JUSTICIA, CLAMA ``EL DIVINO"; RATIFICA DENUNCIA CONTRA GOM Y EDUARDO FERNÁNDEZ

 

JAIME CONTRERAS

 

De acusado en acusador. Angel Isidoro Rodríguez ratificó esta mañana su denuncia ante la PGR en contra del gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz y del ex presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Eduardo Fernández, entre otros, por haberle infringido a la sociedad el costo brutal del rescate bancario y, por ende, de Banpaís, cuando él era el accionista mayoritario.

"Es un crimen contra la sociedad mexicana. Es una burla a la nación". Además, exige a las autoridades todo el peso de la ley por estos agravios que le infringieron hace casi una década. Demanda se le restituyan 350 millones de dólares por daño patrimonial.

Así lo externó para UN ``El Divino”, de 43 años, quien acusa en el rostro casi diez de lo que el llama persecuciones, 23 meses de cárcel en España y cuatro querellas de las que ha resultado absuelto; la última, el 28 de febrero pasado.

Tanto el gobernador del Banxico como el que fuera presidente de la CNV incurrió en una ``verdadera burla" a la nación, por haberle impuesto a ``El Divino" una serie de imputaciones, que poco más de 200 instancias judiciales y 40 jueces ``me las cancelaron todas".

Quien se ostenta como incólume -'nunca he cometido un delito en toda mi vida'-, sostiene que su denuncia, interpuesta ante la PGR, no tiene visos políticos. Sólo responde, aclara, a un sentimiento de agravio que tanto Ortiz como Fernández cometieron en su contra y de su familia. Hoy exige el encarcelamiento de estos personajes y 350 millones de dólares; es decir, 25 por ciento del valor de mercado que tenía en septiembre de 1995 el Grupo Financiero Asemex-Banpaís.

Rodríguez, quien ahora se dedica a la consultoría en el sector turístico y que ya no quiere ser banquero, revela que los hoy acusados actuaron con total discrecionalidad en el tristemente célebre Fobaproa.

"Ellos -Ortiz y Fernández- definían en cada uno de los bancos cómo se calificaban sus créditos. Cómo los apoyaban con recursos públicos y a qué tasas," sentencia.

Eran todopoderosos. Jamás explicaron a la sociedad que lo ocurrido, derivado ``de los errores de diciembre”, significó una quiebra total del país, de su aparato productivo, y no solo de los bancos.

En el caso de Banpaís, recuerda que al frente de su grupo Rodríguez pagó 3.06 veces valor en libros. Por Asemex, prominente aseguradora de entonces, cubrió 650 millones de dólares, mientras que el gobierno la remató en 120 millones de dólares. ``Esta también fue una burla a la nación”, sentenció.

 

 

 

                                    ----000----