ATACARAN HOMBRES-BOMBA

 

Ø       Niegan Autoridades de Irak uso de Armas Químicas.

Ø       La Coalición, Copada en el Aeropuerto de Bagdad"

Ø       Lucha Será con Mercenarios y Medios no Convencionales

 

BAGDAD, 4 de abril (DPA, ANSA, Reuters y AP).- Irak amenazó hoy con lanzar ataques suicidas durante la noche contra las tropas estadunidenses que tomaron el aeropuerto de Bagdad, aunque negó que vaya a ser con armas químicas, luego de que soldados aliados hallaran en dos sitios distintos miles de cajas de tubos de ensayo con un polvo inicialmente no identificado y un líquido utilizado como antídoto contra gas neurotóxico, lo que hizo suponer el inminente uso de armamento de destrucción masiva.

Por otra parte, un retén de la coalición aliada en el suroeste de Irak fue blanco de un nuevo ataque suicida, en el que murieron tres soldados, una mujer embarazada y el conductor de un vehículo cargado de explosivos.

El ministro iraquí de Información, Mohammed Said el Sahaf, dijo que las fuerzas de la coalición que se encuentran en el aeropuerto de Bagdad están completamente rodeadas, y advirtió que, ``en nuestra opinión, será difícil para cualquiera de ellos salir con vida. Lo mejor es que se rindan pronto".

En su habitual rueda de prensa, Sahaf aseguró que el contraataque no tiene que ser realizado necesariamente por militares iraquíes. ``La única forma de tratar a estos mercenarios es combatirlos en la oscuridad y con medios no convencionales”, aseguró.

Cuando se le preguntó si Irak usaría armas químicas o biológicas, Sahaf dijo: ``No, absolutamente no. Pero conduciremos una especie de operaciones de martirio".

Poco antes, fuentes militares estadunidenses dijeron que las tropas encontraron en un centro industrial al sur de Bagdad miles de cajas que contenían un polvo blanco, antídotos contra agentes neurotóxicos y documentos en árabe sobre cómo librar una guerra química.

Luego de la alarma inicial, el general Vincent Brooks, del Centro de Comando de las fuerzas aliadas en Qatar, dijo que se trataba de un laboratorio y no de una fábrica de armas, mientras que otro alto funcionario en Washington informó que después de los primeros exámenes se determinó que el polvo hallado es una sustancia explosiva y no un compuesto para armas químicas.

El funcionario en Washington señaló que en el lugar, ya visitado por los inspectores de la ONU para el desarme, continúan de todos modos las búsquedas de eventuales armas de destrucción masiva.

En otro sitio, al sudoeste de la capital iraquí, las tropas norteamericanas encontraron otros tubos con un polvo y un líquido similares, y manuales de guerra química.

Entre estos tubos había uno con la leyenda ``tabun”, un agente neurotóxico usado tal vez por los iraquíes en la guerra contra Irán, en los años 80. La pequeña cantidad hallada, según el general Brooks, sugiere que el sitio tenía fines de adiestramiento.

Por otra parte, Brooks informó que un automóvil cargado de explosivos estalló cerca de un puesto de control de la coalición en Irak, y mató a tres soldados, una mujer embarazada y el conductor del vehículo.

"Esas no son acciones militares”, dijo el oficial. ``Son acciones terroristas".

El incidente ocurrió la noche del jueves a unos 18 kilómetros al suroeste del dique de Haditha. El lugar se encuentra al noroeste de Bagdad y a unos 130 kilómetros al este de la frontera siria.

"Una mujer embarazada salió del vehículo y comenzó a gritar atemorizada”, dijo el Comando Central en una declaración. ``En ese momento el vehículo civil estalló y mató a tres miembros de la fuerza de coalición, que se acercaban al auto, e hirió a otros dos". La mujer y el chofer también perecieron, agregó.

Jim Wilkinson, vocero del Comando Central de Estados Unidos, dijo que el incidente demuestra que el liderato iraquí apela a medidas desesperadas para mantenerse en el poder.

"Mientras más se desespera el régimen, más desesperadas son sus tácticas. Este es sólo el último ejemplo trágico”, agregó Wilkinson.

En un mensaje leído hoy por el ministro de Información, Saddam Hussein instó a la población a defender Bagdad, y prometió derrotar a las fuerzas invasoras.

"Estamos dispuestos, si Dios quiere, a derrotarlos y destruirlos en los muros de nuestra capital, tal como estamos decididos a destruir sus despreciables ejércitos y derrotarlos en cada sitio de la tierra islámica', señaló el comunicado, el segundo en dos días.

Al indicar que ``cuando la capital resiste, los agresores se retiran derrotados”', Saddam señaló que la batalla por Bagdad decidirá el curso de la guerra con Estados Unidos y con Gran Bretaña.

El general Brooks aseguró que unidades especiales de la Guardia Republicana leales al Presidente iraquí aún operan alrededor de Bagdad, aunque los fuertes bombardeos estadunidenses inutilizaron para operaciones aéreas la pista al aeropuerto internacional.

"Hace más de una semana hicimos una esfuerzo para asegurar que (la pista) no pueda ser usada para el despegue de cualquier líder del régimen que quiera escapar del país, por eso hicimos que la pista quedara inutilizable para las operaciones aéreas”, dijo en un encuentro con la prensa.

Un corresponsal de la cadena británica BBC dijo que la capital iraquí se encuentra ``prácticamente cercada" por las tropas de Estados Unidos, por lo que es casi imposible entrar o salir por las grandes vías de acceso de la ciudad en contra de la voluntad de las unidades de la coalición.

En la ciudad se restableció el suministro de agua potable, pero no así el servicio de electricidad, interrumpido desde los ataques aéreos de la noche del jueves.

El gobierno iraquí ordenó hoy a todos los ciudadanos de Bagdad que poseen generadores que los enciendan, para iluminar la ciudad cuando no hay energía eléctrica.

 

 

 

                                               ----000----