RESPETO A CONVENCIONES INTERNACIONALES: ONU

 

CIUDAD DEL VATICANO, 26 de marzo (ANSA, DPA, Reuters y AP).- El Papa Juan Pablo II dijo hoy sentir ``el corazón oprimido" por las noticias llegadas de Irak, al tiempo que el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, se manifestaba ``sumamente preocupado" por las víctimas civiles del conflicto y llamaba a ``todos los beligerantes" a respetar las convenciones internacionales en relación con civiles y prisioneros de guerra.

Por su parte, el canciller ruso, Igor Ivanov, advirtió que ``podemos esperar una próxima catástrofe humanitaria, económica y ecológica, no sólo en Irak sino en toda la región”, si continúa la ofensiva militar angloestadunidense, y ridiculizó las afirmaciones de Washington de que sus tropas estaban ``liberando" a los iraquíes.

Ante unos 13,000 fieles reunidos para la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro, el Pontífice confesó que tiene ``el corazón oprimido por las noticias que llegan del Irak en guerra, sin olvidar otros conflictos" también sangrientos en el mundo.

Visiblemente conmovido, Juan Pablo II convocó a todos los católicos a rezar el rosario para ``obtener justicia y paz en el mundo entero”, delante de una multitud de peregrinos que enarbolaban las banderas del arco iris de la paz que fueron utilizadas en todas las manifestaciones contra la guerra.

Por otra parte, el Vaticano negó haber recibido algún pedido de asilo de los cuatro diplomáticos iraquíes expulsados de Italia, desmintiendo así versiones publicadas hoy por la prensa italiana.

En Nueva York, Annan recordó a los bandos en conflicto que ``deben respetar el derecho internacional humanitario y tomar las medidas necesarias para proteger a los civiles".

A su llegada a la sede de la ONU, el secretario general citó el ataque con misiles perpetrado por tropas estadounidenses contra una zona civil en Bagdad, en el que murieron 14 civiles, y dijo que todos los beligerantes ``son los responsables del bienestar de los civiles en el área”, y ``deben respetar la Convención de Ginebra”, que estipula la protección de los prisioneros de guerra contra represalias, torturas y humillaciones.

Por su parte, la Cruz Roja Internacional anunció en Jordania que está ``inmensamente preocupada" por la situación humanitaria de Irak y lanzó su propio llamado a las partes en conflicto para que respeten los derechos de los civiles y permitan el acceso a las víctimas por parte de los equipos de asistencia.

"Estamos en contacto cotidiano con la base en Bassora y Bagdad, pero todavía no pudimos ingresar a otras ciudades, como Najaf, Karbala y Nassiriyah”, dijo a Ansa Muin Kassis, portavoz de la Cruz Roja en Amman.

Igualmente, la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional condenó en Londres a Estados Unidos y Gran Bretaña por bombardear a edificios civiles en los ataques aéreos en Irak, citando específicamente el ataque contra la sede de la televisión estatal iraquí.

La cadena televisiva local ``es un blanco civil y por ende está protegido bajo las leyes humanitarias internacionales”, declaró un vocero de Amnistía Internacional.

En Moscú, el canciller Ivanov dijo ante el Parlamento que Irak no representaba una amenaza que justificara una guerra, y aseguró que ``la democracia no es algo que pueda ser llevado (a Irak) por los Tomahawks”', en referencia a los misiles estadunidenses.

Ridiculizando los argumentos estadunidenses para lanzar la ofensiva, Ivanov dijo que ``cada vez se hace más evidente lo lejos que están de la realidad los intentos de Estados Unidos y sus aliados de presentar la acción militar contra Irak como una marcha triunfal por la liberación del pueblo iraquí y con el mínimo de víctimas y destrucción".

Irak ``está siendo completamente devastado" por la operación militar de Washington y Londres, y las expectativas de imponer un nuevo ``ordenamiento político" en el país están condenadas a convertirse en un fiasco, agregó el canciller.

Advirtió además a Washington y Londres que no hicieran afirmaciones infundadas sobre el hallazgo de arsenales de armas prohibidas en Irak para justificar su ofensiva militar.

"Si las fuerzas de la coalición afirman haber descubierto armas de exterminio (...) sólo los inspectores internacionales pueden realizar una valoración concluyente sobre el origen de esas armas”, dijo. ``No puede aceptarse otra evaluación y conclusión final".

Ivanov aclaró que mientras continúe la invasión de Irak no es oportuno ratificar, por parte de Moscú, el Tratado sobre la Reducción de Armas Nucleares que el Congreso estadounidense ya aprobó.

En tanto, continuaron las protestas antibélicas en el mundo, que hoy tuvieron como escenario Australia, Corea del Sur, Indonesia, Tailandia, Pakistán y Bangladesh.

En Sydney, grupos de estudiantes con uniforme escolar chocaron con policías antimotines, mientras en Seúl agentes forcejearon con manifestantes que escalaron los muros de la fuertemente custodiada embajada de Estados Unidos.

 

 

 

                                    ----000----