MASACRAN A CIVILES EN IRAK

 

Las Fuerzas de Saddam

Disparan Contra dos mil

 

BAGDAD, 28 de marzo (Reuters, AP, ANSA y DPA).- Aviones de la fuerza a‚rea de Estados Unidos bombardearon hoy una oficina del gobernante Partido Baath en Irak, dejando un saldo de ocho muertos, entre ellos varios civiles, mientras en la sitiada ciudad de Basora, en el sur, fuerzas iraquíes dispararon contra unos 2,000 civiles que trataban de huir de una crisis humanitaria, obligando a algunos a regresar, según denunciaron oficiales británicos.

En tanto, un imán de Bagdad exhortó durante las plegarias del viernes a los musulmanes de todo el mundo a emprender la guerra santa contra las fuerzas invasoras, mientras el Primer Ministro británico, Tony Blair, reconocía que desplazar a Saddam Hussein del poder ser  una tarea ``dura y difícil".

Residentes del distrito de Mansour en Bagdad, relataron el ataque a‚reo aliado que destruyó alrededor del mediodía la oficina del partido gobernante iraquí y varias casas en el vecindario.

"Básicamente, convirtió la cuadra en escombros', dijo un corresponsal.

Los testigos dijeron que habían sacado ocho cadáveres de los escombros, entre ellos miembros de la milicia del Partido Baath y varios civiles.

Por su parte, el portavoz militar británico, teniente coronel Ronnie McCourt, afirmó que ``unos 2,000 civiles que trataban de salir de Basora hacia el norte y el oeste fueron atacados por paramilitares con morteros y ametralladoras".

En declaraciones en los cuarteles generales de las fuerzas invasoras en Qatar, McCourt dijo que las fuerzas británicas estaban tratando de evacuar a los heridos en los incidentes al norte y oeste de Basora.

Otro portavoz del ejército británico dijo que dos grupos de civiles habían tratado de huir. ``El primer grupo lo logró. Cuando el segundo grupo salió, los paramilitares salieron y los atacaron con morteros y fuego de ametralladoras y los forzaron a regresar al pueblo', dijo.

En lo que parecía un incidente similar, por separado, en el principal camino al sur de Basora, fuerzas iraquíes dispararon con morteros a cerca de mil civiles que esperaban para cruzar un puente, hiriendo de gravedad a una mujer, dijo a su vez un oficial británico.

En Lockwood, el principal portavoz de las fuerzas británicas en Qatar dijo que un batallón británico trató de intervenir cuando los paramilitares lanzaron su ataque.

"Eso fue presenciado por elementos de (el batallón) Black Watch (...) quienes se colocaron entre los civiles que huían y los paramilitares y comenzaron a disparar', dijo.

En Bagdad, el imán Abdel Ghafur al Qaissi aprovechó las tradicionales plegarias de los viernes para hacer ``un llamado a todos los musulmanes y a todos los Árabes, donde sea que se encuentren, para decirles que llegó la hora de la jihad (guerra santa)y que ese es el deber de todo creyente".

Con un fusil Kalashnikov descansando en el púlpito, el clérigo advirtió que ``no participar de la jihad sería desobedecer a Diosha y proclamó: ``Que Dios colme de terror los corazones de nuestros enemigos y lance contra ellos soldados invisibles".

A su vez, el Primer Ministro británico estimó que ser  ``dura y difícil" la tarea de desalojar al r‚gimen iraquí, pues, explicó, ``cuando existen una serie de servicios de seguridad reprimiendo a la población local" es difícil que un gobierno ``simplemente entregue el poder y se vaya".

En declaraciones a la emisora BBC Radio, Blair dijo que el gobierno iraquí es m s que Hussein, y que las fuerzas de ‚lite y las milicias luchar n porque no tienen futuro sin ‚l.

"Esa gente va a luchar. No tienen ningún lugar donde ir', dijo, lo cual podría complicar la lucha por Bagdad.

Blair dijo, asimismo, que desconoce si el líder iraquí está vivo, muerto, herido o ileso.

"No sabemos cu l es la situación en relación a Saddam. S¡ sabemos (...) que han grabado todas la tomas (televisivas) que han mostrado de ‚l', dijo.

Por otra parte, el ministro iraquí de Información, Mohammed Saeed a-Sahhaf, dijo en Bagdad que 75 personas murieron y 290 resultaron heridas en los ataques de ayer de las fuerzas de la coalición contra  reas civiles en diferentes partes del país.

Afirmó que los dirigentes de la coalición deberían ser tratados como criminales de guerra por sus ataques contra edificios públicos, pues los estadunidenses y los británicos hablan de esos blancos ``como si no hubiese seres humanos" en ellos.

En un recuento de víctimas desde que inició la ofensiva angloestadunidense, Al Sahhaf dijo que sólo en el sur de Irak han muerto 346 civiles y 1,495 han resultado heridos.

Mientras tanto, las autoridades iraquíes informaron que un avión estadunidense no tripulado fue derribado al oeste de Bagdad, y causó un incendio en una casa pero no dejó víctimas.

Funcionarios llevaron a los periodistas a ver el avión no tripulado, que sufrió daños y quedó parcialmente quemado, en el distrito Yihad de la capital iraquí, a pocos kilómetros del palacio presidencial Radwaniyah y el Aeropuerto Internacional Saddam.

En tanto, el portavoz del Comando Central estadunidense en Qatar, general Vincent Brooks, dijo en la Base As Sayliya que Irak podría haber dado la orden a sus tropas de utilizar armas químicas, pero admitió que las fuerzas de la coalición no tienen pruebas de que la orden se haya hecho efectiva.

"Hemos recibido indicios a través de varias fuentes e informaciones que fueron dados las primeras órdenes de que a un cierto punto pueden ser utilizadas químicas', dijo en conferencia de prensa.

 

 

---00---