MENOS CRECIMIENTO ECONÓMICO Y MÁS DESEMPLEO TRAS LA GUERRA, AUGURA GOM

 

 

JAIME CONTRERAS, enviado

 

MERIDA, Yuc., 4 de abril.- Estos son ya los principales resultados de la desaceleración global que se multiplicarán con los efectos posbélicos: menor ritmo de crecimiento de nuestra economía, una caída del empleo formal y ``un virtual estancamiento de las exportaciones".

Así lo anticipó este mediodía el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, quien advirtió que si queremos reactivar el mercado doméstico y estar más fuertes para encarar esta problemática, hay que elevar, ya, la competitividad del país centrándonos en tres reformas clave, a saber: la fiscal, la del sector energético y la laboral.

Ante la comunidad bancaria, en el marco de la LXVI convención, el responsable de la política monetaria fue claro al enfatizar que hoy está más incierta que nunca la perspectiva de recuperación de la economía mundial.

Y esto obedece, dijo a los banqueros, por el agravamiento de la desconfianza de los agentes motivada por la guerra en Irak; hay un fuerte temor de nuevos ataques terroristas; se tiene una fuerte incertidumbre sobre el nivel y la volatilidad de los petroprecios; y hay un disparo de la ``aversión al riesgo" en los mercados financieros internacionales.

Ortiz Martínez indicó que en el caso de México se ha venido registrando una baja en nuestros índices de competitividad no porque el país no haya progresado, ``sino porque otros lo han hecho a un ritmo más rápido" como el caso de China.

Si bien nuestra economía es más fuerte y resistente frente a los embates del exterior, Ortiz Martínez fue claro al estipular que no debemos atemorizarnos ante la competencia de otros países, sino esforzarnos para hacer más competitivo el nuestro.

Urgen esas transformaciones en el campo tributario, en el de energía eléctrica y en el laboral, pero hay que hacerlo con decisión y sin demora ``alejándonos de reclamos regresivos que sólo retrasan nuestra inserción estratégica en el siglo XXI.

Finalmente, el gobernador del Banxico puntualizó que ya desde ahora se anticipa un elevado déficit de la cuenta corriente de Estados Unidos, así como una baja tasa de su ahorro doméstico, lo que aunado a falta de reformas estructurales en Europa y Japón, nosotros tenemos que hacer nuestra tarea y hacer realidad esas reformas, antes de que sea demasiado tarde.

 

 

 

 

                                   ----000----