VIA PUBLICA

 

TLCAN. En reciente seminario académico acerca del TLCAN, especialistas de nota coincidieron en una apreciación conturbadora: el Estado no ha sabido usar este instrumento.

EMPRESARIOS. También concluyeron: no sólo el Estado ha carecido de la aptitud para aprovechar el TLCAN, sino también los empresarios mexicanos.

EXPORTADORES. Acerca de éstos, los participantes en el seminario señalaron que si bien nuestros exportadores aprovechan al TLCAN, ese aprovechamiento es deficiente.

DEFICIENCIA. Amén de deficiente, esa utilización del TLCAN por nuestros exportadores es insuficiente. No generan empleos en suficiencia ni consumo en México. ¿Causales? Muchas.

POTENTES. El 80 por ciento de los exportadores mexicanos envía al mercado estadunidense bienes hechos en México, sí, pero con patente de EU.

FLACSO. Señálese que en ese seminario -organizado por la Facultad Latinoamérica de Ciencias Sociales- participaron economistas de los tres países signatarios del TLCAN.

DESAPROVECHO. Hubo, desde luego, divergencias, pero la coincidencia mayor -ya señalada párrafos atrás- conturba: el desperdicio del TLCAN. Caso en punto: el agro mexicano.

PORQUES. Por qué el Estado mexicano y nuestros empresarios no han sabido o podido aprovechar el TLC para hacer de nuestra macilenta economía una boyante?

RAZONES. Las razones las dio, dentro del seminario, David Ibarra; fuera, la explicación fue dada por la Conferencia del Episcopado Mexicano; la Iglesia católica.

IBARRA. El ex secretario de Hacienda Ibarra dijo: el modelo económico no es nuestro, sino impuesto. ``Ha dejado a muchos perdedores en el camino y a muy pocos ganadores”, afirmó.

PROYECTO. Separadamente, el alto clero dijo: ``No tenemos un proyecto de nación (...) Hay resistencia a perder privilegios (...) Alienta la corrupción y la impunidad".

ESTADO. El proyecto de nación -el de la Revolución- que dio origen al Estado moderno, fue desgastado por abusos en el ejercicio del poder. Por ineptitud. Y corrupción e impunidad.

MUERTITO. Nos quedamos sin nada. Los gobiernos de De la Madrid, Salinas y Zedillo ejercieron el poder sin un proyecto de país. Nadaron de ``a muertito". Flotando. Igual con Fox.

PLAN. Y como sus predecesores, Fox carece de un plan. Un modelo. Un proyecto de país. En condiciones así, el TLCAN no ha encendido el motor de nuestro desarrollo. Y no lo hará.

 

ffernandezp@terra.com.mx