VIA PUBLICA

 

ZINSER. El embajador de Fox en la ONU, Aguilar Zinser, hizo ayer en el Consejo de Seguridad, un alarde de virtuosismo como cirquero. Es decir, maromero.

BAILE. Bailó, pues, nuestro representante diplomático al son que le tocó John D. Negroponte, el embajador de EU en la ONU, hombre conocido en México por su injerencismo siniestro.

GUERRA. Nuestro embajador, atendiendo instrucciones de sus jefes -Fox y Derbez-, lamentó el sufrimiento del pueblo iraquí ante la guerra de agresión y rapiña de EU.

LAMENTO. Y tras el lamento, urgió a la ONU a promover cuanto antes la dispensa de ayuda humanitaria de emergencia para los iraquíes.

PALABRA. Hasta ahí bien. Pero no hubo una sola palabra de ­Alto a la Guerra! o ­Váyanse de Irak o un ``Yankee, go home!', para que cese el sufrimiento iraquí.

CONDENA. Tampoco hubo del embajador mexicano una sola palabra de condena a la agresión de EU en agravio de Irak. No hizo denuncia alguna de esa guerra.

EXECRABLE. Ello pudiere indicarnos que para el gobierno de México esa guerra no es execrable. No merece ser condenada ni denunciada como ilegal.

ILEGALIDAD. Esa guerra, como sábese, es una acción unilateral emprendida por EU, pese a que la ONU no le autorizó hacerla. Es ilegal, violenta el derecho internacional.

COMPLICE. Al no condenar esa acción ilegal, México se convierte en cómplice implícito de EU. Por omisión. Pero cómplice al fin.

HISTORIA. La historia no absolver  al gobierno mexicano actual; lo condenar . Los mexicanos, con su oposición pública a la guerra, dieron ya su veredicto.

PETROLEO. Lo m s que pudo hacer nuestro embajador es señalar que la ONU debe promover, como prioridad, que el petróleo de Irak sea aprovechado por los propios iraquíes.

BOTIN. Pero ese señalamiento, ya sabemos, se quedar  allí. EU le hace la guerra a Irak para alzarse con el botín petrolero. Esto no ser  aprovechado por los iraquíes.

PROPUESTA. México debe, primero, condenar la guerra de agresión y de despojo como las que sufrimos varias veces en nuestra historia.

CESE. Y, luego, exigir el cese inmediato de la invasión y ocupación militar a Irak, y la salida, cuanto antes, de tropas estadunidenses y británicas de territorio iraquí.

POSICION. Esa es la posición de los mexicanos, congruente con nuestra historia y principios. No adoptar esa posición mengua a nuestro gobierno. Lo hace culpable. Y Lacayo.

ffernandezp@terra.com.mx.

 

 

---00---