Fox Debe Mantener a Aguilar Z. en el Consejo de Seguridad

 

Rechazo a Chantajes y Presiones: PRI y PRD

 

Por CECILIA TELLEZ CORTES

 

El Senado de la República trató, por segunda ocasión consecutiva, el conflicto armado de Irak y Estados Unidos, entre pronunciamientos para adoptar medidas tendientes a finalizar el conflicto, exhortos de los senadores del PRD para realizar una manifestación pacífica por la paz.

La intervención que más llamó la atención fue la del panista Federico Ling Altamirano, quien hizo una fuerte crítica al Presidente George Bush al señalar que "bien poco es lo que se puede esperar de un gobierno presidido por alguien con tan escasa legitimidad. Bush no alcanzó a ser elegido por el pueblo americano. Lo tuvo que nombrar la Suprema Corte para salir de un agujero legal en Estados Unidos".

Previamente, los líderes de las bancadas del PRI, Enrique Jackson, y del PRD, Jesús Ortega, manifestaron en entrevista que el Presidente Vicente Fox no debe aceptar chantajes o presiones de otros países para remover a Adolfo Aguilar Zinser como representante de México ante el Consejo de Seguridad de la ONU. De su lado, el líder de los panistas, Diego Fernández, dijo desconocer cualquier reclamación o queja por la actuación de Zinser, por lo que "cualquier decisión que tome el Presidente de la República será su responsabilidad absoluta".

En medio de descalificaciones al gobierno del Presidente George Bush, los legisladores del PRI, PAN y PRD expusieron la necesidad de fortalecer a la ONU, institución que no ha dejado ni dejará de ser el máximo organismo internacional que ha creado la humanidad para hacer efectivo el derecho internacional y de donde deberán salir las propuestas para acabar con el conflicto armado en Oriente Medio. "Procurar la paz y la seguridad internacional es el objetivo obligado al que debemos abocarnos aún en medio de la conflagración sin apartarnos, sino al contrario fortaleciendo a la Organización de las Naciones Unidas', enfatizó el senador del PRI, César Camacho Quiroz.

Durante la sesión en la vieja casona de Xicoténcatl, el senador del PAN, Federico Ling Altamirano, dijo que poca legitimidad se podía esperar de las acciones de un presidente nombrado en esas circunstancias. Y menos se podía esperar cuando observamos que ha estado rodeado por los más feroces halcones y perros de la guerra, del Pentágono y de los abusivos militares de Estados Unidos".

El político guanajuatense señaló que "estamos en peligro de dirigirnos a una guerra generalizada" por lo que, sugirió, ahora que México tendrá la oportunidad de presidir el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, puede convocar ampliamente a que se actúe en favor del fortalecimiento de la ONU y de la liquidación de "ambiciones ilegítimas y de atracos civiles, como el que estamos viendo en Irak".

"Aquí estamos dando la cara no sólo por la posición del Presidente Fox, sino por la civilización misma, por la política internacional en su mejor expresión, muy imperfecta todavía, que es la ONU, pero cuyo consejo es mucho más garantía que el juicio ante sí y por sí de un déspota autócrata como George Bush', enfatizó.

El también senador panista Javier Corral Jurado mostró su extrañeza porque en la ciudad de México, "la más poblada del mundo', no se hayan tenido las manifestaciones de repudio a la guerra como las registradas en las ciudades de otros países, como Londres, Nueva York y Barcelona. "A mí me ha extrañado que en nuestra ciudad no se hayan podido juntar más allá de 10 mil manifestantes en contra de la guerra', el rechazo a la guerra, la condena a esa guerra inmoral e injusta', agregó.

Enseguida, el senador perredista, Armando Chavarría Barrera, tomó la palabra para además de censurar la política de Bush en el Oriente Medio, proponer que el Senado de la República convoque a los ciudadanos a realizar una marcha por la paz, el próximo 28 de marzo, lo cual fue descartado por el también perredista, Raymundo Cárdenas, porque se estaba en posiciones de los partidos en torno de la guerra y no daba cabida a mayores propuestas. El tema fue llevado a la tribuna por el ex gobernador del Estado de México, senador César Camacho Quiroz, quien en una propuesta exhortó al Ejecutivo Federal a que en el seno del Consejo de Seguridad, así como en la Asamblea General de la ONU, y en los diversos foros multilaterales, México reitere su postura a favor de la paz, y de una reforma sustantiva a la ONU y del propio Consejo de Seguridad.

Al referirse a la participación de nuestro país en el Consejo de Seguridad, el priísta aseguró que en esta instancia México debe tener una oportunidad para abogar por la paz y trabajar activamente en pro de una reforma consensuada del sistema multilateral, a pesar de que mostró ser insuficiente para conjurar la acción unilateral y la vía armada.

Tanto la propuesta de Camacho Quiroz como la de Cárdenas Hernández fueron turnadas a la Comisión de Relaciones Exteriores.

En tanto, en entrevista previa a la sesión, el senador Jesús Ortega refirió que es inaceptable que se cambie a nuestro representante en la ONU, porque Aguilar Zinser está cumpliendo su responsabilidad. "Está haciendo bien su papel', dijo.

"Sería una agresión que México aceptara alguna recomendación de los norteamericanos para que cambiáramos a Zinser, y menos cuando viene el tiempo para que México asuma la presidencia del Consejo de Seguridad". Ante ello, dijo, el Congreso de la Unión debe presionar al gobierno para que no se acepte ninguna presión ni chantaje de esta naturaleza.

En su turno, el presidente del Senado, Enrique Jackson, expresó su confianza en que el Ejecutivo Federal no haga ningún cambio en la representación de México ante la ONU.

"Es una decisión que tiene que tomar el Presidente Fox" y no creo que él permita que haya intervención de otros países en asuntos que le competen sólo a la decisión soberana nuestra.

Jackson Ramírez indicó la necesidad de que México tenga a un representante allá que defienda los intereses del país, que tenga la capacidad de propiciar acuerdos. Se pronunció porque el Presidente Vicente Fox, quien tomaría una decisión en este sentido, mantenga la misma línea del Senado, que es la defensa de los intereses nacionales.

Finalmente, Diego Fernández de Cevallos mencionó que Estados Unidos no podría recomendar que se sustituya a Aguilar Zinser: "En todo caso sería el Presidente Fox cuando tuviera razón para ello, razón que yo no encuentro, motivo que yo no conozco y, por lo tanto, no puedo sugerir un cambio sencillamente porque Estados Unidos así lo quiere".