Tras la Guerra, 10 Millones Clamarán por Alimentos

 

OCTAVIANO LOZANO

 

M s de diez millones de personas necesitar n ser alimentadas durante y después de la guerra en Irak, revelan los planes de contingencia, dados a conocer por el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, Kenzo Oshima. Los planes no se basan sobre el peor de los escenarios, sino ``sobre uno medio', afirmó el funcionaria, de acuerdo a información difundida por la Organización de las Naciones Unidas.
El secretario general adjunto no quiso dar cifras sobre las proyecciones que maneja la organización de muertos y heridos, ni sobre el costo económico que puede tener la guerra para Irak, porque según ‚la ``la ONU no está para predecir víctimas, sino para ayudarlas".

Pero sí indicó que los refugiados pueden ser ``entre 600 mil y 1.5 millones', y los desplazados por el eventual conflicto pueden alcanzar las 900 mil personas.

A esta cifra habría que agregar los 1.1 millones de desplazados que existen en Irak.

Además, hasta 50 por ciento de la población, es decir, unos doce o trece millones de personas, pueden quedarse sin agua potable, lo que puede disparar las enfermedades infecciosas y la malnutrición.

Oshima destacó que existe una ``gran preocupación" entre los responsables humanitarios de la ONU acerca de una guerra en Irak, ya que ``la población es muy vulnerable en este momento', tras doce años de sanciones.

Recordó que un millón de niños menores de cinco años están mal nutridos, aunque no reconoció como una cifra de la ONU los datos que indican que 30 por ciento de ellos podría morir en las primeras semanas de los bombardeos que puedan efectuar Estados Unidos y sus aliados.

También destacó que cinco millones de personas no tienen acceso al agua potable y que las reservas de comida en los hogares llegan sólo para seis semanas en el mejor de los casos.

Oshima, que destacó que es difícil de predecir cuáles serán las consecuencias, resaltó que estos planes se han preparado ``por prudencia', pero no porque ``el secretario general de la ONU, Kofi Annan, estime que la guerra es inevitable".

Explicó que las cifras que había facilitado se basan en unos planes ``medios', ya que la organización ha sopesado desde el ``peor" de los escenarios hasta uno m s suave.

El secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios reconoció que la ONU no se ha puesto aún en contacto con EU para una posible coordinación humanitaria, aunque recordó que los países en conflicto tienen la obligación de cumplir una serie de leyes humanitarias internacionales.

Oshima recordó que bajo la IV Convención de Ginebra, el poder ocupante tiene la obligación de que ``la vida sea normal" en el territorio ocupado y destacó también que ``si se va a ocupar Irak, el poder ocupante tiene que suministrar comida y medicina a la población".

Ante ese panorama, Oshima anunció que el llamamiento de 37.4 millones de dólares que antes se había hecho para tener preparadas a las agencias humanitarias de la ONU ser  elevado en los próximos días a los 120 millones de dólares.

 

 

---00--