que Pasara

ü       El Científico Francés Jacques Bautes, de OIEA, Detectó Rápido el Engaño

 

VIENA, 25 de marzo (Reuters).- Sólo unas cuantas horas y una búsqueda en Internet bastaron para que los inspectores de la ONU descubrieran que los documentos que respaldaban las acusaciones estadounidenses y británicas de que Irak había revivido su programa nuclear eran falsos, dijo un funcionario de la ONU.

Un funcionario de alto rango de la agencia nuclear de la ONU, quien vio los documentos ofrecidos como evidencia de que Irak intentó comprar 500 toneladas de uranio a Níger, dijo que uno de ellos estaba tan mal elaborado que se quedó "boquiabierto". "Cuando (expertos de la ONU) comenzaron a verlos, después de varias horas de observarlos con ojo crítico, las cosas comenzaron a saltar", dijo el funcionario, quien habló a Reuters bajo condición de anonimato.

Estados Unidos (EU) dijo inicialmente que Irak había revivido su programa nuclear el pasado otoño cuando la CIA advirtió que Bagdad "podría elaborar un arma nuclear en un año" si adquiría uranio.

El Presidente George W. Bush encontró que la prueba era suficientemente creíble para incluirla en su discurso del Estado de la Unión en enero.

El funcionarioe el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que la acusación de que Irak buscaba uranio sería la "puñalada en el corazón" de Bagdad debido a que Irak sólo podría desear uranio para usarlo en armamento.

Una vez que la OIEA obtuvo los documentos -lo que le tomó meses- el científico nuclear francés Jacques Bautes, quien encabeza la oficina de Verificación Nuclear de Irak de la ONU, detectó rápidamente que eran falsificaciones.

En particular se destacaron dos documentos falsos. El primero era una carta del presidente de Níger que se refería a su autoridad bajo la constitución de 1965. Esa constitución ha estado en desuso durante casi cuatro años, indicó el funcionario.

La carta mostró otros problemas, entre ellos, una poco afortunada falsificación de la firma del presidente. "Ni siquiera se parece un poco a la firma del presidente. No soy un experto pero cuando la vi me quedé boquiabierto", comentó la fuente.

Otra carta que hablaba de uranio, fechada en octubre del 2000, supuestamente provenía del ministro de Relaciones Exteriores de Níger y estaba firmada por un señor Alle Elhadj Habibou, quien no ha estado en el cargo desde 1989.

La carta se refería también al "Consejo Militar Supremo" de Níger del periodo previo a 1999, lo que sería como llamar a Rusia la Unión Soviética.

Luego de determinar que los documentos eran falsos, la OIEA hizo que un grupo de expertos internacionales -incluyendo británicos y estadunidenses- verificaran sus descubrimientos. El panel coincidió de manera unánime con la OIEA.

"No sabemos quién lo hizo", dijo el funcionario, y agregó que sería fácil elaborar una larga lista de grupos y estados deseosos de dañar al gobierno iraquí.

La OIEA preguntó a EUy Gran Bretaña si contaban con otra evidencia que respaldara sus reclamos contra Irak, pero la respuesta fue negativa.

El jefe de la OIAE, Mohamed ElBaradei, informó al Consejo de Seguridad de la ONU a inicios de marzo que las pruebas relacionadas con Níger eran falsas y que tres meses con 218 inspecciones en 141 sitios no habían producido evidencia o indicación plausible de que Irak tuvieran un programa nuclear.

Pero la semana pasada, el vicepresidente de EU, Dick Cheney, reiteró la posición estadounidense, y señaló que ElBaradei estaba equivocado sobre Irak.

"Sabemos que (el presidente iraquí Saddam Hussein) ha estado absolutamente dedicado a intentar adquirir armas nucleares y creemos que de hecho ha reconstituido armas nucleares", dijo.